comunidades

Francamente querido, me importa un bledo



La que se ha liado pollito con la entrevista a Cristina Pedroche. Menudo hervidero han sido las redes sociales tras publicar la Vanguardia una entrevista a la presentadora, en la que aseguraba que tendrá un hijo y le querrá mucho, pero no tanto como a su marido. Pues me parece muy bien. Es más, aplaudo su postura. Hay que ser muy valiente para declarar sus verdaderos sentimientos. El periodista le prevenía de la posibles criticas que iba a recibir por semejante afirmación, a lo que ella contestó que cada una tiene sus sentimientos y que acepta, y no juzga, que haya gente que piense lo contrario. Nuevamente se merece un aplauso por su respeto hacia los que no piensan como ella.

Puedes estar de acuerdo, o no, con su postura, pero no puedes ni debes criticar sus sentimientos. Son suyos como tú tienes los tuyos. Puede estar, o no, equivocada, pero eso no da carta blanca a la gente para que la puedan llamar hasta gilipollas.

Luego hablaremos de parto respetado, maternidad respetada, educación respetada... pero si no nos respetamos los unos a los otros, mal vamos.

Yo pienso que no es comparable el amor que tienes a un hijo por el que tienes a tu pareja. Son diferentes, ni más ni menos. No es cuestión de cantidad ni de calidad. Esto no es una competición. Sé que ambos reciben lo mejor de mi y ellos me aportan lo que necesito para ser feliz, y con eso me basta. Y lo que piense o sienta Cristina Pedroche, o el vecino del cuarto, francamente querido, me importa un bledo.

Fuente: este post proviene de Corriendo sin zapatillas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡Qué barbaridad! Hay gente que esto del estado de alarma se lo ha tomado al pie de la letra y no hace más que alarmar. Que no es un tema baladí, estamos todos de acuerdo. Es doloroso pensar en las mil ...

Hace algún tiempo, lo que iba a ser una noche tranquila de final de verano, desembocó en un buen rato de angustia, afortunadamente con un desenlace  feliz.  Serían más de las 10  cuando mi WhatsApp se ...

Recomendamos

Relacionado

maternidad segundo embarazo

Cuando nos lanzamos a la aventura de ser padres de nuevo, sólo veíamos ventajas, especialmente una servidora: -Alma tardó más de dos años en llegar, así que no podíamos esperar mucho por si las moscas. -Con 36 cumplidos, o me ponía ya o ‘tararí que te vi’ -Nos hacía muchísima ilusión que se llevaran poco tiempo para que crecieran juntos. Ni mi marido ni yo hemos tenido esa suerte y no ...