La Brujita Tapita Idea guardada 2 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

El lenguaje de los cromosomas

El pasado día 21 de marzo fue el Día Internacional del Síndrome de Down. A grandes rasgos, el síndrome de Down consiste en la duplicación de parte del par cromosómico 21, lo que hace que las personas que tienen síndrome de Down tengan tres cromosomas en este par, en lugar de dos, que es lo HABITUAL. Observaréis que he utilizado la palabra "habitual" y no "normal". Tiene una explicación. TODOS SOMOS NORMALES

Cuando estudiaba la carrera de Magisterio, tuve la suerte de contar con un profesor que me hizo reflexionar sobre la importancia del lenguaje en la normalización de la discapacidad. En muchos ámbitos, publicaciones educativas incluidas (lo que me produce un cabreo importante), podemos leer la distinción entre "niños con síndrome de Down" y ¨niños normales". Y todos los niños son normales. Porque lo normal es que haya niños con síndrome de Down, niños sin síndrome de Down, niños sordos, niños que oyen, niños ciegos, niños que ven, niños rubios, niños morenos... Lo anormal sería que un niño ciego, viera. Pero un niño con síndrome de Down es un niño normal, porque lo normal es que existan niños con síndrome de Down.
Los niños con síndrome de Down, por tanto, son niños normales que ESTÁN discapacitados. Y aquí, de nuevo, os ruego que prestéis atención al verbo. Están, no son. Los niños con síndrome de Down no son discapacitados, la discapacidad no es algo que forme parte de su ser. Los niños que tienen síndrome de Down están discapacitados porque la sociedad en la que vivimos no se adapta adecuadamente a sus características físicas e intelectuales. Como lo más habitual en la sociedad es no tener síndrome de Down, la sociedad se ha organizado adaptándose a las características de las personas que no lo tienen, y como somos así de apañaos, pues a las personas que no se adaptan a estas características les hemos colgado el cartel de discapacitados y listo. Y mira, no. Imaginaos esta situación: una persona oyente y que desconoce la lengua de signos quiere comer en un restaurante. El camarero que le atiende comienza a signar para detallarle cuál es el menú del día. La persona oyente le dice al camarero que no entiende la lengua de signos, pero el camarero es sordomudo y no puede oírle. La persona oyente mira a su alrededor y observa que el resto de clientes están disfrutando de unos platos riquísimos sin problema alguno. Todos los clientes del restaurante pueden signar porque conocen la lengua de signos. Pero nuestro amigo no puede pedir ni un vaso de agua porque ningún camarero puede oírle y él no sabe signar. ¿Quién está discapacitado en este caso?
La discapacidad, como vemos, es una construcción cultural y como todos sabemos, la cultura es el resultado de la acción humana, por lo tanto, en nuestras manos está cambiarla.


