comunidades

Mi hijo pide las cosas de malos modos o lloriqueando ¿Qué hacer?

Ningún niño pide las cosas de malos modos o  lloriqueando si esto no le sirve para obtener lo que desea.  En el momento que nos demos cuenta que nuestro hijo se está convirtiendo en un niño que nos pide las cosas de este modo, es decir de mala manera, lloriqueando o presionando, debemos parar y examinar por qué, quizás lo hemos acostumbrado nosotros, sin querer, a utilizar el llanto o los malos modos para obtener lo que desea.

0010033167O-1280x1920


¿Por qué es importante que aprendan a no pedir las cosas lloriqueando o de malos modos?

Si nuestro hijo se ha acostumbrado a ser un “niño caprichoso”, un pequeño tirano que exige y pide las cosas de malos modos o lloriqueando, tenemos un problema.

Por lo general, este tipo de comportamiento se ha ido aprendiendo a lo largo del tiempo. En alguna ocasión, o en más de alguna, nuestro hijo habrá comprobado cómo sus llantos o gritos han dado frutos obteniendo lo que quería tras una buena rabieta o dosis de persistencia.

Sin querer culpar a nadie, porque no se trata de culpar si no más bien de modificar una situación, debemos tener en cuenta que es posible que durante años hayamos ido acostumbrando a nuestro hijo a una forma errónea de comunicar y satisfacer sus deseos, pensado que todavía era pequeño y que  era normal que llorase o se enfadara. Y lo es, pero también es cierto que como padres debemos educar la espera, la frustración y la aceptación de un no por respuesta. Lo que quiero decir es que tendremos que ser los padres los primeros en realizar un cambio en la forma de responder a sus demandas.

¿Cómo actuar si mi hijo pide las cosas de malos modos?

Estos consejos pueden ayudarte a mejorar la conducta de tu hijo. Aunque no será fácil en un principio y tengas ganas de tirar la toalla no te rindas, al final con paciencia y vamos a ir viendo pequeños cambios.

Debemos explicar a nuestro hijo que no vamos a hablar con él ni a ceder si nos pide las cosas llorando o con pataletas (Tengamos en cuenta que estamos hablando de niños de más de 6-7 años, edades en las que las pataletas ya deberían ir desapareciendo). Cuando esté en esta actitud de rabieta o de extrema exigencia no castigaremos ni reñiremos, solo ignoraremos su comportamiento. Se trata de utilizar la técnica de la extinción.

Le atenderemos cuando nos pida las cosas correctamente y si su petición es aceptable accederemos.
No será fácil, ya lo he comentado. Al principio nuestro hijo acostumbrado a obtener todo cuanto desea a través de llantos, rabietas y malos modos no va a entender que no se le atienda por lo que es esperable que este comportamiento vaya en aumento al inicio. Es decir, al principio te va a parecer que en lugar de mejorar estáis empeorando pero no te desanimes, es justo el efecto que tiene y vas por el buen camino,

Ante el aumento de llantos, rabietas y malos modos puedes aplicar la técnica del time-out, es decir, retirar al niño a su habitación hasta que se calme o bien aplicarnos la misma técnica a nosotros mismos. Si nos ausentamos por un momento será más difícil caer en sus provocaciones y al quedarse sin público a él le costará menos calmarse.

 

Foto cortesía La entrada Mi hijo pide las cosas de malos modos o lloriqueando ¿Qué hacer? aparece primero en Mamá Psicóloga Infantil.

Fuente: este post proviene de Mamá psicóloga Infantil, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general escuela de padres imprescindibles

Las 5 grandes preocupaciones de mamá y papá cuando nuestros hijos tienen de 2 a 6 años, es un artículo recopilatorio, un artículo en el que recojo las 5 grandes preocupaciones de todo padre y madre entre las que se incluyen las comidas, las rabietas y por supuesto cómo y cuando dejar el pañal sin olvidarnos de la importancia de enseñar a nuestros hijos a recoger y a dormir solos y tranquilos. Cuan ...

abierta

Este post puede herir la sensibilidad de algunos lectores. Porque cualquiera que maldijere a su padre o a su madre, de cierto morirá. Levítico, 20:9 Porque Dios dijo: "honra a tu padre y a tu madre", y "quien hable mal de su padre o de su madre, que muera". Mateo, 15:4 Psicosis (A.Hitchcock,1960) Cuanto más viejo me hago, menos me acostumbro al dolor de mis pacientes. Má ...

ocio y actividades mi primer larousse larousse para niños ...

Para responder esa clase de preguntas que se hacen los niños sobre la naturaleza del tipo ¿Tienen frío los peces en invierno? O ¿Adónde van las aves migratorias? Este libro de Larousse es de gran utilidad. Es muy importante que los más pequeños conozcan su entorno y estén al tanto de los datos más básicos y curiosos sobre las plantas y los animales. Además, con 'Mi primer Larousse de la Naturaleza ...

abierta

Sabemos que muchos terapeutas consideran curativo "perdonar" a los padres. Nosotros consideramos que, al revés, sólo si sanamos podemos (a veces) perdonarlos. En todo caso, ¿se defiende con igual ardor que los padres pidan perdón a sus hijos? Casi nunca lo he visto. ¡Qué maravilloso y reparador sería para el mundo que se fomentase por todas partes la necesidad de que los cuidadores se di ...

Educación emocional Escuela de padres Ser padres ...

Entre las muchas cuestiones que algunos padres y madres se preguntan interiormente – porque no se atreven a verbalizarlo públicamente – está esta pregunta que hoy te planteo para la reflexión ¿Por qué trato mal a mi hijo si le quiero tanto? Sé que esta es un pregunta con muchos vértices. Y que probablemente no podré dar la respuesta a todos los casos, evidentemente. Pero sí intentaré ofrecerte ...

Escuela de padres modificación de conducta Rabietas ...

La mejor técnica para controlar las rabietas es que nosotros, los padres, mantengamos la calma. Debemos mostrarnos tranquilos y serenos y sin dar demasiadas explicaciones a nuestros peques de por qué no pueden obtener lo que desean dejaremos que se calmen solos acompañándoles emocionalmente. Continuamos este artículo con algunas técnicas que podemos utilizar los padres ante las rabietas. En el ant ...