Bienvenida Mama Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

Malas noches y falta de sueño

Cuando anuncias que vas a ser madre, una de las primeras cosas que te dicen es "aprovecha para dormir, que luego ya no podrás". Y por un lado es cierto, ya que el sueño cambia muchísimo, pero por otro ¡no es acumulativo!

Ojalá todo lo que dormí en el embarazo pudiera recuperarlo ahora, o lo de los primeros 8 meses... porque sí, durante los 8 primeros meses dormimos de lujo.

malas-noches


Bueno, el primer mes no, Leoncito los primeros días tomaba un par de bibes por la noche, al poco solo uno, y al mes y una semana ya dormía toda la noche del tirón, desde unas 23.30h hasta unas 7.30h. Que yo creo que hubiera dormido antes, pero una que es una paranoica, lo despertaba para comer...

Eso fue así hasta los 8 meses. Todo el mundo nos decía que no sabíamos lo que era tener un bebé. Dormía toda la noche, varias siestas por el día, no quería colo, se entretenía él solo, nunca, y sí NUNCA lloró desconsoladamente ni más de 1 minuto.

Hasta ahora te está comiendo la envidia ¿verdad? No te preocupes, que si no viene antes, viene después...

Llegaron los 7 meses más o menos y Leoncito empezó con sus primeros mocos, sus primeras fiebres y su primera bronquiolitis. A los 8 meses y unos días acaba ingresado en el hospital (ya te lo conté aquí) y ahí empezó nuestro trajín nocturno.

Pasamos a que nos necesitara para dormir, a en el medio de la noche necesitar nuestro contacto (con lo que empezamos a practicar nuestro colecho) Además le sumamos las noches con fiebre, sin duda las peores del mundo mundial.

Y así seguimos, ahora mismo con 16 meses y una nueva bronquiolitis (menos mal que en verano mejoran...) y nuevas noches con fiebre...

He de confesar que me pongo de muy mal humor, la falta de sueño me supera. Cada vez que suena el despertador para controlar la fiebre, durante un microsegundo me dan ganas de estamparlo contra la pared apagarlo suavemente y seguir durmiendo, hasta que después de esas de esas milésimas de segundo eres consciente de que eres madre y tienes un bebé enfermo a tu lado.

En ese mismo momento me entra un sentimiento de culpabilidad de lo más grande del mundo ¿cómo pude pensar en seguir durmiendo? con lo mal que lo debe estar pasando mi cachito... Y si no tiene fiebre aún bueno, pero como aún por encima descubras que tiene unas décimas, esa culpabilidad se triplica y el sueño desaparece por completo... ¿cómo puedo ser tan mala madre?

Me paso el día sintiéndome mal... hasta me he llegado a plantear dormir por el día que él está mejor y puede disfrutar con su padre, y pasarme toda la noche despierta. Además es que se acerca la hora de irse para cama y me empieza a entrar un agobio... ¿Me estoy volviendo loca?

Creo que la falta de sueño me está afectando seriamente a mi raciocinio, de hecho he leído que puede provocar tristeza, actitud pesimista, y también disminuye la memoria a corto plazo ¿será por eso que últimamente me olvido de todo?

No me quiero ni imaginar a esos padres que después de dos años aún no saben qué es dormir de un tirón, o levantarse para ir un trabajo desmotivador de mañana y tarde durmiendo tan poco... Si en el fondo sé que protesto por vicio, pero es que ¡tengo sueño!!

bebés durmiendo - GIFMANIA

www.gifsanimados.com
Sé que los momentos de bronquiolitis tarde o temprano acaban, y volveremos a la rutina, y que cuando Leoncito esté en su habitación (el dormitorio supuestamente llega a finales de este mes) la cosa mejorará, estoy convencida de ello, y sino no te preocupes, que te lo contaré...

Y tú ¿cómo pasas las noches? 



Fuente: este post proviene de Bienvenida Mama, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Kilos de solidaridad

Si tengo que destacar una de las cosas en las que la maternidad me ha cambiado, es en la forma de ver a los demás niños. Hasta hace bien poco, no eran más que niños, que muchas veces eran unos trastes ...

Club de lectura: ¡Buenas noches!

Lo sé, estoy desaparecida, así que antes de nada ¡perdóname! Desde que empecé las clases en la universidad el tiempo no me da para nada: millones de cosas que hacer y estudiar, y si a eso le sumamos l ...

Bizcocho de colacao con thermomix

Uno de mis vicios confesables es el chocolate. Cada vez que compro una tableta, corre peligro, porque en sólo unos minutos ¡desaparece! Así que tomé la determinación que no iba a comprar nunca más cho ...

Recomendamos