comunidades

Mi primera aventura de mamá



Hace tiempo en un taller nos pidieron que escribiéramos nuestra historia, de ahí que al leer la mía me hicieron notar que yo antes de casarme vivía en un mundo de fantasía, lleno de felicidad, y aunque puede ser que aún siga soñando despierta, dijeron que cuando me casé por fin puse los pies en la tierra, puede ser, pero haber formado una familia me ha hecho vivir lo que no imaginaba.

Hoy contare mis vivencias en la espera de mi primer hijo:

El día que supe que estaba embarazada lloré mucho, pero no por mi bebe sino por cuestiones ajenas a él como la incertidumbre y los prejuicios familiares. Lloraba mientras me tocaba el vientre y le decía a mi hijo que lo amaba y que no era el por quien lloraba, que todo iba a estar bien... Mi novio se alegró mucho con la noticia, me consolaba y ofrecía todo su apoyo a lo que decidiera.

Emocionalmente fue un momento muy difícil para mí, solo era que me pusiera a pensar y me deprimía o me daba por dormir mucho, pero por lo general me mantuve muy activa. Sin embargo físicamente me sentía como nunca, mi piel se puso suave, mi digestión se reguló, mi cabello se hizo manejable, me sentía saludable y así, unas cosas compensaron las otras...

Como primeriza tenía mucho miedo a lo que venía, después de mi boda las cosas se presentaron muy diferentes a lo que creí, al contrario del romanticismo que esperaba la relación entre mi esposo y yo se resintió un cambio muy duro, al menos para mí, me sentía muy sola por las largas ausencias de mi esposo...

Por todo eso y más aún por lo que me contaban acerca de la maternidad estaba temerosa, así que me puse a investigar los temas que más me intrigaban, escuche a todas las mujeres que me compartieron sus vivencias y sus consejos, al final fui tomando los que mi intuición me decía que me servían y así fue:

2 de la mañana, sentí la primera contracción, aguante la primera hora acostada identificando si se trataba realmente de contracciones y tomando tiempos, ya que las identifiqué me levante a bañarme, me tomé un té de cominos y nos fuimos al hospital, me regresaron a la casa y me dijeron que regresara a las 10, pero mi suegra sabiamente me llevó antes, yo estaba tranquila, ya en el hospital me internaron y todos muy al pendiente de mi, se turnaban para hacerme compañía y mantenerme tranquila, todo el tiempo me decían que no parecía primeriza y que me estaba portando muy bien, yo me sentía llena de sentimientos de gratitud y confianza, estaba decidida a cooperar , todo por mi hijo, me podía mucho pensar que el sufriera, me llegaba a la mente cosas como el sufrimiento fetal y solo quería evitárselos...

Me dolía, mucho, pero yo decidí dejar como última opción la epidural, en poco tiempo sentí el empuje de mi hijo y les grité -¡ya viene!- se rieron de la incredulidad y me dijeron que si quería que me anestesiaran, les dije que todo lo que quisieran, pero que ya me pasaran a la sala, firme la autorización mientras me pasaban y susto que se llevan al ver a mi hijo ya a punto de salir, entonces me dijeron que no pujara en esa contracción y pronto me pasaron a la camilla, vino la siguiente contracción me decidí, pujé con toda mi alma que vi todo en sombra, como si estuviera encandilada y nació, justo a las 10:40 am... Un alivio para mí, escuche llorar a mi hijo, me lo enseñaron, que le diera un beso y me sentí plena, llena de amor y ternura...

Lego vino lo más difícil para mí, la limpieza interna y los puntos al corte dónde me rotaron, fue traumático, pues entre toda la información jamás me enteré de esto y como no lo esperaba me espanté... Ahora sí temí al dolor, perdí la confianza y me invadió el miedo hasta que por fin terminó y me pasaron a un lado al pasillo...

En seguida de mi pasó algo muy triste, entro una señora que con 6 meses de embarazo se adelanto su bebé, yo afuera me estaba dando cuenta de todo, le pedía a Dios un milagro que no sucedió...

Después ya que había terminado aquello me llevaron a mi bebe y me decían que le diera el pecho para que empezara a bajar la leche, pero no pude, así que me dijeron que estaba bien, que lo intentara más tarde. Yo solo quería estar con él, no me importaba el cansancio, ni nada más que cuidarlo. Tenía muchos sentimientos encontrados, quería salir consolar a aquella madre, a la vez que sentía gratitud por la vida recién nacida de mi hijo, lloraba de tristeza a la vez que de alegría...

Vivía entonces con mis suegros y mi esposo estaba en estados unidos, pero yo me sentía muy bien en todo sentido; no me dio depresión alguna, la recuperación fue muy rápida, tenía abundante leche y mi hijo pareciera que sabía bien lo que tenía que hacer, dormía mucho por la noche, aunque de día se despertara seguido, por la noche 6 horas seguidas era lo más común, mis suegros me decían orgullosos de su nieto - ¡Él es un ‘hombre' bien hecho!, - No parece que haya bebe aquí... -No conocí nunca un bebe como el...

