Blog de fátima Idea guardada 2 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

El aspecto del recién nacido


Imagen 0


El momento más especial en la vida de una mujer es aquel en el que termina el trabajo de parto y el bebé por fin se encuentra entre sus brazos. En ese momento, podemos ver su carita, aunque no siempre es como habíamos pensado, la mayoría de los recién nacidos no tienen ese aspecto sonrosado y redondo de las revistas, probablemente este hinchado y con la piel muy arrugada.

Es importante saber cómo es el aspecto de los recién nacidos para evitar sentir preocupación nada más ver al bebé. Por ejemplo, hasta que pasen unos días, tu pequeño tendrá la piel arrugada e incluso unos puntitos blancos en la cara que desaparecerán a lo largo de los días. Su cabeza, por otro lado, puede estar mucho más alargada si el proceso de nacimiento ha utilizado fórceps. También puede tener fontanelas, que son espacios blandos en el cráneo del recién nacido porque sus huesos no están totalmente unidos.

En cuanto a sus ojos, los primeros días puede que estén bastante hinchados. El color de los ojos estará ya definido, aunque no se podrá apreciar definitivamente hasta cinco o seis meses después. Por eso es totalmente normal que nazca con los ojos oscuros y con el tiempo se vuelvan claros, o viceversa. Por último suele sorprender bastante el vello del recién nacido. A veces, los bebés nacen sin un solo pelo, pero, en otras ocasiones, los bebés nacen con pelo en la espalda, hombros o las orejas. Este pelo suele ser muy fino y desaparece a lo largo de las semanas.

A pesar de todo esto, os aseguro que la primera vez que veáis a vuestro bebé os parecerá el más precioso. Sin duda es un momento tan especial en la vida. Además, una vez que pasen las primeras semanas, tu bebé adoptará el aspecto sonrosado y de piel suave que tanto esperábamos.

¿Recuerdas la primera vez que viste a tu bebé?

Imagen: SCA Svenska Cellulosa/flickr

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

Nuestras Vivencias amor baño ...

Cuidando a un Recién Nacido

Siempre le he tenido miedo a los bebés recién nacidos, es que son tan frágiles que sentía que si los agarraba muy duro se podían partir; así que como se podrán imaginar no tenía mucha experiencia cuidándolos. Cuando llegamos a casa con nuestro hermoso pero recién nacido bebé,estaba vuelta un manojo de nervios. Quería regresarme a vivir al hospital donde sabía que nada le podía pasar, porque allá h ...

Madresfera

Aspecto de los recién nacidos

¿Por qué dedicar un post al aspecto de los recién nacidos al llegar al mundo? Quizá porque es algo más importante de lo que parece, por la sencilla razón de que las películas y las series nos han presentado una imagen de los recién nacidos que no es nada realista. ¿Quién no ha visto un parto en una película o en el capítulo de una serie donde el aspecto del recién nacido es el de un bebé limpito, ...

Embarazo Maternidad Imprimibles ...

Visitando al recién nacido + Imprimible

Cuando damos a luz, especialmente cuando es nuestro primer bebé, no sabemos qué vamos a sentir, cómo va a actuar nuestro recién nacido, ni cómo se van a comportar las personas que nos rodean. Las visitas en la clínica o en la casa, al recién nacido, son gratificantes, pero hay algunos detalles que pueden molestar a mamá y bebé,  que están cansados, que prefieren dormir y que quizás no pueden atend ...

Blog Bandolera portabebé ...

Cómo utilizar una bandolera con recién nacidos – Tour de Coton

Las bandoleras con anillas son una herramienta sencilla de utilizar con una vida útil muy larga ya que se pueden usar con bebés recién nacidos y hasta que ya son niños mayores. Por supuesto dependiendo de la edad y costumbres de los bebés, la forma de utilizarlas pueden ser algo diferentes, pero la base es la misma. Guiándonos siempre de la lógica, es recomendable portear de manera progresiva, par ...

7 señales de que tu bebé tiene cólicos y por eso llora sin control

Cuando los bebés lloran —especialmente si son recién nacidos— no hay muchas opciones: o tienen hambre, o necesitan un cambio de pañal, o tienen frío (o calor).   Si ya tienes todo bajo control y aún así tu pequeño no deja de llorar, entonces se siente mal y podrían ser cólicos.   Pero, ¿cómo saber si mi bebé tiene cólicos?   Primero, calma porque son súper comunes. Se calcula que 4 de cada 10 bebé ...