comunidades

Mi experiencia con los sacaleches



En el post de hoy os voy a hablar de mi experiencia con los sacaleches con cada uno de mis hijos.

Primer hijo: La subida de leche fue brutal, al llegar a casa después del hospital, el pecho me iba a estallar. Me estuve dando masajes, me dí con agua caliente en el pecho tal y como me recomendó mi madre y nada. Me puse a mi pequeña a que comiera pero no quería y el tenerla en el pecho me lo estimulaba más y más me dolía. Ahí estaba yo con los pechos como una piedra y llorando. No sabía qué hacer. Me tomé un paracetamol y mi marido se fue a comprar un sacaleches a la farmacia. Llegó y me estuve dando un buen rato y saqué una enorme cantidad de leche (ahora, con la experiencia, sé que no debería haberme sacado tanto, error de primeriza mal informada). El sacaleches en esta lactancia se convirtió en mi amigo inseparable. Os aconsejo que no hagáis como yo que me sacaba cada 2 por 3. Entre eso y la niña toooodo el día en la teta tenía el pecho en plena producción constantemente. Indira regurgitaba leche y se volvía a poner en el pecho. Menos mal que era verano porque estábamos siempre llenas jeje, ni Cleopatra se ha visto con tanta leche en la piel como nosotras jijiji. Ya os contaré en otro post la enorme producción de leche que tenía y como ni podía salir a la calle que ni discos ni nada podían con ella, y si alguien me paraba y me preguntaba qué comía mi niña empezaba a salirse la leche a chorros. Era un espectáculo. En conclusión , con mi primera hija usé un sacaleches manual, no 1 sino 2 porque el primero me lo cargué de tanto usarlo. El sacaleches manual me dejaba un dolor de pezón tremendo, de no hablar del pezón kilométrico que se me quedaba después de meneito. Ni la mujer elástica tenía esos "pedazos" de pezones.

Segundo hijo: Noah comía poquiísimo. Es más, si yo no me despertaba o si se me pasaba la hora no comía. Me tenía que poner alarmas. Como dudaba de si comía o no pues no se paraba a comer ni 5 minutos, que digo 5 minutos, ni 1 minuto y se echaba a dormir, empecé a sacarme leche. Tenía el 2º sacaleches que había utilizado con Indira. Me sentaba tranquilamente, antes de que le tocara comer (bueno eso de tocar, se podía tirar 5 horas sin come, algo que su pediatra decía que no pasaba nada, que lo dejara dormir) y no salía nada de nada. A duras penas llegaba a los 20 ml. Así estuve dándole al sacaleches varias veces a lo largo del día, durante varios días para poder llenar varios bibis ,pero no enteros, y dárselos. Con el paso del tiempo conseguí sacarme más leche, pero ya os digo que sería al mes o a los 2 meses, no recuerdo bien. Me acuerdo de que al principio no me sacaba leche apenas. El sacaleches se volvió a partir y como Noah cada vez pedía menos pecho , tenía unos 7 meses, y ya estaba con la alimentación complementaria, pues no volví a comprar ninguno más.

