Trucos para ayudar con la lectura a tus peques





Era muy pequeña, pero los recuerdos de esta rutina implantada siguen haciendo mella en mi vida adulta. Cada noche, acercándose la hora de dormir, mi padre se sentaba entre la cama de mi hermano y la mía para leernos. No sólo era un momento de lectura, era un tiempo de padre a hijos.


La lectura se convertía en historias que hacía volar mi imaginación. Me unía a mi padre y me dejaba lecciones de vida, que más allá de las palabras, se convertían en ejemplo a seguir. Hasta el día de hoy antes de dormir, me remonto a esos momentos con la buena costumbre de leer unos versos de un buen libro todas las noches. Esa costumbre se desarrolló en mi pequeña infancia.
 

Mucho se dice sobre la calidad en la crianza...yo pienso que se requiere calidad y cantidad, lo dice una hija, no una madre. Ambas son necesarias para el sano desarrollo del pequeño. Si tu como padre o madre, deseas fomentar la lectura en tus hijos, sé buen lector.  

Dice el dicho: "las palabras empujan, pero el ejemplo arrastra" ¿Has visto aquella niña que se pone tacones de mamá y regaña a su pequeña muñeca? Ella simple y sencillamente imita lo que ve de su madre. Si tu hijo te ve leer, para él será algo natural. 
 

¿Cuáles son las recompensas de la lectura?

Hay innumerables beneficios de la buena costumbre de la lectura y el amor por ella, para empezar buena dicción, fluidez, lectura de comprensión, además del buen desempeño académico y laboral. Además de mejores relaciones humanas, una mente más clara del mundo que los rodea y una relación más estrecha con los padres. Por no hablar del placer y la satisfacción que les proporciona realizar esta actividad. ¿Qué más podemos pedir? 



 

¿Cómo fomentar la lectura en tus niños?


1. Pon libros al alcance 

Prepara un lugar especial para hacer una lectura todos los días. Pongan un horario y léeles en voz alta. Se recomienda que promuevas la participación y comenten juntos lo que leyeron.









2. Pídeles que te lean 

Poco a poco ellos también querrán ser los que lleven la voz cantante. Debes de ayudarles a que se animen a hacer preguntas sobre las lecturas y no olvides felicitarlos por sus esfuerzos.



 

3. Regala libros


Los niños no necesitan tabletas, celulares o consolas. Da el ejemplo y llegando a casa guarda tus dispositivos móviles. De vez en cuando pueden visitar una  biblioteca infantil. 





 

4. Haz de la lectura una rutina 

Para desarrollar el amor a la lectura hay que leer. Si bien los padres trabajan duro en dejar una herencia monetaria en sus hijos, creo que las buenas costumbres son lo que realmente vale la pena que recuerden.  





 

¡Padre! Gracias por todo lo que haces por tus hijos. Fomenta la lectura, empieza contigo mismo, si ya lo haces, doble gracias. Estás haciendo de tus hijos personas visionarias, trabajadoras, cultas y productivas. 

Gracias por leer mi contenido, te espero en el próximo post. 

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: