comunidades

Cómo decorar con mapas el cuarto de los niños


Hace tiempo que me apetece hablar de esta idea decorativa tan original. Aunque la he visto sobre todo, en casas donde viven adultos, concretamente, gente joven (parejas, amigos compartiendo piso...) creo que puede adaptarse a todo tipo de hogares y de familias. Decorar con mapas  es cuarto de lo más pequeños los ayuda a conocer el mundo ya que siempre están viendo las paredes de su cuarto. Fijaos.

Lo que en decoración muchos denominan como estilo étnico urbano, comprende, entre muchos otros elementos. Decorar con mapas va mucho mas allá de lo que nosotros imaginamos.  Podemos integrar los mapas y cuadros que evocan a viajes y a lugares donde los habitantes de la casa sueñan con viajar o descubrir.

El estilo de decorar con mapas resulta de lo más inspiradora, y es ideal para los ambientes modernos, diáfanos, que mezclan texturas y tendencias decorativas bajo una misma premisa: la armonía. ¿Quién dijo que lo ecléctico no podía aplicarse a los ambientes infantiles? Lejos del universo del color rosa y el azul, y de los apuntes más clásicos en las habitaciones de los peques, os propongo descubrir nuevas estancias que harán que los reyes de la casa sueñen con viajar lejos, desde que prácticamente nacen.

Un lugar que se convertirá en el futuro escritorio del niño, donde podemos colocar un cuadro así de colorido, y a su lado, en la pared, pequeñas fichas que conforman un mapa mundi....

Imagen 0


¿Qué deseáis ir un poco más allá? Pues fijaos como desde el siempre inspirador Aparthment Therapy nos proponen un mapa gigante pegadito a la cuna del bebé. A priori, puede parecer muy brusco el contraste con los colores suaves de la estancia, pero queda perfecto precisamente por utilizar el blanco en los muebles.

Imagen 1


El típico pupitre para hacer los deberes se reinventa gracias a este mapa con el que tu hijo se inspirará y en el que aprenderá jugando a adivinar las capitales.

Imagen 2


Recurriendo a la tendencia vintage, optamos por un mapa mundi físico, que juega con los mismos colores que la cama de vuestro peque: beige, blanco y azul claro. 

Imagen 3


Si sois perfeccionistas y os gusta tenerlo todo enmarcado, siempre podéis recurrir a este método antes de decorar las paredes con mapas.  Fijaos cómo casi, siempre, aparecen los mismos colores, azul claro, marron claro y beige. 

Imagen 4


Pero los mapas no sólo están relegados a la pared. Siempre podéis buscar otras formas más dinámicas y originales todavía. Como estos corazones o farolillos

Imagen 5


Imagen 6


¿Qué os parece esta forma de decorar? 

Fuentes de las fotografías:

Foto1: Delikatissen
Fotos 2 y 3 . Apartmentherapy / Roberta Eaton
Fotos 4,  6 y 7:  Monicadiagoarquitecta , Via: Etsy (Elisabetht s) y  Delikatissen
Foto 5: Marie Clare maison, del libro: Chambes d'enfants, Marie Pierre Dubois, Editions Massin.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos