Mamá de día y de noche Idea guardada 0 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Depresión, la enfermedad del alma


Hoy he invitado a Marisa, autora de Madres estresadas para que nos hable de un tema delicado, quizá tabú en muchas ocasiones. Y es que, cada vez con más frecuencia, escucho (o leo) sobre esta enfermedad del cuerpo y del alma… Os dejo con ella. Cualquier duda o sugerencia que tengáis, podéis dejarla en los comentarios y Marisa intentará contestaros (o yo, en su defecto). ¡Feliz (y lluvioso) lunes!
Mira, si te rompes una pierna, todo el mundo se entera, hasta tú; te duele, te la escayolan, y tu familia se dedica a mimarte y hacerte todo más fácil.
Pero....

Nadie ve una depresión, ni el que la padece. No te escayolan, no te miman... y no te entienden, sobre todo porque no te entiendes ni tú.
Yo sufrí más de una hasta que fui consciente de lo que me ocurría.
Una vez al mes, ya sabes, con eso de la regla yo dejaba de ser una buena persona y me pasaba dos días gruñendo, más o menos fuerte, con ganas de morder a todo el que se me acercara.
Pero a los dos días yo me arrepentía de todo, pedía perdón, abrazaba a todos, y a esperar al mes siguiente.
Hasta que un mes algo cambió, y en vez de echar la culpa a los demás de mi humor, “decidí” que lo que quería era dormir, llorar, dormir, dormir, dormir.... y que el mundo me olvidara.
Dejé de hacer todo lo que me gustaba, desde jugar con los niños hasta las manualidades, dejé de ver a mis amigos o de bajar al parque, simplemente me dejé.
Hasta que salió el sol y mi cerebro salió como un caracol de su concha y pude retomar mi vida.
¿El por qué? pues... todo iba bien en mi vida menos yo.
Ni problemas en la familia, ni de salud, ni económicos, ya sabes, no somos ricos, pero podemos comer a diario, ni problemas en el trabajo, ni con mi marido....Nada, solo ganas de que el tiempo pasara y que nadie se acordara de que yo existía.
De alguna manera borré aquella época y seguí viviendo sin analizar qué había pasado. No fui al médico, ni nadie me dijo que aquello era una enfermedad.
Hasta que volvieron las ganas de desaparecer.
Una mañana me levanté, llegué al baño... y me desmayé, mi marido, histérico, llamando a urgencias...
Tuve un diagnóstico: DEPRESIÓN.
“Ideas rotas” empecé a llamarlo, y al igual que si fuera la pierna tenía que buscar ayuda para volver a caminar.
El médico me mandó unas pastillas de las que no recuerdo el nombre que me mantenían, pero el que mi ánimo dependiera de esas cosas, no me gusta.
Es mi mente y mando yo, es mi pozo, yo he entrado y yo tengo que empezar a salir.
Y entonces que decidí pensar en qué me estaba pasando.
Pensar en qué motivos podía tener para estar así: NINGUNO.
Y además recordé una cosa. Cuando tuve motivos para estar histérica, no me deprimía; cuando en mi familia había problemas de salud, mis males desaparecían; yo podía olvidarme de mi misma y ocuparme de solucionar la vida de los demás.
Y empecé a obligarme a sonreír, físicamente, cada mañana obligaba a los músculos de mi cara a forzar una sonrisa, como fuese, pero yo dedicaba un rato a pensar “hoy voy a sonreír, y voy a buscar una razón para hacerlo. Voy a olvidarme por unos momentos de todo lo demás y a salir de la cama con la cara alegre, voy a mirarme al espejo y quiero ver mi sonrisa. Porque me da la gana. Y punto”
Un día en un análisis de sangre apareció una causa: ANEMIA. Por eso de la menopausia, hay quien tiene sofocos, algunas no tienen síntomas, y otras nos vamos dejando el hierro no sabemos dónde, y eso y las hormonas, deprimen, y mucho, pero yo no iba a volver a caer.
Ahora me conozco, a mis neuronas las domino yo.
Me dejo llorar cuando me hace falta, pero con tiempo. Me doy un minuto para desesperarme, UNO SOLO, y cuando cambia el reloj DECIDO respirar, controlar cada respiración, cada vez más despacio y más tranquila, no pienso más. No necesito nada más que recuperar la respiración y concentrarme en hacerlo para volver a ser la que quiero ser. Y poco a poco, resucito y sonrío otra vez. Y no dejo que la depresión se instale.
Sé que no soy perfecta, que hay cosas que debería hacer mejor, o que debería hacer y otras que no. Pero cada vez me acerco más a mi perfección.
Sé que la vida me dará motivos para estar triste, pero tendré motivos, y lloraré por ellos, pero no será la desesperación inútil que significa una depresión, y sé que podré con ello.
No dejo que me afecten problemas que no son míos, si no puedo solucionarlos. Esas muertes de famosos, por ejemplo, que hacen llorar a los demás, no son míos, no existen, no les dejo entrar en mi cerebro.
Tampoco dejo que me afecten las personas tóxicas. Si quieren mi ayuda y puedo, intentaré ayudar, pero si lo que buscan es que me sienta culpable de cualquier cosa, (y en eso meto hasta de lo que soy culpable) sonrío, miro para otro lado y en cuanto puedo, sigo mi camino.
No me complico recordando lo que he podido hacer mal, o lo que no he hecho, no puedo volver atrás, ni quiero.
Lo que sí puedo es mirar qué hace falta hoy o mañana, que ME hace falta. Y en ese ME incluyo a los míos, mi familia, mis amigos, o esa señora que pasa a tu lado un día y te pide que le recojas algo que se le ha caído al suelo.
Me voy rodeando de personas que se ríen, que luchan por lo que quieren, como pueden, que piden ayuda si la necesitan y ayudan cuando lo necesitan otros.
Y sonrío, sin mirar dónde estoy ni qué van a pensar de mí por hacerlo.
Y si no tengo ganas, las busco.
Gracias Marisa por tu experiencia. En esto de la maternidad, a veces nos olvidamos de que somos también mujeres y, sin querer, podemos tener depresión. No siempre es fácil ver lo que nos pasa ni saber cómo pueden ayudarnos. A veces, leer otros casos y ver que se sale es aliciente suficiente para sonreír, aunque solo sea durante unos minutos. La risa alegra al alma, ¿no? Pues hoy, solo hoy, sonríe. Un abrazo y Marisa, gracias por mostrarte tal y como eres. Efectivamente, estás a un paso de ser más perfecta para ti.