Hay una cosa que me da mucha rabia y es la "discriminación positiva" y el paternalismo. No soporto cuando oigo aquello de tener un hijo con síndrome de Down es una bendición. Tener un hijo deseado es una bendición. El que este hijo tenga o no síndrome de Down no le añade valor. Tampoco le resta. Tan solo lo hace más complicado. Cuando uno tiene un hijo, sabe (o debería saber) que va a tener que incluir la palabra "renuncia" en su vocabulario de forma más o menos habitual. Renunciar a tiempo para uno mismo, renuncias materiales... A todas las madres nos ha pasado ir de compras para nosotras y volver sin unas tristes bragas para nosotras, pero con varias bolsas de ropa para ellos. ¿O me equivoco? Pero quizá estas renuncias, en el caso de tener un hijo con discapacidad, se incrementan injustamente. Fisioterapeutas, logopedas, atención temprana, mobiliario adaptado, ortopedia... son actividades y gastos adicionales que los padres de un niño con discapacidad deben afrontar. Pero sinceramente, no creo que ninguna persona del mundo, antes de ser padre piense "ojalá mi hijo tenga síndrome de Down". Si se da esa circunstancia, se acepta, exactamente igual que se acepta que tu hijo tenga cólicos del lactante y se tire tres meses llorando sin dormir. Es tu hijo y lo quieres tal y como es, y es una bendición porque es tu hijo, no porque tenga síndrome de Down.
Otra cosa que me revienta es cuando oigo a alguien decir "los niños con síndrome de Down son tan cariñosos..." Hace tiempo alguien publicó una foto de un grupo de niños con síndrome de Down visitando el Calderón. Uno de los comentarios decía algo como "los abrazaría y besaría a todos, son todos amor". ¿Perdona? ¿Los conoces a todos? ¿Sabes si ellos quieren que los beses y los abraces? Si a alguna de mis dos hijas mayores un desconocido/a las aborda por la calle y las abraza o las besa, les da un pasmo, eso seguro. Y mucha gracia no les haría, porque por lo general, no suelen llevar muy bien el tema de demostraciones de afecto y más con desconocidos. Pero hay quien presupone que por el hecho de tener síndrome de Down, los niños han de ser cariñosísimos, como si el cromosoma extra del par 21 fuera "el cromosoma del amor".
Los niños con síndrome de Down son exactamente igual de cariñosos que el resto de los niños, exactamente igual de ariscos que el resto de los niños, exactamente igual de graciosos que el resto de los niños y exactamente igual de pesados y cansinos que el resto de los niños. ¿Sabéis por qué? Porque son niños.
Y es que cualquier generalización es mala de por sí. No existen "los niños con síndrome de Down".
Existe Juan, de 7 años, moreno, del Atleti, con los ojos azules. Dos cromosomas en el par 21.
Existe Lucía, 9 años, rubia, ojos marrones, del Madrid, como su padre y su abuelo. Con tres cromosomas en el par 21.
Existe Lucas, de 10 meses. Bebé gordito y risueño. Rociero por parte de padre. Tres cromosomas en el par 21.
Existe Alicia, 3 años. Alta como una espiga. No le da besos ni a su abuela. Dos cromosomas en el par 21.
Existen NIÑOS. Niños altos, bajos, rubios, morenos, simpáticos, niños con síndrome de Down, niños sin síndrome de Down, cariñosos, antipáticos...
Cada niño es ÚNICO. Cada niño es ESPECIAL. Y cada niño merece ser considerado individualmente por ser quien es, sin contar cuántos cromosomas tiene.
photo credit: hauntedhouse via photopin (license)
Fuente: este post proviene de La Brujita Tapita, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El lenguaje de los cromosomas

El pasado día 21 de marzo fue el Día Internacional del Síndrome de Down. A grandes rasgos, el síndrome de Down consiste en la duplicación de parte del par cromosómico 21, lo que hace que las personas ...

¡Felicidades, papá!

Mañana es el Día del Padre, lo que tiene su parte buena, que es que es fiesta (ya, ya sé que no es fiesta en toda España, pero aquí sí y estoy feliz, qué queréis que os diga) y su parte mala, que es c ...

Tengo superpoderes

Queridos lectores, hoy vengo a confesarme con ustedes, pues llevo sobre mis hombros una pesada carga, una losa que me acompaña de día y de noche y no me deja respirar. Tengo superpoderes. Poderes par ...

Recomendamos

Relacionado

Inspiration Maternity mujeres que inspiran

Síndrome de Down en Alemania

Mi nombre es Aloña, tengo 43 años y soy guipuzcoana (España). Llegué a Alemania con una beca Erasmus para estudiar un año en la universidad técnica de Karlsruhe y ¡ya llevo aquí casi 20 años! Soy arquitecta y tengo 3 hijos: un niño de 5 años y mellizos de 2 años recién cumplidos, niño y niña. Mi hijo pequeño tiene Trisomía 21, lo que también se conoce como Síndrome de Down. ...

