Blog de Fátima A. Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Embarazo en primavera

Disfruta del buen tiempo

Mayo por fín, nos ha brindado una pequeña tregua de calor, que ha servido como adelanto del verano. ¡Qué ganas tenemos de que llegue para quedarse definitivamente! 

Se dice que la mujer embarazada, como la novia en su gran día, luce más guapa y espectacular que nunca. Desde aquí, no sólo te animamos a que presumas de tripa días puntuales, sino toda la primavera e incluso, el verano ¿Te apuntas?

 

Después de un invierno helador

Como estás comprobando, el embarazo es una etapa muy larga y bonita, pero en la que atraviesas por diferentes estados de ánimo que en ocasiones condicionan tu manera de ser, de estar, de hablar o de vestir. Al estar embarazada, con el desarreglo hormonal que te caracteriza, a veces es el clima tu gran aliado para sentirte algo más animada y con mayor vitalidad.  

A todos nos ocurre. Cuando sentimos los primeros rayos de sol en nuestra piel, tan resentida del frio tras el intenso invierno que acabamos de atravesar, es como si nos inyectaran una gran dosis de energía con la que esperamos ‘durar’ al menos hasta que termine el verano y con él, la época estival. Gracias a los cambios que se experimentana nivel climático, las personas sentimos los efectos de manera directa tanto en nuestro organismo como en nuestra vida emocional. 'La primavera la sangre altera' no es tan sólo una frase hecha.!Haz de esto tu premisa estando embarazada!

 

¡Arriba el ánimo!

Una cualidad que suele asociarse con la primavera es que somos más positivos y eso nos hace relativizar los problemas de la vida diaria, más difíciles de asumir en una época fría y triste como lo es el invierno para muchos.  

Los psicólogos insisten en que el clima, en cierta manera, sino forja el carácter sí que lo condiciona. Por ello esta época es el preludio ideal para encarar un verano lleno de descanso, vitalidad y optimismo. Saca partido a tu embarazo en los meses más bonitos del año.

 




Llénate de naturaleza

La naturaleza puede ser tu gran aliada si no eres alérgica y vives en una zona de campo o no contaminada como las grandes ciudades. El embarazo se desarrolla de maravilla en un lugar tranquilo y saludable precisamente porque en estos meses se requiere mucho reposo y mucha armonía.  

Si no tienes la suerte de vivir cerca de prados verdes o de campos donde pasear entre amapolas como en una escena de lo más bucólica no te preocupes, porque siempre hay alternativa a todo inconveniente. Si vives en Madrid o alrededores, tienes multitud de sitios donde puedes ir en coche y desconectar del mundanal ruido por unas horas o incluso días. Cambiar de ambiente y sentir que, a pesar de estar esperando un hijo, puedes desenvolverte y hacer muchas de las cosas que hacías antes, es muy positivo, según los psicólogos.

 

Si no vives en el campo, haz excursiones

¿Conoces el famoso Tren de la fresa?  Lleva años en funcionamiento y se encarga de llevarte en tiempo express hasta el mismo Aranjuez. Otros destinos cercanos a la capital, como Chinchón o El Escorial son planes asequibles y ‘reales’ en estos tiempos de crisis. La geografía española, tan rica y variada hace que existan multitud de interesantes alternativas de ocio en las que ahora, más que nunca puedes disfrutar en tu estado y en compañía de tu pareja, amigos o seres queridos.  

¿A qué esperas para preparar la mochila y los bocatas? Montaña, playa, turismo rural, cualquier destino es perfecto en esta época. El clima templado está a tu favor y al del bebé pues no pasaréis excesivo calor y ya no habrá necesidad de abrigo y bufanda.

 

 




Cuídate

El privilegio de ser madre es algo que deberías lucir y de lo que puedes presumir abiertamente. No tienes por qué ocultar la tripa y tampoco esos kilos de más. No es que estés gorda, es que llevas a una persona en tu vientre y obviamente tu figura ha cambiado, pero !sigues siendo la misma!  

Utiliza cremas hidratantes más que nunca. Cuida los eccemas y los granos que suelen atacar a las embarazadas y más en primavera, pero no te excedas en productos estéticos porque podrían causarte reacciones adversas en la piel, mucho más delicada ahora.

 

Frutos rojos, beneficiosos

¿Has oído hablar de la importancia de la gama cromática en los alimentos? Pues ya que estamos casi en primavera, hablemos de lo positivo de comer frutas rojas. Las cerezas, las fresas, frambuesas, arándanos, moras o grosellas, van a hacer las delicias de grandes y pequeños como cada año por estas fechas.  

Los frutos rojos contienen vitamina C y otra serie de sustancias antioxidantes que ayudan a evitar diabetes y problemas en los huesos como la artritis y sus derivados.

 

Hormonas alborotadas

Como decíamos antes, está más que comprobado que las hormonas se disgregan y alborotan desde marzo y hasta el verano. Son fechas de alegría, de clima templado y de fantásticos cambios en la naturaleza que nos afectan más de lo que pensamos. Mira a tu alrededor y quédate con los nuevos sabores y olores primaverales que, enseguida darán paso al verano.  

Si tu estado hormonal es más delicado o sensible por estar embarazada, cada sabor, cada olor y cada experiencia en estos meses te va a suponer una vivencia de lo más intensa y característica así que disfrútalas al máximo. ¡Tu bebé te lo agradecerá!

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado