comunidades

¿Nos da miedo los niños esten ociosos en verano?

Unas semanas antes de que finalicen las clases, los padres andan haciendo encaje de bolillos para encontrar actividades con las que ocupar el largo verano de los chiquillos:
Campamentos de agua, deportes,idiomas, en la naturaleza...
Colonias, convivencias, Boyscout...
Al pueblo con los abuelos un mes, con los otros abuelos tres semanas, una semana a casa de una amiga..
Cierto es, que gracias a la conciliación laboral/familiar, la mayoría de padres lo que busca es la solución a unas largas (aunque muy merecidas) vacaciones de los niños, teniendo en cuenta lo cortas (injustamente cortas) que son las de los adultos.
Sin embargo hay otro porcentaje de padres que buscan mil y una formas de entretener a sus hijos por aquello de que no pasen "tanto tiempo sin hacer nada, que luego se aburren".
Estamos a la mitad justamente del comienzo de las vacaciones escolares, así que he tenido tiempo de sobra para indagar un poco en mi interior, escudriñando mi propia experiencia y saber por que da tanto miedo que los niños estén ociosos:
EXPECTATIVAS
Si, por que pensamos que tenemos que ser unos padres super eficaces y divertidos y ocupar TODO el tiempo libre de nuestros hijos, no vaya a ser , que se aburran...
El año pasado, durante el verano, pasé por un trago bastante amargo:
La ansiedad tocó mi puerta y pude "disfrutar" de un par de ataques de pánico nada mas terminar el colegio.
Fueron días muy duros por que además no tenia nadie que me acompañara, el trabajo y la distancia con los míos, hicieron que tuviera que pasar el trago sola al cargo de mis chiquitos.
Recuerdo que casi todas las mañanas, cuando me quedaba sola tras irse mi marido al trabajo, antes de que ellos se levantaran, era el peor momento de la ansiedad.
 Imaginaba el resto del día y solo podía pensar: "No puedo".

Cuando todo pasó, entendí ese "no puedo".
Por supuesto, aquello quedó superado....hasta que llegó Junio de este año y comencé a plantearme las vacaciones con los niños, la sombra de aquellos días del verano pasado, sobrevolaba mi cabeza, pero cuando bucee de nuevo en aquel "no puedo" y sus razones, comprendí que lo único que he de hacer este verano con mis hijos, es vivir y estar.
Disfrutar de mis hijos, tumbarme en el sofá con ellos, bajar con las bicis e ir a comprar.
Y si se tercia piscina, pues piscina y si cae una tarde de cine, pues genial.
Y si se aburren mientras yo hago la comida, seguro que encuentran algo que hacer.
Por que dejarles que se aburran también es bueno, que aprendan a vivir sin tanta programación de actividades, que descansen, que busquen, que ideen, fantaseen e inventen.
No estoy en contra en absoluto, de ninguna de las actividades inicialmente mencionadas, cada uno tiene sus motivos, su vida y conoce lo que es mejor para su familia, pero yo he encontrado el quid en la mía.
Y a vosotr@s, ¿os da miedo que vuestros hijos se aburran?
Fuente: este post proviene de De Mi Maternidad Y Otros Demonios, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos