TheLastVoguette Idea guardada 7 veces
La valoración media de 62 personas es: Muy buena

Cómo es la vida tras perder un hijo


La última vez que os escribí fue en Marzo, cuando os contaba en este post que estaba embarazada de cuatro meses y esperando gemelos... así que creo que es justo que continúe con un post más sobre ello, aunque sea el que cierre la que podría haber sido la experiencia más bonita de mi vida.

Muchas de vosotras ya sabéis lo que ha pasado porque os lo conté todo casi al detalle en Instagram, pero para entender mejor este post os recomiendo que empecéis sabiendo  y , el peque que sí llegó a nacer y al que perdimos a los dos días de vida.


Cuando supimos que estaba embarazada por partida doble me asusté bastante, por qué negarlo. Fui encontrándome más a gusto con la idea con el paso de los meses, de hecho no había día que no imaginara cómo sería la vida con dos bebés en casa. Tanto se hace una a la idea de lo que va a venir que ahora, que es cuando iba a ser así, el día a día nos patea el estómago muchas veces con muchas pequeñas cosas.

Nos costó cambiar la idea cuando perdimos al primer gemelo. De repente todo lo que teníamos por duplicado ya no nos sería útil y después de 28 semanas imaginando la vida con dos niños teníamos que empezar a imaginarla sólo con uno. Pensad entonces cuánto nos puede costar ahora que, después de casi siete meses de embarazo, tengamos que vivir con el dolor y la tristeza de haber sido padres y volver a casa con las manos tan vacías.

Me habéis dicho varias que parece que lo estoy llevando bien y, en parte, es cierto. La vida sigue y tenemos mucho tiempo por delante para intentar volver a ser padres de nuevo, pero no tener a Eder con nosotros nos hace pasar muy malos ratos. Vivimos como todo el mundo: salimos de casa, hacemos planes, trabajamos, nos reímos... seguimos haciendo todo lo que una pareja hace porque la vida sigue después de todo, pero el día a día nos da de bruces muchas veces también. Los malos ratos llegan cuando salimos y nos cruzamos con carritos y bebés, porque esas personas podríamos ser nosotros hoy mismo. Cuando nos levantamos por las mañanas y el espacio que habíamos destinado en nuestro cuarto a la cuna de Eder está vacío. Cuando el cuerpo -muy listo él que sabe que has sido madre- te pide achuchar a un hijo que no tienes o cuando pasamos por delante de la habitación que con tanta ilusión preparamos para el peque, por poneros algunos ejemplos.

La vida sigue y ahí vamos, pero hay pequeños momentos que nos recuerdan que tenemos un cachito de tristeza y rabia enorme en el corazón que algún día, pasado un tiempo, convertiremos en más amor y cariño por Eder.

En cuanto a mi marido y a mí... estamos más unidos todavía. Podríamos haber tenido peor suerte y no haber sabido entendernos, pero hacemos un buen equipo y nos apoyamos hasta el infinito. Juntos es más fácil.


Sé de sobra que no soy la única persona en el mundo que ha pasado por esto, pero también sé lo duro que es y no quiero que no se sepa. Imaginar la situación duele. Vivirla es otra historia.

Gracias por leer(me).

¡Hasta el próximo post!
Sonya

Fuente: este post proviene de TheLastVoguette, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

5 prendas clave para esta primavera

No imagináis las ganas que tenía de que llegase la primavera. Siempre he disfrutado del invierno, pero este año se me ha hecho tan tan largo que no veía el día en que la primavera asomara al menos un ...

Etiquetas: embarazopersonal

Recomendamos

Relacionado

maternidad crianza familia ...

La hiperactividad, el déficit de atención y yo

Por Alexandra Grieve Hace tiempo que tenía la idea de escribir sobre mi experiencia personal con el déficit de atención y la hiperactividad pero, no fue hasta que asistí al santo de un amigo de mi hijo de 6 años – dónde las mamás presentes conversaban sobre el pésimo comportamiento de un niño - que tuve un deja vú a mi propia infancia y me animé a hacerlo. Efectivamente, el niño del santo er ...

Crianza

El método Estivill es malo: abramos los ojos

EL MÉTODO ESTIVILL ES MALO PARA NUESTROS HIJOS Suelo ser bastante prudente cuando hablo de elecciones personales para con nuestros hijos, pero este tema me supera, me enerva, me entristece y me genera mucha rabia, me da igual si algún padre o madre se siente ofendido con esta entrada, solo expreso mi opinión sobre el método estivill ¿el método estivill es malo? Sí, el método estivill es malo, muy ...

Embarazo Hablando de todo y de nada Lactancia ...

Mi vida con dos…

Después de unos meses de parón ahora empiezo a reincorporarme a mi vida como NewlyMami, gestionando horarios, re-aprendiendo a dormir, priorizando sobre la importancia de los llantos en casa y ver la logística personal y de dos criaturas más a las que cuidar…. Regreso de nuevo con las historias de #puebloquieto y nuestra vida de familia expatriada en USA. He de confesaros que si la crianza de un p ...

Mi maternidad echar de menos

Mi hijo no me echa de menos

La semana pasada tuve que hacer mi primer viaje laboral. Llegó justo cuando hice el primer mes en el trabajo y fueron 3 días y medio fuera de casa. Nunca antes me había separado tanto tiempo del niño. Sólo una noche no durmió con nosotros porque tuvimos una boda y se quedó a dormir con mis cuñados pero a la mañana siguiente ya nos lo trajeron a casa. La semana antes lo pasé mal, no tanto como la p ...

crianza maternidad aprender ...

Por qué un cachete a tiempo no es la solución

Antes de hablar del por qué un cachete a tiempo no es la solución, quiero aclarar que yo no soy ninguna experta, psicóloga ni gurú y que solo hablo desde mi propia experiencia. Desde que era bien pequeña siempre he oído que un cachete a tiempo a los niños evita muchos problemas. Enseña al niño firmeza. Deja claros los límites. Siempre ha sido lo normal y cuando lo ves desde siempre, lo terminas in ...

general crianza embarazo ...

No soy una mamá perfecta

Tengo que confesarlo: no soy una madre perfecta. Es más, no pretendo serlo. Soy una mamá que intenta hacerlo bien. A mi manera. Ni mejor ni peor que el resto de las madres del mundo mundial. Mi segundo hijo me ha hecho recapacitar mucho sobre este tema. Cuando tuve al primero parecía que quería demostrar que podía hacerlo todo sola, que lo hacía todo fenomenal; odiaba los consejos con los que tod ...

Bebé Cortar uñas bebé

Cómo cortar las uñas a tu bebé

Cuidar las uñas de las manitos de nuestros bebé es muy importante porque con sus movimiento involuntarios pueden hacerse pequeños arañazos. Por eso es necesario mantener sus uñas limpias y cortas. Como ya sabemos, a partir de la tercera semana es cuando comienzas a endurecerse, así que no os preocupéis ya que no puede hacerse mucho daño con lo débil que son sus uñas antes de ese tiempo. Debes ...

TeAmoJoaquinSebastian

Es mi hijo y punto!

Cuando me enteré que estaba embarazada mi esposo y yo no podíamos con la felicidad, era nuestro primer hijo, nuestra primera ilusión, cuando fuimos al doctor días después de hacerme la prueba de embarazo no sabiamos que recibiriamos una de las peores noticias de nuestras vidas... Lo primero que me dijo el doctor cuando le conté mis malestares, fué... hijita, tú estas joven aún, podrás tener hijos ...

alimentación complementaria biberón

Alimentación Complementaria I

Vamos quemando etapas y esta me hacía especial ilusión además de miedo y expectación. ¿Purés, BLW, alergias, le gustará como cocino, se adaptará a la cuchara? Mil cosas se me pasaban por la cabeza y creo que me preparaba para lo mejor y lo peor. El problema que he tenido es que me incorporaba a trabajar al poco de que hiciera los 6 meses y quería que fuera a la guardería habiendo probado la mayor ...

general atrevete y escribe testimonio ...

Miedos y Angustias de una Mamá Primeriza - Testimonio

Mi testimonio tiene que ver con algo que he notado que se repite en varias mamás primerizas, y que no es para nada igual cuando una tiene un segundo bebe. Esperar el primer bebe es emocionante pero también muy estresante, una no sabe si lo que está haciendo está bien o mal hasta después, cuando vemos el producto en perfecto estado y sonriendo, esa experiencia es muy valiosa a la hora de tener un s ...