comunidades

Aquí y Ahora



Estoy sentada, un sábado por la mañana, esperando a que mi esposo salga de una consulta médica. Me siento muy cansada, ha sido una semana agotadora al lado de mi nena que ha estado de vacaciones en el colegio y que últimamente sin querer, me reta, a mí, pero más que a nada a mi paciencia.

Y pienso, siempre que ella sale de vacas, es como si me viera en la necesidad de poner mi vida en pausa y me dedico toda yo y el íntegro de mi tiempo a ella. Y mientras comprobaba una vez más lo cansada que estaba, me distrajo una bebé de tal vez un año que estaba de la mano de su mamá intentando caminar. Iban y venían entre un consultorio y otro y vi que ambas disfrutaban de ese momento y esto se reflejaba en las sonrisas que las dos llevaban en sus rostros.

Y así de la nada, llegué a la siguiente conclusión: De alguna manera los niños, nuestros hijos, son el ancla perfecta y si estás atento, te darás cuenta que así te regalan una gran enseñanza, quizá la más importante de tu vida: el tiempo es aquí y ahora. Nada importa más. Nada es más importante que lo que estás haciendo con tu hijo en este preciso momento.

Estoy segura que hace unos cinco años jamás te ibas a imaginar lo importante que es hacerle las trenzas que te pidió tu hija para ir a pasear, pintar un corazón con una crayola morada y no con una de color verde, ver por millonésima vez Toy Story 3 o como lo que estaba viendo en ese momento, algo tan simple como acompañar los primeros pasos de tu bebé subiendo y bajando por una rampita. No, Eco-Lover, para mi nada de eso era importante y estoy segura que para ti tampoco lo era.

Esas cosas tontas, tan simples e insignificantes no tenían ningún tipo de valor. Inclusive te confieso que hasta hace un par de años no eran importantes para mí. Porque claro, más importante es lavar los platos, revisar tu Instagram o acomodar la ropa que acabas de sacar de la lavadora. De pronto, un día de la nada me pregunté ¿no es la vida siempre este momento? Y me di cuenta que toda mi vida me la he pasado dándole prioridad a cosas, personas y actividades que no lo valen. Estaba totalmente equivocada ya que el momento presente, el Ahora, es el lugar en el que transcurre el juego de la vida. Mi vida. La vida de mi hija.

Mantener la atención en el Ahora no implica negar las necesidades de tu vida, Eco-Lover. Se trata de reconocer qué es fundamental y que no. Esto te permite gestionar lo secundario con gran facilidad. No se trata de decir ya no voy a lavar los platos, que se queden sucios. No. Empieza a soltar, cuesta al principio pero sí se puede. Así sabrás qué es lo más importante para ti: Estar con tu hijo, haciendo exactamente eso que puede ser insignificante a la vista de cualquiera, pero que para tu hijo y para ti, es invaluable.

Así que, ¡a disfrutar de la vida, junto a nuestros hijos Eco-Lover!

Virginia

Fuente: este post proviene de Mamá De Mente Verde, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Un regalo espacial

No, no has leído mal. Hoy te contaré sobre una web que nos propone regalos no solamente especiales y originales, también espaciales. ¿Por qué? Etoilez-Moi es una empresa francesa que, desde el año 201 ...

Sin tu huella, la playa es bella

Desde que conocí la iniciativa de HAZla por tu playa, hace 5 años, tuve la ilusión de participar activamente en una de las campañas que llevan a cabo. Finalmente la oportunidad llegó este año y aquí ...

Recomendamos

Relacionado

amor Educar La Cata y yo ...

¿Tu pareja y tú tienen diferencias en la crianza?

Cuando Rolando (el que es ahora mi esposo) y yo éramos novios coincidíamos en todo, nos gustaban exactamente las mismas cosas, tomábamos decisiones similares y teníamos una visión de la vida y de lo que queríamos bastante parecida. Comprenderás Eco-Lover, que tanta coincidencia fue el punto clave para enamorarnos, sentirnos cómodos y tomar la decisión de compartir nuestras vidas para siempre. L ...

bienestar BLOG maternidad ...