Y así fue el comienzo de la vida como mamá, para mí ha sido la experiencia más gratificante de mi vida y quizá la más difícil, pero también la que más vale la pena.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

Cuando Ally Opfer llegó a urgencias pensó que el fuerte dolor que sentía se debía a las piedras en el riñón que le habían detectado. Se llevó una gran sorpresa cuando los médicos le dijeron que estaba embarazada y que estaba a punto de dar a luz.      Sí, sí es posible estar embarazada sin saberlo (te lo explicamos en esta nota),  y es que a veces los síntiomas más típicos del embarazo (que podrás ...

Nuestras Vivencias Parto

Alrededor de las 3 de la madrugada me despierto super asustada porque mi esposo estaba vomitando y cual fue mi sorpresa cuando sentí algo calientito por allí abajo y pensé oooh ohhh me hice pipí o rompí fuente. Como mi esposo se sentía mal decidí calmarme y llamamos al hospital para salir de dudas, nos dijeron que si no era mucha cantidad y no tenia dolor esperaramos…desde ese momento comencé a ...

Les cuento..Fue un dia lunes normal cuando recibo la llamada del colegio informándome que mi hijo se había desmayado, mi esposo lo fue a recoger mi hijo me contó que sentía ganas de ir al baño pero como estaba en plena formación con la directora dando su discurso, sentía que no debía interrumpir de pronto se le puso todo oscuro... sentía nauseas me dijo le di agua, vomito bastante unas 3 veces, lo ...

embarazo

Di a luz el 22 de octubre (2018) a las 13:53 a un pequeñín que pesó 2,850 kg y midió 50 cm. ¿Cómo sucedió todo? Aquí lo cuento. Todo empezó el lunes de madrugada a eso de la 1 am. Empecé con dolores de regla fuertecillos que iban y venían de forma intermitente. Así pasé la noche hasta que dieron las 5am. Escuché como si se hubiera roto un globo dentro de mi barriga pero me levanté y me salía como ...

bebes embarazo parto ...

Este embarazo ha sido complicado, he tenido muchos "sustos" durante el tiempo que ha durado: he manchado, he tenido muchas contracciones que me hicieron pensar que estaba de parto, un amago de diabetes gestacional que al final resultó no ser... En fin, tantas cosas y desde muy pronto, la semana 7, me llevó a hacer mucho reposo porque, aunque algunos médicos me dijeron que el reposo no ...

embarazo

Una vez me dijeron que echaría de menos las noches en vela, la gran dependencia de mi que tenia (o más bien tiene) mi bollito, los días en los que las tomas de pecho se juntaban unas con otras...me dijeron que lo echaría de menos y yo me puse a reir. Igual que el momento cuando me dijeron que echaría de menos la barriga, y yo solo podía pensar en las tremendas ganas de orinar frecuente, el insomni ...

TeAmoJoaquinSebastian

Cuando me enteré que estaba embarazada mi esposo y yo no podíamos con la felicidad, era nuestro primer hijo, nuestra primera ilusión, cuando fuimos al doctor días después de hacerme la prueba de embarazo no sabiamos que recibiriamos una de las peores noticias de nuestras vidas... Lo primero que me dijo el doctor cuando le conté mis malestares, fué... hijita, tú estas joven aún, podrás tener hijos ...

Maternidad bebé embarazo ...

Tenía pendiente publicar esta entrada hace ya días, pero la verdad es que entre que me cuesta ponerme delante del ordenador y que no me quiero dejar nada… ¡pues aquí estoy! Casi tres semanas después… En fin, nunca es tarde si la dicha es buena. Voy a copiar a algunas compañeras blogueras y voy a explicar mi parto en dos partes, para no hacerme pesada (y para no dejarme detalle). Allá v ...

Hola chicas! Una semana es muy poco tiempo, pero hay semanas de semanas. La primera semana de vida de Lorenzo ha sido esa transición entre el parto y todas sus complicaciones y esta nueva vida donde ahora somos tres en casa. Lorenzo nació el sábado 22 de junio a las 8:05am. Como les he contado en los artículos anteriores mi fuente había roto desde el viernes y tuvimos la salida del Hospital hasta ...

acción contra el hambre alimentación calostro ...

Me convertí en mamá de leche hace unos 11 meses con unas cuantas semanas... Un 15 de agosto, nació mi hija, se imaginan la ilusión que me hacia el amamantar? Quería hacerlo, sentía esa gran necesidad, al salir del parto, deseaba mas que nada prender a mi hija al pecho, que fuera casi, así como te lo ponen en los anuncios, pero par a mi no fue así, no lo fue, al estar en la habitación la cogi y la ...