Fuente: este post proviene de Mamá de día y de noche, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Mutua Madrid Open con niños

Ayer se jugó la final de tenis en Madrid entre Nadal y Thiem en la Caja Mágica, donde se celebra el torneo conocido como Mutua Madrid Open. Rafa se impuso como vencedor tras un 7-6, 6-4 y disfrutamos ...

Recomendamos

Relacionado

bebés embarazo salud infantil ...

La depresión postparto: mitos sobre un problema muy real

Pincha aquí para ver el artículo original La depresión postparto continúa siendo, por desgracia, un tema mayoritariamente tabú en nuestra sociedad. Se da por sentado que toda mamá reciente debe sentirse totalmente extática y fabulosa tras la llegada de su pequeño y cualquier sentimiento que no se corresponda con este ideal se oculta como una vergüenza. Sin embargo, la realidad rara vez es como la ...

depresion post natal

La enfermedad 'oculta' de la depresión post-natal

Más de 250,000 nuevas madres experimentan enfermedades mentales perinatales cada año en Gran Bretaña. Entonces, ¿por qué me resultó tan difícil obtener ayuda? Comenzó lentamente, casi imperceptiblemente, cuando Evan era pequeño. Las preocupaciones por su salud, su respiración, nuestro vínculo. En momentos de sueño, estaría de vuelta en la mesa de cesárea, preguntando a los médicos si nuestro bebé, ...

embarazo madre depresión ...