Hacia una vida más consciente y sana

A pesar de ser vegetariana y de cuidarme de llevar una vida sin tóxicos, estaba segura que podía hacer más. No me terminaba de sentir cómoda en mi cuerpo. El ser mamá lo transformó y llegué al punto de no reconocerme al mirarme en un espejo. Algo quedaba de la cara que recordaba como mía, pero del cuerpo nada. De igual manera, me di cuenta que durante los últimos años he priorizado las necesid ...

alimentación saludable amor BLOG ...

Semana 9 – Caer en la tentación o no

Pues sí, Eco-Lover. Caí en la tentación. Empiezo esta semana recontra mal de la pancita porque luego de semanas de no tomar lecha de vaca, se me ocurrió tomarme 2 tazas y por supuesto, mi organismo hizo caput y se encargó de eliminar cualquier resto de esta proteína de mi cuerpo. La leche de vaca me cae recontra mal. Pero como no todo es malo y como de todo se aprende, esta experiencia, me ha ser ...

BLOG cansancio maternidad ...

Mamá con sordera selectiva

Estoy convencidísima de que el convertirme en madre me ha traído súper poderes y habilidades que antes no tenía. Uno de ellos y tal vez el que más valoro es el de la sordera selectiva. CASO 1 Acordamos con unos amigos en que ellos llevan a mi Cata y a su nena al cole en las mañanas y yo las recojo a la salida. Las dos niñas son unas loritas hermosas, además cantan, gritan y a veces hasta se pelean ...

Yo

Quien soy ahora...

Hoy, año y medio después de describir en este blog mi historia personal, siento que debo actualizarla, ya que algunas cosas han cambiado, y me gustaría compartir aquí, tanto mis progresos como mis fallas. Mi nombre es Windy, pero me llaman Wendy, y continuo siendo una mujer apasionada, feliz y completamente enamorada de ser mamá. Hace un año y tres meses partí con mi hijo pequeño y mi esposo h ...

general artículos

Y AHORA ¿QUÉ SERÁ DE MI FUTURO?

Si habéis leído mi confesión ya sabéis que me quedé embarazada sin buscarlo. Pero si te lo has perdido y quieres leerlo, pincha aquí. En mi confesión, os decía que, cuando me enteré de la noticia, entré en shock. Tenía muchos planes que eran difíciles de llevar a cabo con un bebé recién nacido. También me entraron muchos miedos que con Doña Cuchufleta no tuve. El embarazo de Doña Cuchufleta fue ...

Green Mom Mi Cata y yo Música ...

Sorteo: Bigotes de Miel

Los niños de ahora, son grandes consumidores de música. Es tan importante que forma parte del día a día de nuestros peques. Es que la música es totalmente terapéutica, eso está demostrado ya que brinda múltiples beneficios en el desarrollo de nuestros hijos: emocionales, de coordinación motora, para el lenguaje, es antiestrés, para la relación con los demás. Sin embargo, te pregunto, Eco-Lover, ...

alimentación saludable Doctor Pérez-Albela Green Mom ...

Aprendiendo junto al Doctor José Luis Pérez-Albela

Tenía tres objetivos al estar con el Dr. Pérez-Albela. Que autografiara mi libro fue uno de ellos. Recibo la llamada de la persona que se está encargando de contactarme con el gran Dr. Pérez-Albela y me confirma que mañana tendré la gran oportunidad de conocerlo y entrevistarlo. Le agradezco su gestión y cuelgo. La emoción me invade, me pongo eufórica y luego me entra de a pocos una sensación d ...

amor crecimiento Dios ...

Aquí observando

Aquí sentada observando, en paz, en silencio, cerrando los ojos y viendo mi interior, respirando y contactando conmigo, no te confundas, yo no se meditar, ni siquiera sé si esto que hago es meditación, pero me sirve mucho, de verdad contacto con el día, con mi cuerpo y mis emociones, siento lo que me acomoda y lo que me molesta, aquí es donde me detengo. Lo que me molesta lo he ido trabajando, ese ...

alimentación infantil

Y ahora ¿qúe hago yo?

Bueno, el nombre del título del tema lo dice todo. Casi tenía que haberlo escrito hace 3 años, cuando mi hijo de casi cuatro en la actualidad, no quería comer nada sólido. Al principio con nueve meses, no se me olvidará jamás cuando le dabas un trozo de pan, sus ahogos eran fijos. Con lo que en poco tiempo y antes de morir de un infarto por los sustos constantes, desistí, no sin asegurarme a mi mi ...