comunidades

No es el momento



Hace algún tiempo, lo que iba a ser una noche tranquila de final de verano, desembocó en un buen rato de angustia, afortunadamente con un desenlace  feliz.  Serían más de las 10  cuando mi WhatsApp se convirtió en un hervidero. En los pocos grupo de padres del cole, amigos, conocidos y vecinos que tengo no se hablaba de otra cosa: un niño del barrio, un poco más mayor que mi hija, había desaparecido.  Todo este tipo de noticias, como las víctimas del Covid19,  las tomas con cierta distancia hasta que las pones nombre y apellido. Entonces la cosa cambia. Y en esa ocasión, como ahora, tenía nombre y apellido porque al ver detenidamente la foto que corría como la pólvora por Whatsapp, descubrí que el niño era un vecino.

Aquella noche no se veía un alma por la calle, se escuchaba el silencio, como ahora. Y cualquier coche, conversación o palabra más alta de un susurro te hacía estar alerta.  Antes de irme a dormir no puedo evitar teletransportarme a aquella noche cada vez que cierro las persianas del salón y más en estos últimos días que ha hecho calor.  Yo pensaba en el niño, claro está, y rezaba para que no le hubiera pasado nada. Pero pensaba también, y mucho, en sus padres y hermanas y en el sufrimiento de aquellas horas que llevaban ya a sus espaldas sin saber nada del menor. Y cuando trataba de ponerme en su piel, jamás me los imaginé discutiendo o reprochándose actitudes y comportamientos que hubieran sido la causa de que el niño hubiera desparecido. Al contrario, me los imaginaba como una piña sin perder un minuto de su preciado tiempo para encontrar a su hijo.

Pues bien, cuando empezó esta maldita pandemia que a todos nos tiene rotos de dolor (no son casi 18.000 muertos, son 18.000 dramas cada cual con una historia, una familia y una tragedia por detrás) pensé que por una vez, todos íbamos a ir a una: a vencer el virus. Pero hoy hace un mes desde que se publicó en el BOE el estado de alarma y 30 días encerrados son muchos días. Y aquella unidad del principio se ha convertido en una retahíla de reproches de un partido político a otro, de ciudadanos enfurecidos increpando al gobierno de ahora o al de antes, de personas anónimas esparciendo mierda de un lado para otro basándose en hechos presentes o pasados.  Y la cosa no va así. Ahora no es el momento.

Ahora toca focalizarse en un solo propósito: acabar con el Covid, como aquellos padres se centraron en el suyo: encontrar a su hijo.  Y cuando todo haya pasado, entonces sí. Entonces habrá que pedir responsabilidades pasadas y presentes. Y de todo sacar una enseñanza para que en el futuro, nada de esto vuelva a pasar.

Estoy muy decepcionada con los políticos españoles, sea cual sea su color. Pero por mi boca, por mis redes, por mi Whatsapp no saldrá ni un solo reproche a los errores cometidos antes y ahora. Cuando todo esto pase, seré la primera en pedir la cabeza de quien, desde mi punto de vista, no haya estado a la altura ayer y hoy. Pero ahora no es el momento.

Por cierto, el niño apareció.  Fue un acto de rebeldía sin más.

Fuente: este post proviene de Corriendo sin zapatillas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡Qué barbaridad! Hay gente que esto del estado de alarma se lo ha tomado al pie de la letra y no hace más que alarmar. Que no es un tema baladí, estamos todos de acuerdo. Es doloroso pensar en las mil ...

Hace algún tiempo, lo que iba a ser una noche tranquila de final de verano, desembocó en un buen rato de angustia, afortunadamente con un desenlace  feliz.  Serían más de las 10  cuando mi WhatsApp se ...

Recomendamos

Relacionado

#stopniñofobia modales niños educación

Ya está bien, hombre. Ya está bien. No aguanto un día más sin opinar sobre este tema. Mucho se ha escrito sobre ello y si bien hace unos meses pensaba que no estaba mal que en algunos lugares se impidiera (no me gusta la palabra prohibir) la entrada de menores, hoy tengo otro concepto. Hoy sigo pensando lo mismo (afortunadamente frente a los hoteles/terrazas/bares niñofóbicos hay muchos más que n ...

general cachete pedagógico maltratro ...

