Un tercio de los padres españoles deja a sus hijos beber alcohol durante las vacaciones


Hoy en día se hacen estudios de todo y para todo. En nuestra web nos hacemos eco de los más interesantes y, sobre todo, de los que tienen que ver con nuestros hijos e hijas. Los resultados de alguno nos deja perplejos. Este del que os hablamos a continuación es uno de ellos.

El buscador de vuelos y hoteles www.jetcost.es ha hecho público un estudio cuyos datos son más que preocupantes. Atención:  “Uno de cada tres padres españoles deja beber alcohol a sus hijos menores durante las vacaciones”. ¿Es o no para preocuparse?

En vacaciones nos volvemos permisivos

Está claro que en tiempo de vacaciones padres y madres nos relajamos. Nos volvemos más permisivos con determinadas situaciones. Por ejemplo, les dejamos ir a la cama más tarde, les permitimos más caprichos que durante el curso , etc…  ¡Pero lo de dejarles beber alcohol….!

El estudio, que buscaba conocer nuestros hábitos durante las vacaciones, señala que el 77% de los padres encuestados relajan un poco las normas que sus hijos tienen para el resto del año. La mayoría de los encuestados argumentaban que en vacaciones los niños merecen disfrutar un poco más de la vida o que si los niños están entretenidos no molestan.

El estudio profundiza algo más y arrojan otros datos sobre lo que permitimos a los niños durante el descanso estival. ¡Atentos! ormalmente en casa se les pidió que dijeran qué normas no cumplían sus hijos durante las vacaciones, siendo estas las respuestas más comunes:

Acostarse más tarde de la hora a la que habitualmente lo hacen (90%).
Jugar o pasear fuera de nuestra vista con desconocidos (otros niños y sus familias) 67%.
Comer lo que quieran y cuando quieran (56%).
Gastar su dinero o la paga como quieran, sin decirles que no deberían comprar ciertas cosas (48%).
Beber bebidas alcohólicas (35%).

“Una vez al año no hace daño”

Los papás y mamás que contestaron que dejaban a sus hijos beber alcohol durante las vacaciones, dejaron más datos interesantes a la vez que preocupantes.

Por ejemplo, que la edad media a la que se puede dejar beber a un niño es 10 años. ¡Una barbaridad!

El mismo estudio señala que  el 30% de los padres permitían a sus hijos beber sangría o tinto de verano. El 27%, cerveza. Sólo el 3% de los encuestados admitió que dejaron beber a sus hijos algo considerado más fuerte, como copas. En todos los casos, los progenitores usaban el mismo argumento: “por una vez que lo hagan no pasa nada”.



Afortunadamente, para la mayoría de los padres y madres, el acercamiento de nuestros hijos al alcohol es un problema. El consumo de bebidas alcohólicas supone grandes riesgos para nuestros hijos. Es algo muy serio, y no debemos bajar la guardia ni siquiera en vacaciones.




.


¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:

Relacionado

En más de una ocasión he hablado sobre la importancia de hacer deporte en la infancia. He hablado sobre los beneficios del deporte sobre la salud física y mental de los niños, y de los valores que se pueden inculcar a los más pequeños practicando alguna disciplina deportiva, sea cual sea: baloncesto, fútbol, tenis, ballet, patinaje, esquíLos padres tenemos un papel fundamental para que nuestros hi ...

He notado que el papel y las responsabilidades de los padres ha ido cambiando con el tiempo.Desde nuestros abuelos, nuestros padres y nosotros como padres ha habido muchos cambios sociales lo que ha llevado que la forma de crianza sea diferente.Pienso en las cosas que hice cuando era niña y cuando fui adolescente y las comparo con las cosas que les permito a mis hijas hacer y lo que otros padres p ...

La llegada de las vacaciones lleva asociado un aumento de las visitas a terapia de coaching familiar con temas comunes y recurrentes propios de esta época.  Son muchos los padres que acuden en estas fechas para tratar de salvar los conflictos principales que surgen con los más pequeños de la casa.Conflictos entre padres e hijosEl principal problema que los padres manifiestan, es la fórmula de educ ...