Tercer hijo: Aquí llegó mi gran descubrimiento. Conocí un grupo de lactancia de mi ciudad que echó por tierra todos mis conocimientos sobre lactancia. Me dí cuenta de que no tenía ni idea de lactancia a pesar de haberle dado el pecho a mis 2 hijos mayores y conocí muchísimos errores que había cometido. Me subió la leche muchísimo de nuevo, al igual que con Indira, y como hablaban tan bien de los eléctricos mandé a mi marido "recadero profesional de la familia" (el pobre) a por uno a la farmacia, me tomé un ibuprofeno mientras esperaba su llegada. Al llegar me dijo que le habían dicho que no tenía y que llegaría al día siguiente. Noooooooooo!!!Yo no podía aguantar ese dolor!!Quería irse a hacer el "tour de farmacias" por la ciudad a ver si encontraba alguno pero no podía con el pecho, estaba ahí intentando sacarme leche manualmente (paliza mortal), dándome masajes, echándome agua, los niños liándola por la casa, Unai llorando...No quería que me dejara sola, quería que cuidara a los niños mientras yo intentaba quitarme ese dolor. Pregunté en el grupo si alguien tenía alguno para aliviarme un momento y me dejaron el eléctrico de Medela que tenían para el grupo. Mi marido fue corriendo a buscarlo. Me senté en el sofá, me lo pusé enseguida y ¡madre mía que maravilla! Al principio dolía un poco pero luego iba sobre ruedas. Llené 2 bibis jajaja, sí lo sé, me pasé pero es que me aliviaba tanto...La leche la tiramos porque no había esterilizado el sacaleches pero una vez realizada la primera "sacada" lo esterilizamos y lo usaba de vez en cuando, así siempre tenía leche en el congelador por si acaso. No me sacaba tanto como con Indira, aprendí del error pero sí de vez en cuando. El problema que tuve fue que Unai dejó de comer del pecho izquierdo. Probé de todas las postiras posibles, el "lactasutra materno" y nada, que no quería comer del pecho izquierdo así que hicimos tooooda la lactancia (excepto los primeros días claro) con el pecho derecho. El problema que tenía era que en la axila derecha tengo un bultito y cuando se me llena mucho el pecho el bulto sale y no puedo bajar el brazo y duele bastante ( mi médica no quiere mandarme a que me lo quiten, según ella no molesta, en fin...). Por eso tenía que usar el sacaleches, para que bajara el bultito de la axila, una película.

Cuarto hijo (lactancia tándem): No he usado ningún sacaleches. He estado tentada después de la maravillosa experiencia (¿religiosa?) que tuve con el de medela pero he aguantado y ha ido bien. Hacemos lactancia tándem y no tengo nunca leche ni en el frigo ni en el congelador. Lo malo es que si algún día se tiene que quedar Enzo con alguien no tengo leche y tendría que ir a por una latita a la farmacia (arrggg) pero como sé que no va a pasar... de hecho mi hija se operó de amigdalas y vegetaciones y les dí el pecho ( a Unai y a Enzo) antes de irme al hospital con ella, ya tiene 10 meses y come más cosas, y por la tarde mi marido se acercó con los 3 chicos y le dí el pecho a los peques. La verdad es que por el mediodía tenía el pecho que me iba a estallar y tuve fugas pero bueno fueron horas, a la noche ya estábamos en casa y entre los 2 me vaciaron el pecho en un momento, no es algo que ocurra con frecuencia.

Estos son mis consejos según mi experiencia con mis hijos:

- Si quieres sacaleches usa el eléctrico.

- Sácate lo justo para alivarte el dolor, no abuses, cuanto más te saques más produces.

- Sé que hay técnicas para sacarse la leche de manera manual, sé de madres que se la sacan bien así, yo no he sido capaz, me duele muchísimo. Intenta antes hacerlo así a ver si te funciona.

- Si es por dolor por lo que quieres sacarte leche , sácate un poco antes de ponerte al peque. Alguna os llevareis las manos a la cabeza. Cuando me ponía a mis hijos para que me "aliviarán" tenían poquitos días, el ponérmelos me estimulaba más el pecho y tenía las tetas a reventar. Lo que me funcionó fue darme un poco, sólo un poco con el sacaleche y luego ponérmelo, así si me subía no me dolía tanto.

- Toma ibuprofeno para el dolor.

- La leche que quieras congelar métela en bolsas especiales para ello. Venden unas bolsas de Medela en las farmacia (son las que yo usé).

Los sacaleches eléctricos son más caros que los manuales pero no hay comparación. Sé que hay gente que los vende de segunda mano, el que yo usé era de un grupo de lactancia así que imaginaros la de gente que lo usaría e iba perfectamente.

Y bueno esta es mi experiencia. No soy experta en lactancia ni nada por el estilo. Soy una mamá que ha dado el pecho, he errado y he aprendido.

Espero que os haya servido.





Fuente: este post proviene de Pipindira y su familia numerosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Aquí seguimos haciendo nuevas técnicas de pintura, Esta vez con espuma de afeitar y colorante alimentario. Mirad que bonitos quedan los dibujos de mi tribu. Lo único que necesitáis es un sitio para po ...