Depresión posparto

La mayoría de las mujeres después de dar a luz sufren de sentimientos encontrados debido a algo que se conoce como tristeza posparto, provocando en ellas estados de ansiedad, sensibilidad o problemas para dormir, esto normalmente ocurre hasta 15 días después del nacimiento del bebé, y desaparece al momento de adaptarse a su nueva etapa; sin embargo, si estos síntomas persisten y se agravan ya se t ...

El post invitado depresión post parto

POST INVITADO: CÓMO SUPERAR LA DEPRESIÓN POST PARTO

El post invitado de hoy viene de la mano de Ana, una mamá que nos relata cómo superó la depresión post parto Muy buenas a todos, soy Ana Ramírez y es un placer estar en TrucosDeMamas contando mi historia, contando cómo superé la depresión post-parto. Hoy en día es un mal por el que pasanmuchas madres y del cuál es increíblemente difícil salir. Hace 2 años tuve gemelos, con 34 años, lo cual me hizo ...

embarazo el bebé el parto ...

Tratar la Depresión postparto

Después de un embarazo, es normal que la persona que acaba de tener su bebé sufra depresión postparto. Muchas mujeres después de tener a su bebé, comienzan a sentirse muy melancólicas y estresadas porque notan que su vida se queda atrás y comienzan una andadura nueva en la cual, tendrán que ocuparse durante toda la vida de otra persona y aunque a primeras  puede parecer ? y es ? una bonita experie ...

Embarazo depresion depresion postparto

La depresión postparto

Es muy frecuente que después del parto las madres se sientan un poco tristes, con ganas de llorar o extremadamente cansadas. Este estado es totalmente normal debido mayoritariamente al esfuerzo del parto y desajuste hormonal. Al llegar a casa con el recién nacido lo más corriente es que los primeros días sean un poco desorganizados tanto para el padre como para la madre; el cansancio, la responsab ...

general regalo de marisa para morena celebrities

REGALO DE MARISA PARA MORENA

Primero llegó el espectacular envío que me hizo nuestra QUERIDA MARISA aquí muestro el regalo que le enviaba para MORENA ROCIO POR EL DIA DEL NIÑO. yyyyyyyyy aquì les muestro cuando mi AMADA NIETA recibía todos sus regalos, le dije que LA MUÑECA se la mandaba SU ABUELA DE CORAZON desde Buenos Aires y pueden comprobar sus sonrisas y alegrías , ella es la Princesa de la Familia, le encanta recibir ...

Maternidad ayuda depresión depresión pos parto ...

Depresión postparto, cuando la maternidad no es como te la cuentan…

Hace unos días leía un magnifico [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] sobre la depresión posparto. Este tipo de depresión que cuesta tanto de entender en muchas ocasiones, y aunque las mamis hoy en día estemos más informadas, sobre este tema la información se queda corta. Vamos a clases de preparación al parto, donde se nos explican con pelos y detalles tipos de anestesia para el parto, ti ...

familia

¿Qué es la depresión infantil?

Muchas veces nuestros niños en distintas etapas de su crecimiento se manifiestan de manera diferente y pensamos que es cosa de la edad o que simplemente es un comportamiento normal del niño. Pero debemos observar si nuestro niño está triste, si se aleja de los otros niños, y debemos preguntarnos por qué está actuando de esta manera, porque puede estar pasando por una depresión infantil. ¿Qué es la ...

Esto es lo que debes saber sobre la depresión durante el embarazo

  Se habla y se conoce mucho sobre la depresión posparto, pero muchas veces se ignora que también puede existir depresión durante el embarazo. Además de los grandes cambios hormonales, la llegada de un bebé implica grandes cambios en nuestra vida, y es normal sentirse abrumada, angustiada e incluso llegar a sentir depresión.   Cuando me golpeó la depresión en mi primer y tercer trimestre, asumí lo ...