comunidades

Decorar con personalidad no significa tener un elevado presupuesto

En ocasiones los muebles pueden tener un acabado perfecto pero aburrido y convencional. Hay veces en que un sencillo mueble antiguo puede sacar a relucir una verdadera obra de arte que de personalidad a todo un cuarto. 

Si tenéis idea de restaurar algún mueble sencillo, como una pequeña cómoda, silla o mesita para la habitación infantil, aplicad primero una capa de imprimación en el mueble. Podéis escoger acabados muy brillantes para crear pátinas que resistan los embates infantiles, o también optar por un envejecido vintage, con la ventaja de que las rozaduras y golpes harán más auténtica la pieza.

Otra interesante opción para decorar la habitación infantil es comprar muebles de madera sin tratar y tintarlos con colores suaves o aguadas para obtener un aspecto delicado y original.

Los cajones de diferentes colores, o los marcos o estanterías con resaltes contrastados en los cantos constituyen así mismo vistosos acabados.

Imagen 0


 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos