comunidades

MINI VACACIONES: VALENCIA



Bueno, ya ha pasado tiempo desde mini vacaciones, pero no quiero dejar de contaros lo que vimos y hicimos, para daros ideas, por si tenéis pensada una escapadita.

Además de explicaros como me gusta planear los viajes. 

Antes de todo, deciros que yo soy muy de investigar, mirar y remirar para llegar y tener más o menos claro lo que no nos podemos perder. 

Ya sabía hasta el autobús urbano que tendríamos que cojer, de donde salía, las paradas que hacía y los horarios, jejeje


Lo primero de todo es ver en el plano, por encima, las zonas a las que queremos ir, el centro, casco histórico, parques, zonas de interés (en nuestro caso ciudad de las artes y las ciencias). E incluso es bueno ubicar algún centro comercial para comer o cenar. 

Primero elegir la zona (las afueras, el centro...)

Si no conocemos la zona, igual es mejor el centro, por eso de no vernos en medio de la nada por la noche con nuestros peques. 
También tenemos que tener en cuenta, si nos pilla un poco alejado, que tenga cerca el transporte público (metro, autobus)
También depende del precio. Normalmente en las afueras, los hoteles son más baratos. 
Una vez elegida la zona, es hora de elegir hotel. Yo os aconsejo elegir un hotel que forme parte de una cadena grande (nh, melia, ac), suelen estar mejor y no habrá tanta diferencia de calidad entre 3 o 4 estrellas y os podréis ahorrar un dinerillo.
Mirar por Internet hoteles por la zona que queréis y mirar fotos, instalaciones y, sobretodo, opiniones de gente que haya estado allí.

Una vez decidido, es hora de reservar

Si lo vais a hacer con mucho tiempo, igual os interesa pagar un poco más por el seguro de cancelación, que viajando con niños nunca se sabe.
A mi, personalmente, me gusta reservar directamente con el hotel y, la mayoría, aunque sea más caro, te igualan la oferta si les dices que lo has encontrado más barato (a mi me pasó)
Preguntar en el hotel si tienen cunas o barandillas, ya que si no, os podéis llevar un disgusto. 
También si se pueden mover las camas en caso de no haber barandillas, para pegarlas a la pared y esas cosas que solo se nos ocurren a las mamás. Nosotros nos llevamos la barandilla pequeña, porque el hotel no tenía. 
Nosotros elegimos un hotel de 3 estrellas, al lado de la ciudad de las artes y las ciencias y de un centro comercial donde cenamos y cominos, y al lado también de una parada de autobús que nos interesaba.Una vez claro el alojamiento, toca planear el viaje bien para no perdernos nada.Meteros en la pagina del ayuntamiento, de turismo de la zona e investigar que hay para ver, los precios, horarios y donde están ubicados los sitios que no os queréis perder.

Ahora a planear la ruta.
En nuestro caso, en la página de turismo de Valencia, había unas rutas ya hechas según si tenías más o menos dias para visitar.
Nosotros elegimos la ruta del casco histórico, con monumentos, caredrales y museos que se encontraban en el centro de valencia. Según la página, se veía en una hora, jajaja. Yo lo planee para toda la mañana, por lo menos. Y quité de la ruta, los lugares que sabía que no iban a gustar a las peques.

Empezamos cogiendo el autobús casi en la puerta del hotel y nos bajamos en la parada mas cercana al primer monumento a visitar, las torres de serrano.

Ya solo el coger el autobús fue toda una aventura para las peques, jejeje.

Justo al lado de las torres, hay una tienda que se llama "la casa del caramelo". Es una pasada, no sé quién disfrutó más, si las peques o yo, había caramelos hasta el techo!!!!

La hora de comer nos dio en el ayuntamiento y comimos en un burguer.

Después terminamos la ruta, que sólo nos quedaba el mercado y el jardín botánico (que no aparecía en ninguna ruta y a mis peques les encantó, ya que es un jardín precioso, con un montón de flores y árboles, ideal para descansar antes de seguir)

Detrás del jardín botánico, volvimos a coger el mismo autobús, pero paramos antes, a mitad de camino más o menos, para ir al parque gulliver. No se si lo conocéis, pero si vais a valencia, no dejéis de pasar por allí, sobretodo si vais con niños, aunque si no, también, porque os gustará mucho.

Seguimos paseando por el cauce del río Turia, que es un paseo muy bonito.

Llegamos al hotel, descansamos un rato los pies y fuimos a cenar al centro comercial de al lado (veis poque os dije que también localizarais alguno, si no, nos hubiera tocado seguir andando para encontrar un sitio)

Y a dormir!!!!!

Nos queda un día todavía, eh? Pero lo dejamos para el próximo post, vale?

Así que, si no os queréis perder la segunda parte de las mini vacaciones, la visita al oceanográfico y al museo de las ciencias, seguidme en Facebook y estaréis enteradas de todas las novedades.

Fuente: este post proviene de El Rinconcito de Mamy, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos