comunidades

La fiesta del pijama

fiestapijama


Cada noche, ya cenados y preparados para ir a la cama, en la casa de la familia fofucha empieza la tradicional fiesta del pijama. Una fiesta en la que siempre se lo pasa bien Mara, mientras que sus padres en prácticas empiezan animados y acaban derrotados. Pero hay que pasar por ello antes de conciliar el sueño. Para Maramoto es obligatorio. Por momentos hasta parece su momento predilecto del día. Y es que, ¿Dónde están esos bebés que se duermen a las 21:00-22:00 horas de la noche y dejan a sus padres una horita de relax y desconexión? Que alguien me diga dónde están, porque empiezo a creer que todo es un mito…

Es curioso, pero conforme se acerca la noche, una niña ya muy movida como Mara, se activa aún más hasta ponerse como una moto. No hay forma de dormirla. Sólo esperar a que la venza el cansancio. Que a veces es pronto, pero que en la mayoría de las ocasiones es muy tarde. Digamos que a veces conseguimos estar a las 22:00 ya cenados y preparados para irnos a dormir. Primero hacemos un paso por el sofá con la esperanza de ver algo en la tele (aunque sólo sea la luz de la pantalla) e intentamos dormirla. Pero ella tiene ganas de escalar, de gatear, de jugar… Tiene tanto flow en el cuerpo que si la mamá jefa se la pone al pecho, ella acompaña el proceso de alimentación con un sinfín de patadas y movimientos de pelvis. Así que por regla general media hora más tarde desistimos de ver la tele y nos vamos a la cama con la esperanza de descansar. Pero sólo con la esperanza.

Ya en la cama y con más espacio, la pequeña saltamontes saca a relucir todo su repertorio. Gateo hacia un lado, vuelvo hacia el otro, ahora doy una vuelta de campana, ahora me subo encima de mamá jefa, ahora voy a por papá en prácticas y le araño y después le sonrío con malicia, ahora intento tirarme de la cama (menos mal que están mis padres…), ahora escalo por el cabecero de la cama y una vez erguida cojo el despertador y me pongo a saltar como si estuviese en una atracción de feria, ahora me siento y cojo un poco de aire, ahora seguimos con la marcha. ¡Hasta el infinito…y más allá!

Hay veces, incluso, en que parece que está a punto de dormirse. La mamá jefa y yo nos miramos y sin decirnos nada pensamos, “¡Por fin!”. Pero de repente Maramoto nos tiene preparada su última función. Se levanta como si hubiese dormido tres horas y se vuelve a poner a juguetear. Ahora buscando la teta de su mamá en las posiciones más inverosímiles. Parece una saltadora de trampolín sólo que en vez de en el agua cae sobre el pecho de la mamá. Doble tirabuzón y… ¡Casi! Mortal hacia delante y… ¡Premio!

Y así se nos pasan las horas. Y nos dieron las nueve, las diez y las once. Las doce, la una, las dos y las tres… Por regla general sobre las 12:30 conseguimos domarla, pero la semana pasada detectó nuestro cansancio y debió pensar, “ahora os vais a enterar”. Y a la 1:30 de la madrugada aún estaba de fiesta. En su gran fiesta del pijama.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general andanzas mamá jefa ...

Hoy os voy a contar una historia que sucedió el Día 2 DM (Después de Maramoto). Una historia que os hemos ocultado hasta ahora. En parte porque es tan ridícula que el papá en prácticas y la mamá jefa habíamos decidido borrarla de forma selectiva de nuestra mente. Y en parte porque, ahora que lo pienso, me da hasta vergüenza contarla. Pero los tejemanejes de la mente son muy caprichosos y la semana ...

Andanzas rutina del sueño sueño niños

De la anarquía… Hace unos dos años y medio, aunque parezca que ha pasado un siglo, escribí un post titulado ‘La fiesta del pijama’ en el que contaba cómo nos daban cada día las 11, las 12 de la noche e incluso la 1 de la madrugada intentando dormir a Mara. Entonces la pequeña saltamontes apenas tenía 8 meses, pero ya era la vitalidad y la energía infinitas hechas niña. Por aquell ...

general andanzas bebés ...

“Sin música, la vida sería un error”, decía Friedrich Nietzsche. Mara, que ni ha leído a Nietzsche ni tiene la más remota de quién puede ser ese señor de apellido impronunciable, debe pensar algo parecido. Ya os conté en el lejano mes de octubre (han pasado ocho meses que me han parecido años), el amor de nuestra pequeña saltamontes por la música, el ritmo y el baile. Entonces atravesa ...

general para debatir bebé en brazos ...

Vaya por delante que tenemos una hija que es una terremoto. Maramoto, para ser más exactos, la ha renombrado la mamá jefa. Una niña que para nuestra suerte, por la noche duerme más o menos bien. Y digo para nuestra suerte porque durante el día no pega cabezaditas de más de 15 minutos si no estás tumbado junto a ella. Y se pasa las horas en movimiento. Brazos y manos por aquí, pies inquietos por al ...

general andanzas bebés ...

A veces te da la sensación de que hay bloggers que están metidas en tu mente y de forma continuada tratan temas calcados a los que tú tienes pensados. Últimamente me pasa mucho con Paula, del blog Sin Chupete, y su pequeño Mopito. Hace poco, cuando ya tenía pensado hablaros del ansia lectora de Maramoto, ella compartió una foto en su Instagram aludiendo a la misma afición de su renacuajo. Ayer, un ...

general andanzas bebé ...

No sé si es el cansancio acumulado que me invita amablemente a delirar, pero lo cierto es que desde que soy un papá en prácticas mi napia parece tener mucha más utilidad más allá de oler y respirar. Será que tengo una nariz poderosa (por no decir grande), pero lo cierto es que la pequeña saltamontes ha visto en ella una curiosa fuente de entretenimiento. También en la de la mamá jefa, que tampoco ...

general andanzas conciliar el sueño ...

Últimamente me topo mucho con situaciones propias de la Ley de Murphy, rebautizada como Ley de Mara en los confines de la tierra dominados con mano de hierro por Maramoto. Y me sucede mucho, especialmente, en lo que respecta a este blog. Tengo un tema para escribir, una pauta de comportamiento que nuestra pequeña saltamontes empieza a interiorizar y a marcar como rutina, y en cuanto pienso en escr ...

general para debatir bebés ...

Hace algunas semanas, una mami y lectora del blog me comentó que mencionaba mucho en mis posts el concepto del colecho pero que nunca había profundizado en él en un artículo. Y tenía razón. Hoy, aprovechando que el pasado domingo fue el Día del Sueño Feliz, me sumo a esta bonita iniciativa (más vale tarde que más tarde), para comentaros nuestra experiencia con el colecho. ¿Nos acompañáis? Antes ...

Miércoles Mudo maternidad Niños ...

¡Buenas, buenas! El #IdeasParaTuFiesta de hoy está dedicado a las niñas más grandecitas. Una fiesta bien teen y bien de mujeres, ¿haz probado con un pijama party? Si, lo sé, tener niños ajenos que pasen la noche en tu casa es todo un tema, pero si están cerca de los 10 podrás sobrevivir sin problemas... aunque no pegues un ojo en toda la noche. Claro que la idea de pijama party es válida también p ...