comunidades

Mueble cambiador de bebé

Cambiador nórdico


Cuando vamos a montar la habitación del bebé es necesario centrarse en algunos aspectos básicos. Los muebles son una parte fundamental a la hora de encontrar funcionalidad en este lugar. Algunos de ellos resultan imprescindibles para el bebé, como puede ser el cambiador. El mueble cambiador de bebé es una pieza clave en su cuarto y por ello debemos elegirlo bien.

Vamos a ver algunas ideas y consejos a la hora de elegir el mueble cambiador del bebé para tu hogar. En su nueva habitación necesitará un mueble que sea práctico pero que también nos guste y combine con todo lo demás. Hay muchas ideas para crear una habitación de bebé perfecta.

Cómo debe ser un cambiador de bebé

El cambiador de bebé suele ser un mueble no demasiado grande, que sea fácil de mover y que tenga almacenaje para guardar las cosas con las que tenemos que cambiar al pequeño. Además, tiene una zona acolchada en la parte superior con tejido fácil de limpiar que es en donde lo vamos a cambiar. Es un mueble simple que normalmente suele ser una estantería o una especie de cómoda sobre la que se pone la pieza para cambiar al bebé. Como mueble de almacenaje, pasa a cumplir esta función cuando ya no tenemos que cambiar al bebé. Es importante comprar un mueble que nos sea útil y que pueda servirnos en la evolución del niño para poder usar durante varios años. En muchos casos también puede tener ruedas o se le pueden añadir para tener más movilidad y que sea más fácil cambiar al niño en diversos sitios.

Mueble cambiador sencillo

Mueble cambiador


Una de las mejores apuestas que podemos hacer a la hora de añadir el mueble cambiador a nuestro hogar es que sea una pieza muy sencilla. Un mueble cambiador en un tono blanco, con líneas básicas nos va a servir fácilmente como mueble de almacenaje cuando no sea un cambiador, como si fuese una pequeña cómoda para el cuarto del niño. Además, si no compramos la habitación entera y a juego puede que tengamos que adquirir muebles separados y en este caso es más fácil integrar un cambiador que sea sencillo que uno que tenga demasiados detalles o un estilo muy marcado. Un cambiador así también lo podemos renovar con el tiempo, pintándolo de un nuevo tono y añadiendo tiradores o algún detalle que nos guste.

Mueble a juego

Cambiador de bebe


Hay quien se decide a comprar varios muebles en conjunto, de forma que todo se encuentre combinado. Normalmente encontramos conjuntos de habitaciones de bebé con la cuna, el cambiador y un armario. Estos muebles suelen tener pequeños detalles como tiradores en forma de luna o de nube o colores y diseños iguales para que el conjunto quede homogéneo. Estos conjuntos de muebles quedan muy bonitos pero es más difícil reciclar de nuevo el cambiador cuando ya no usamos la cuna, porque suelen tener un diseño parecido que después no encontraremos a la hora de añadir la cama.

Cambiador con armario

Cambiador con armario


En este caso nos encontramos con un mueble de almacenaje en toda regla. La mayor parte de las veces el cambiador puede estar unido al mueble de la cuna o bien separado, que es lo habitual, para que lo pongamos en donde nos sea mucho más cómodo. Este cambiador tiene un armario incorporado, por lo que tenemos un mueble más grande para almacenar todo lo que sea del niño. En este sentido nos resulta útil porque lo tendremos siempre todo a mano y cuenta con mucha más capacidad para guardar las cosas del niño. Este mueble se puede utilizar más tarde como almacenaje para la habitación del niño y seguirá teniendo bastante capacidad.

Cambiador con zonas abiertas

Mueble cambiador


Este cambiador es muy versátil porque se trata de una pieza que tiene cajones cerrados y zonas abiertas. Estas zonas son muy funcionales para tener más a mano todo lo que necesitamos en el momento. De esta forma nos será más fácil organizar las cosas para cambiar al bebé e ir reponiendo lo que falta. Es un mueble combinado que además tiene mucha capacidad de almacenaje y por ello es perfecto para cualquier espacio infantil ya que lo aprovecharemos siempre.

Cambiador de bebé tipo cómoda

Cómoda con cambiador


Este es el cambiador que más solemos ver si queremos comprar un mueble con este fin. La razón es que se trata de un mueble muy versátil en todos los sentidos. Si compramos un modelo que sea muy básico podremos tener un mueble para utilizar durante años en cualquier estancia de nuestra casa. La cómoda es el mueble de almacenaje versátil por excelencia. Para renovarlo solo tendríamos que pintarlo y serviría para la entrada, para el comedor o para los dormitorios, por lo que siempre le encontraríamos utilidad. De ahí que se busquen este tipo de muebles, ya que a la larga estaremos ahorrando dinero.

Fuente: este post proviene de Decoora, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Te frustra que el césped de tu jardín no se vea bien? ¿No consigues mantenerlo libre de malas hierbas y musgo en las zonas más húmedas por mucho que te esfuerzas? Son solo algunas de las razones por ...

Recomendamos