El hijo de la “otra” o del otro


Tu esposo(a), el padre  o la madre de tu hijo, se enamoró de otra(o). Sufriste mucho, el matrimonio se acabó. El por supuesto se fue a vivir con esa otra y para colmo tiene un hijo también con ella (él).
Sobrellevas el dolor, en el mejor de los casos buscas apoyo terapéutico, creces. Cambias, te vuelves a enamorar y te das cuenta que lo que queda por delante es esperanza.
Tu hijo tiene un(a) hermano(a), y lo primero que debes concientizar es que esa criatura es inocente.
¿Cómo sobrellevar la situación sin dejar a un lado los aspectos éticos?  Hacer una fiesta, criar en tribu ¿Cómo si nada?  Tienes el temor de que si excluyes, tu hijo sufra, y si incluyes, como si nada hubiese pasado,  se grabe el mensaje: mentir como que no es tan malo.
El apoyo emocional es invalorable. Buscar las herramientas para hablar con la verdad sin juicios ni malas intenciones, ni rabias y dolores es muy sanador.
“Suceden cosas, hay cambios en la vida, que pueden gustarnos o no. Papá y mamá son felices por ser tus padres pero como pareja no éramos tan felices y es nuestra responsabilidad. Tú, eres inocente. Papá tiene una nueva pareja y ahora tienes un hermano(a)”
Para poder decir esto tienes que estar preparada(o). Si aún tienes rabia, tu hijo(a) lo va a percibir. “Si mamá o a papá le duele, no es tan bueno ese hermano ni esa madrastra”. Puede sentir culpa por sentirse amado por “la otra”, por ser feliz cuando pasa unos días con ellos.   Es esencial el tratamiento, el conectarte a tus fortalezas, liberar tus angustias, temores y molestias antes de dar el paso de incluirte en la escena.
Cuando pasen las molestias, ya no será el hijo del otro o de la otra. Será su hermano(a) simplemente.
Fuiste la primera o el primero en la vida de tu pareja. Y esa otra es la segunda en órdenes del amor. Ella no hubiese estado sin ti y tu no hubieses rehecho tu vida sin ella. Se trata de incluir, honrar, comprender que hay algo más grande que lo mueve todo. Y que el Amor sana cualquier herida.
Mirar, liberar, asentir, integrar, sanar.  Abrir tu corazón.  Cuando sueltas y liberas, te perdonas, perdonas a los otros y puedes modelar conductas coherentes.
Es importante que sepas que esto no se logra de un día para otro. Dar un paso sin haber hecho consciente tus dolores, tus rabias y pretender que la herida cicatrizó no es aconsejable porque cualquier tropiezo la activará y puedes iniciar una guerra muy desgastante para todos. Es posible que con todas tus mejores intenciones ocurra y como la vida continúa sin que logremos tanta perfección, te veas en esta situación.  Que estés alerta y puedas mirarlo en ti y hacer las correcciones necesarias es siempre la salida.
Ten a tu propio niñita o niñito herido interno en resguardo y en el lugar adecuado. Revisa desde que energía estás actuando. El adulto se hace responsable de sus molestias, el niñito enojado va a patalear, a gritar y no va a procurar una crianza feliz con el hijo de la “otra” o el hijo del “otro”.
Una dosis de “ubicación” es otro ingrediente. No son una familia como las que dicta la sociedad. Son lo que en países como Brasil los expertos llaman familias reconstruídas.  Reconstruídas, en combo, como quieras llamar, esta es tu familia y todos pertenecen. No harán los almuerzos de los domingos juntos, ni irán codo a codo , pero si alivianas tu energía, tu hijo sentirá una brisa fresca en su alma. Ya no habrá guerra, solo una familia diferente, pero feliz.



The post El hijo de la “otra” o del otro appeared first on Elefantes y ratones.


¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:

Relacionado

Si tienes un peque y estás pensando en darle un hermanito, esto te interesa.Lo primero de todo es decir que no pasa nada por ser hijo único. Olvídate de que va a estar malcriado y será caprichoso por ser único porque hoy en día la mayoría y especialmente los míos, que nadie se lo tome a mal, están malcriados. ¿O no tienen un montón de juguetes con los que no juegan y antes de que abran la boca par ...

Si te resulta un poco incómodo hablar sobre el sexo con tu hijo, es importante que seas la primera persona que aborde el tema lo antes posible, por la razón que dicha responsabilidad le corresponde únicamente a los padres, es un tema que se puede explicar poco a poco, teniendo en cuenta la edad y las necesidades del niño. El hablar sobre el sexo con tu hijo, le brindara una sana guía y en la medi ...

¿Tienes un adolescente en casa y no sabes qué hacer ya para mantener una buena relación?Si te parece algo imposible de conseguir no puedes perderte el vídeo que he preparado esta semana para ti.Donde te ayudo a entender qué pasa en esta etapa de la vida. Además te explico qué necesitan tus hijos en este momento evolutivo y cómo puedes ayudarles para mantener la armonía familiar.En definitiva en el ...

Tú y yo hermanos es la segunda parte de “Tú y yo. El cuento más bonito del mundo” ambos escritos por Eliseda Roca, ilustrados por Guridi y publicados por Combel Editorial. Un álbum ilustrado en el que se tratan los conflictos, los celos, las peleas y otras muchas cosas agradables y positivas que comparten dos hermanos que bien podrían representar a tus dos hijos.Índice de contenidosBreve reseña ed ...

Cómo evitar la sobreprotección en tu hijo? En gran parte, el desarrollo emocional del niño está relacionado con el afecto y la atención que le muestren sus padres desde pequeño. Pero un exceso de protección puede perjudicarle, por lo que es necesario evitar las sobreprotección de tu hijo . El objetivo para los padres debe ser ayudar a su hijo a ser autónomo, a conocer el mundo y el entorno que l ...

Mi nombre es Ivonne Téllez soy asesora en educación financiera y muy apasionada por este tipo de productos, mi mami se llama Magali, y me ayudó a pensar mucho en cómo responder a tus dudas, ella tiene máster en maternidad jejeje, solo tiene 40 años y ya nos tiene a nosotros grandotes, ¡te podrás imaginar el papelón que se hizo cuando mi hermano que es menor que yo 2 años también entró a la univers ...

¡Qué tú también llores! Y lloren los dos juntos.Más aún si tu hijo en cuestión está ya en primero de primaria, si cuando lloras tu nariz se pone rojísima y tus ojos también y, para rematarla, tu esposo te mira con cara de: Dios mío, ya va a empezar otra vez a llorar la Magdalena. Esta semana empezaron el colegio muchos niños y niñas del país y entre ellos mis dos hijos mayores. El mayor primero de ...

¿Porqué será que la adolescencia nos llega a dar tanto miedo y preocupación?¿Habremos visto demasiado hermano mayor?En el vídeo de hoy comparto lo que a mi entender son aspectos vitales y importantísimos a conocer y entender cuando tenemos hijos apunto de entrar en la adolescencia o que ya lo están.Y así poder vivir esta etapa con ilusión y disfrute, pero sobre todo sin miedo. Recuerda guardar est ...