De mi casa al mundo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

DIY: Muñeca Waldorf de abrazar

DIY TUTORIAL MUNECA WALDORF


Este DIY lo tenía prometido desde hace tiempo para acabar de completar la explicación de los principales elementos de juego Waldorf,  ¡y por fin está aquí!

Ha sido posible gracias a la colaboración del grupo de manuales del Proyecto de Primaria Waldorf de Mallorca, donde durante todo el curso nos hemos reunidos algunas mamás cada semana, para aprender y aportar nuestras manos en la elaboración de distintos juguetes y materiales Waldorf.

La verdad es que pensaba que sería más difícil confeccionarla, y me ha encantado descubrir que no hace falta ser una experta de la costura para poder ofrecer a nuestros hijos más pequeños una muñeca dulce, natural y amorosa, elaborada por nosotros mismos.

la pedagogía Waldorf la muñeca que tiene en sus manos un niño es un espejo de su propio ser y de la situación en que se halla su desarrollo.

La muñeca del niño pequeño

Cuando nace un niño, lo que se halla más desarrollado y más llama la atención es la cabeza. En cambio las extremidades, que son tan pequeñas si las comparamos al tamaño que alcanzarán en la edad adulta, presentan movimientos descoordinados y arbitrarios, aún no sostienen el cuerpo.

Por eso la muñeca del niño pequeño debe manifestar esta situación de su desarrollo; Una cabeza redonda y dura, no elaborada, donde la forma esférica aparezca bien caracterizada. Las extremidades y el resto del cuerpo apenas sugeridos.

Este tipo de muñeco es conocido como muñeco de nudos.

Un muñeco de nudos, como el que hice para Ojazos, puede hacer fácilmente con restos de lana y de tela. Lo más importante es que la cabeza sea redonda y dura y los brazos y piernas se pueden sugerir con un nudito en las cuatro puntas.


Es una muñeca muy simple, pero que acostada al lado del niño como compañero, hace las funciones de "tu". Así el niño no se queda solo cuando la mamá no puede tenerlo en brazos.

La muñeca para los niños hasta el tercer y cuarto año

En cuanto el niño aprende a levantarse, su situación corporal se modifica profundamente. Las piernas se convierten en apoyos que sostienen su cuerpo.

Es grandioso observar cómo un niño conquista paulatinamente el espacio hasta encontrarse de pie con total libertad, y la transformación interior que esto le implica también.

Por tanto la muñeca, debe tener en cuenta esta evolución; La cabeza continua igual, aunque puede tener cabellos, y el cuerpo ya está elaborado de una forma sencilla, de manera que los brazos y piernas se hacen ya visibles.  Y también se pueden sugerir los ojos y la boca.

Poner un rostro que esté completamente estructurado establece una impresión fija e invariable en el niño (siempre estará triste, alegre, indiferente?).

En cambio,  si la boca y los ojos apenas se hallan sugeridos, la fantasía del niño o la niña pueden completar el resto, pues tendrá espacio suficiente para que la muñeca se ría, llore o sonría, dependiendo de cómo esté la situación anímica del propio niño.

Un buen ejemplo de muñeca Waldorf para esta fase evolutiva sería la muñeca de abrazar, que es la que hemos aprendido a confeccionar y te muestro en este tutorial.

¿Cómo hacer una muñeca de abrazar?

MATERIALES

MATERIALES DIY MUNECA WALDORF


Como ya te he comentado en otros DIY de juguetes Waldorf, siempre utilizamos en la medida de lo posible materiales naturales, sin tóxicos ni químicos, y de buena calidad.

En esta ocasión hemos utilizado unas telas de algodón orgánico preciosas que nos ha enviado Emma de LoraLora, también lana cardada de oveja para la cabeza y el relleno, y una venda elástica que utilizamos como forro interior de la cabeza, para darle más consistencia y forma.

CONFECCIÓN

Para confeccionar el pijama y el gorro, hemos utilizado este patrón que puedes descargarte aquí.

Se trata simplemente de superponerlo sobre la tela para recortar las piezas.



El pijama lo cosemos (a mano o a máquina) poniendo ambas telas derecho con derecho y dejamos un centímetro de margen de costura.

Se cose por todo el contorno, dejando el hueco de la cabeza y de las manos.

Ahora es el momento de elaborar la cabeza.

La forma de hacerla es cogiendo una tira de lana cardada e ir haciendo una bolita bien apretada.



Cuando la tengamos lista, colocamos cuatro tiras de lana cardada sobre la mesa, como formando una estrella y ponemos la bola en medio, lo cerramos todo como si fuese un paquete y lo fijamos dando vueltas con un hilo bien fuerte en lo que vendría ser el cuello.

Así nos quedará una cabeza con un pequeño tronco hacia abajo.

Ahora, forramos esta bola de lana con la venda elástica.

Después, debemos coger un hilo doble y llevarlo desde lo que sería una oreja a la otra oreja, para darle forma al rostro en la parte de los ojos.

A continuación, con un rectángulo de unos 21x15cm de tela de tono de piel, forramos de nuevo la cabeza. Para cerrarla, puedes hacer una costura como la que aparece en la foto.



Es el momento de dar unas puntadas también para sugerir los ojos y la boca con hilo a contraste.

Ha llegado el momento de coser el gorro a la cabeza y  después colocar el cuerpo, rellenarlo de lana y hacerle las manos.



Para hacer las manos, cortaremos 2 cuadrados de tela de color de piel de unos 7x7cm y los rellenaremos con una bolita de lana.

Después los cosemos en su lugar, y ¡listo! 



Además para completar, podemos ponerle un pañuelito en el cuello, o hacer unos pespuntes también para marcar más los pies y el torso, pero sin ellos también quedan muy bien.

El último detalle sería elaborar  un saquito de lana de punto o de ganchillo, que le hará de camita.


¿Qué te ha parecido? De verdad que ¡es mucho más fácil de lo que parece! Espero que te animes a hacerle alguna a tus pequeños. Después, el siguiente nivel, a partir de los 4 años, sería elaborar una muñeca que se parezca al niño/a de este estilo. 

Está confeccionado por una mamá de la escuela para su hijo de cinco años, ¿no te parece precioso? 



Bibliografía consultada para este artículo: Mi querida muñeca de Karin Evelyn Scheven de la Ed. Pau de Damasc.



<<Hoy en día los objetos que nos rodean, la mayoría de las veces, no están hechos por manos humanas sino por máquinas y éstas no traspasan al material lo que transmiten las manos o el cariño con que el ser humano hace las cosas? Con la confección hecha con cariño, penetra algo esencial en la muñeca? Obviamente nadie puede hacer una muñeca con tanto amor como una madre o una abuela que la crean para su niño?  - Karin Evelyn Scheven>> 

Suscríbete para seguirnos y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

Fuente: este post proviene de De mi casa al mundo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Despedida y cierre Atelier DMCAM

Cada maternidad me ha traído el regalo de poder avanzar un pasito más en mi proceso de evolución personal. Y algo que he aprendido tras ser madre es que debo escucharme, hacer caso a esa voz interior, ...

Etiquetas: general

Recomendamos