Problemas en el Desarrollo de los niños

Para comprender el síndrome de Down

El nacimiento de un bebé con síndrome de Down produce emociones encontradas, incertidumbre y miedos, en el seno de nuestras familias. Son muchas las preguntas y las respuestas necesarias. Pero hoy se sabe que padres y familiares pueden ir evolucionando desde las reacciones iniciales y naturalmente ligadas al manejo de la ansiedad, como la negación y la tristeza, hacia respuestas adaptativas más sa ...

consejos

Cómo diagnosticar el Síndrome de Down durante el embarazo

Cada vez son más los profesionales de la ginecología que recomiendan la opción del test prenatal no invasivo para diagnosticar el Síndrome de Down durante del embarazo, independientemente de la edad de la madre. Las pruebas de detección pueden indicar la probabilidad o posibilidad de que una madre esté embarazada de un bebé con síndrome de Down. Pero estas pruebas no pueden asegurar o diagnosticar ...

Especiales de Fundaciones Asociaciones ONG...

Fundadown celebra el Día Mundial del síndrome de Down con diversión y alegría

A partir de las nueve de la mañana y hasta las 12 del mediodía, Fundadown comenzará la novena edición de su celebración del Día Mundial del síndrome de Down, contando con el apoyo de más de 40 voluntarios y la asistencia de varios centros educativos dedicados a la educación de personas con dicha condición, quienes se reencontrarán en un espacio para la recreación e integración sana y agradable. El ...

aprendizaje inteligencia emocional planes en familia ...

Libros infantiles sobre el Síndrome de Down.

Entre las propuestas literarias de esta semana queremos presentaros y recomendaros 3 libros especiales, tres libros infantiles que hablan sobre el Síndrome de Down para poder explicar a nuestros hijos este trastorno genético. Tengo síndrome de Down es la historia de David, un niño con Síndrome de Down que bajo la forma de álbum ilustrado infantil se convierte en una herramienta perfecta para compr ...

Especiales de Fundaciones Asociaciones ONG...

Fundadown regala diversión en el "Día Mundial del síndrome de Down"

Fundadown Venezuela, el miércoles 22 de marzo, de 9:00 am a 12:00 del mediodía, niños, jóvenes y adultos con síndrome de Down ofrece una actividad para que disfruten gratuitamente de una mañana de recreación, intercambio e integración. Los espacios de Diverxity y Strikexity (Nivel Diversión, C.C. Sambil) recibirán a decenas de familias, asociaciones y centros educativos en el área de la discapacid ...

sindrome down juguetes y niños sd

Niños con Síndrome de Down y los juguetes.

FUENTE La familia que tenga un niño con síndrome de Down debe conocer a fondo los cuidados y atenciones que necesita, el niño que padece este síndrome y ha sido estimulado correctamente será capaz de jugar solo y divertirse, pero de igual forma necesita la compañía de sus padres y familiares, compartir actividades y juegos con él. Gracias al juego se pueden reforzar los lazos en la familia al igu ...

síndrome de down bebés riesgo enfermedades bebés ...

El síndrome de Down

Ya que no se ha tocado demasiado este tema todavía, he pensado en introducir en nuestra sección de salud de vez en cuando un post sobre determinadas enfermedades que no se han comentado. Concretamente, hoy voy a hablar del Síndrome de Down, trastorno genético de origen desconocido que se puede diagnosticar en el embarazo, que no tiene cura y que se da aproximadamente en 1 de cada 1000 nacimientos. ...

Problemas en el Desarrollo de los niños

Ha nacido un bebé con síndrome de Down

Cuando nace un bebé con síndrome de Down, sus padres suelen vivir días de crisis emocional. Y en general, no lo niegan: Teníamos otro planes. Esperábamos que nuestro hijo naciera sin problemas. Sienten tristeza, culpa y hasta rabia. Pero… la tormenta casi siempre pasa y llega la calma. Los papás terminan comprendiendo que su bebé necesita de ellos y de toda la familia. Que los necesita fuertes y b ...