Hace unos días, en una cena, hablando sobre la educaciónde los niños, tuve un "enfrentamiento verbal" con un padre que me defendía el famoso "cachete pedagógico" para corregir a los niños. En la conversación me explicaba que un niño que no ha recibido un cachete a tiempo es una persona que no entiende de límites y que tiende a frustrarse cuando el resto no le da la razón. Ademá ...

bebés alimentación bebé ...

El otro día, leyendo el blog de una madre bloguera, recordé el tema del biberón. Cuando tuve a mi hijo tenía claro que, al menos durante los 3 primeros meses quería darle pecho, no hay mejor alimento para un bebé que la leche materna. Pero a veces, por h o por b, no es posible ofrecerle leche materna o no es suficiente. Como a mí me practicaron cesárea, me tardó en subir la leche unas 48 horas, y ...

Otros Opinión

Si no lo dirías, no lo escribas, éste es uno de los ocho mandamientos para no meter la pata en el whatsapp. Un artículo publicado en Smoda el pasado mes de septiembre pero que yo he tenido la ocasión de leer hace relativamente poco. Miguel Ángel Rizaldos, colega de profesión, nos explica en este recomendable artículo algunas normas a tener en cuenta para comunicarnos mejor cuando utilizamos el wha ...

General

Esta mañana me he levantado con el tono de whatsapp de mi móvil.  Cuando he mirado tenía más de doscientos mensajes. Todos ellos con una temática común: los carnavales. Mi teléfono estaba lleno de  una gran colección de fotos de todos los disfraces de los niños de amigas, vecinas y conocidas. Hoy es día de Carnaval y todos los niños tienen que ir disfrazados. Y si algún niño no lleva disfraz al co ...

General

Un comentario en Twitter nos ha hecho reflexionar. ¿Quién no se encuentra en un grupo de whatsapp con los padres del colegio de nuestros hijos. Un buen día te encuentras con que alguien te ha añadido a un grupo de whatsapp formado por los padres del cole de tus hijos (algunos de los cuales ni siquiera conoces),  sin preguntarte antes si quieres unirte, y como  te da vergüenza salirte (y para que n ...

General

Erase una vez un padre que no sabía jugar. De pequeño su infancia había sido la de un niño como otro cualquiera. Jugaba al fútbol con sus amigos, salía a correr y trotar por el campo, ponía petardos en el cole y  pegaba a sus hermanas. En definitiva, un niño que había disfrutado de todas las cosas buenas que tiene la infancia. Pero ese niño creció y se convirtió en un adulto cuya única preocupació ...

Apellidos maternidad registro

¿Sabías que a partir del 30 de junio de este año el apellido del padre dejará de prevalecer sobre el de la madre? Pues así es. Ese día entra en vigor la reforma de la Ley de Registro Civil y desde entonces será decisión de los progenitores, y por mutuo acuerdo, establecer el orden de apellidos de sus hijos. Hasta ahora era el apellido del padre el que predominaba y para cambiar el orden se debí ...

A Debate

FOTOS: Campaña ‘Phone Wall’ del Centro de Investigación Psicológica de Shenyang. Últimamente me ha salido una vena antropológica que es especialmente sensible en bares y cafeterías, como si allí y no en otro lugar pudiese estudiar científicamente los rasgos y características de la socidad occiental, la española en concreto, en el siglo XXI. Entre cafés, tartas, helados, cookies, cupcak ...

nombres de bebé nombres nombre de niña ...

No hay nada más personal que el nombre de una persona. Lo eligen nuestros padres y nos acompaña toda la vida. Imprime carácter, en ocasiones tiene historia o simplemente la moda hace que terminemos escogiéndolo. Indudablemente, algunas personas tienen en mente cómo se llamará su futuro bebé desde hace mucho tiempo. La decisión suele ser de la pareja en conjunto, pero a veces ponerse de acuerdo cue ...