Etiquetas: lactancia

Recomendamos

Relacionado

Maternidad

Uno de los imprescindibles en mi lactancia materna está siendo el sacaleches eléctrico.  No me había comprado el sacaleches antes de dar a luz, era un poco escéptica si lo iba a usar realmente, pero después de usarlo, pienso que me lo tendría que haber comprado antes y ser una de las cosas que llevar en la bolsa del hospital. ¿Por qué extraerse leche materna? En determinadas ocasiones he necesitad ...

general alimentacion

En el hospital al no subirme la leche y viendo que mi hijo estaba perdiendo peso la matrona me aconsejo ponerme en el sacaleches del hospital. Cuando salí de la clínica, me aconsejaron comprarme uno de estos dos sacaleches porque son los únicos del mercado que además de extraer la leche, también estimulan para que se consiga la ansiada crecida. Estos dos sacaleches son: AMEDA que se puede comprar ...

Bebés Guia de Compras Sólo para Mamás ...

Los sacaleches pueden resultar muy útiles en la lactancia materna para ciertas situaciones pero, debes conocer bien, no solo sus ventajas sino también sus desventajas. A veces, la lactancia materna puede resulta un verdadero suplicio para muchas mamás, que no consiguen dar el pecho y un sacaleches les puede ayudar, aunque hay que dejar claro que, aunque la lactancia materna es la mejor opción, sie ...

Bebés Lactancia Recién Nacidos

El sacaleches Medela Swing Flex es un extractor eficiente con protectores de pecho únicos que ofrecen un mayor flujo de leche y una mayor comodidad. Es una artículo imprescindible para la gestión de los tiempos en la lactancia materna y que tiene miles de opiniones muy positivas de madres de todo el mundo. LACTANCIA: Los mejores sacaleches eléctricos (comparativa de opiniones y precios). PROS: M ...

Bebés Embarazo Para mamá ...

En otros artículos escritos en este mismo blog hemos hablado de los sacaleches. Ese accesorio tan útil que nos proporcionan una ayuda imprescindible para alargar el tiempo de lactancia. Hoy te hablo de nuevo de los sacaleches porque es importante insistir en la idea de que dar el pecho es absolutamente compatible con tu reincorporación al trabajo. De modo que intenta no dejar de amantar a tu bebé ...

Maternidad

La mejor forma de alimentar a tu bebé es sin ninguna duda la leche materna, así lo recomienda la OMS. Pero pueden darse determinadas situaciones que complican o limitan poder amamantar a tu bebé, como puede ser la baja producción de leche, una mastitis o la reincorporación de la madre al puesto de trabajo. Por ello es muy importante contar con un buen sacaleches para extraer la leche materna y seg ...

puericultura compras crianza ...

Cuando hablamos de sacaleches manual, muchas mamás sienten miedo o pánico pues, piensan que este es un aparato que las hará sufrir, pero la mayoría de las veces esto se debe a que no saben cómo escoger y utilizar un extractor de leche materna manual. Con mis dos hijos, tuve una lactancia materna prolongada, de hecho, me incorporé a trabajar y aún continuábamos con ella. No me quedaba más remedio q ...

Bebés

Cojines de lactancia, sacaleches, pezoneras, biberones, tetinas, discos absorbentes entes, … y otros tantos productos de lactancia de los que las revistas hablan, las amigas recomiendan y como madre primeriza no sabes a qué atender, cuál es el mejor y … lo que es más importante ¿son necesarios todos? ¿Serán otro gasto inútil til? Hoy hablamos de ello en este post Productos de lactancia ...

general lactancia materna maternidad ...

Mis inicios con la lactancia materna no fueron un camino de rosas. Durante el embarazo leí algunos libros al respecto para informarme que me gustaron mucho... que felicidad sentía imaginándome dando el pecho a mi bebé cuando hubiera nacido, y lo veía algo tan natural que jamás pensé que fuera a tener tantos problemas para hacerlo. Os cuento como fue mi experiencia por si puede servir de ayuda. Pit ...

general embarazo y lactancia

Hoy os voy a contar mi experiencia con la Lactancia Materna. En primer lugar deciros, que yo soy defensora  de la lactancia materna mientras se pueda y la madre quiera.  En mi caso, con mi primera hija , en el hospital recibí la visita de varias integrantes de la Liga de la Leche para informarme de los beneficios de la leche materna. Los primeros días los recuerdo como un auténtico estrés. Parece ...