Un blog que busca la inclusión y la normalización de niños con Síndrome de Down


Esta semana hemos celebrado el Día Mundial de las personas con Síndrome de Down. Una jornada para sensibilizar y sobre todo para “normalizar”. Coincidiendo con este día, conocimos la existencia de un blog que ha nacido con la idea de ayudar a familias que esperan la llegada de un niño con este síndrome e incluso para compartir experiencias.

La redacción de TUMINIYO se puso en contacto  con Carmen María, una de las personas impulsoras de este blog.

Carmen María, docente de profesión, es madre de César, un bebé con Síndrome de Down de algo más de un año.  Como en cualquier familia, la noticia de que su hijo venía al mundo con un cromosoma de más cayó como un jarro de agua fría.  “Nos enteramos cuando nació. Al principio lo pasamos muy mal, fue una pesadilla,  y una pediatra nos puso en contacto con otras familias”.

De Whatsapp al blog

Ese grupo de madres creó un grupo de Whatsapp para intercambiar experiencias, consejos y vivencias. “Nos ha servido para darnos cuenta de que no es camino de rosas, pero tampoco lo es de espinas. Es un tema que desconocíamos y queda mucho por aprender”, nos explicaba Carmen.

En la red social van acogiendo a todas las madres que tienen niños con Síndrome de Down.  Tal es la buena acogida de este grupo de “ayuda”, que decidieron dar un paso más y crear un blog.  “Lo hemos creado por ayudarnos a nosotras mismas, por ayudar a otras familias que pueden estar pasando por lo que nosotras pasamos hace unos meses y porque creemos que es paso hacia la inclusión”, afirma Carmen. “Queremos que la gente vea que nuestras vidas son tan normales como las de los demás”.

Por cierto, con motivo del Día Mundial, han sacado a la luz un vídeo que ahora compartimos con vosotros.



El poco tiempo que lleva colgado el blog está teniendo mucha aceptación. Son muchos los comentarios positivos que los usuarios escriben en él y muchas las asociaciones que han compartido su enlace. Y lo mejor de todo, ¡es que esto no ha hecho nada más que empezar!

Una experiencia personal

Tal y como nos contó Carmen María, al principio, la noticia de que su hijo venía al mundo con un cromosoma de más fue una pesadilla. Pensó que su vida había acabado, que ya no podía salir, que le había destrozado la vida a su otro hijo dándole un hermano que “ni siquiera iba a ser su hermano”.  La situación la describe como “un bloqueo mental tremendo”. Afortunadamente, conocer otros casos le ayudaron a descubrir que había un camino que recorrer y el tiempo le han ayudado a olvidar la discapacidad de su hijo y solo ver sus capacidades.

“¡Ahora estoy repleta, orgullos, radiante! Tenemos que reflexionar y pensar que estas personas tienen los mismos derechos que cualquier otra persona”. Así terminó nuestro encuentro con Carmen. Así y con una petición suya para que todos los seguidores de TUMINIYO lo sean también de www.masquedown.com




.


¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: