La Casa Atelier Idea guardada 0 veces
La valoración media de 1 personas es: Mala

Periodo de adaptación en el cole

Estos días estoy "sufriendo" la adaptación al colegio de mi hija pequeña.
Hemos tenido adaptación a la guardería cada uno de los dos cursos que hizo y ahora la adaptación del colegio. Y lo mismo con el mayor. Son 6 años de adaptaciones donde el mes de septiembre es totalmente incompatible la vida laboral y familiar.
Yo este año hablé con la dirección del colegio y les comenté que me era imposible tener un mes de vacaciones en septiembre ( en mi empresa tengo que cogerme 3 semanas de vacaciones en julio y agosto, no me quedan 4 semanas para septiembre, y menos sabiendo que hay que cogerse otra semana o más en navidades y los puentes del colegio). Hasta este año había recurrido a mi madre siempre. Pero entiendo que yo debería ser capaz de trabajar y llevar a mis hijos al colegio, ya reduje mi jornada cuando nació el mayor para poder "conciliar", hermosa palabra que todavía no he llegado a entender.
Me dijeron que la adaptación es buena y necesaria para los niños pero que no estoy obligada a hacerla. El hecho de que no es obligatoría nunca se plantea en los centros y existe un gran desconocimiento por parte de los padres sobre el tema. Hace ya unos años un peródico local trato el tema, podéis ver el artículo aquí. Recalcan mucho las bondades de esta adaptación para los niños y te hacen sentir mala madre por no querer-poder hacerla. Acordamos hacer una semana de adaptación, a partir de la cual la pequeña tendría el mismo horario que su hermano. A las dos pasaríamos a recogerlos después del comedor.
Son muchos los padres que se asombraron de mi decisión, pensaban que era obligatorio y dudaban de que realmente me dejaran hacer la adaptación acorde con mi disponibilidad laboral.
En Navarra la adaptación en los colegios públicos es muy larga, dura 4 semanas y es una pesadilla para la organización de los padres.
Hay padres que se guardan todas las vacaciones para la adaptación, padres que se cogen dos y dos semanas cada uno para cubrir el mes, otros que recuren a los abuelos o familiares, incluso alguno llega a pedir una excedencia.
La primera semana los niños van una hora, la segunda dos horas, la tercera, tres horas y la cuarta semana cuatro horas. De locos ¿verdad? En las guarderías y escuelas de mi ciudad están acostumbrados a que los padres recurran a los abuelos para estas cosas. Las familias solemos vivir cerca y muchos abuelos cuidan de los nietos. En mi caso los abuelos me ayudan y los cuidan pero no a diario. Son días en los que me surge alguna necesidad y ahí están ellos para echar una mano siempre pero nosotros somos autónomos en la rutina diaria de colegios y trabajos. Para ello yo trabajo de 8 a 14h.
Los colegios concertados que conozco se adaptan en una semana y los privados no hacen adaptación, en la mayoría de los casos.


Mi pequeña es una niña timida de entrada, pero se le pasa en 20 minutos. Entonces empieza a hablar sin parar, a jugar... Este verano probamos un campamento urbano, los dos hermanos fueron 3 horas. En principio niños menores de 3 años no pueden ir, pero hablando con la responsable me comentó que ibamos a probar, que al no llevar pañal y hablar todo y tan claro que no había diferencia con niños un año mayores. Mi hija era la más txiki del campamento. Pero fue feliz desde el primer día, nunca remoloneo para ir en las dos semanas que estuvo y nunca lloró al dejarla.

Hoy es el cuarto día de la adaptación. La semana pasada la adaptación consistía en ir de 11.30 a 12.45h. Esto supone que ibamos al colegio a las 9, dejabamos al mayor y teníamos que hacer tiempo hasta la hora de entrada de la pequeña. Los tres días me la lleve llorando al coche porque ella quería entrar a las 9 a su nuevo colegio. Cuando volvimos al cole a su hora (cansada de preguntar cuando iba ella a entrar al cole) el primer día entro muy contenta, diciendo adiós y sonriendo. El segundo entró haciendo el trenecito pero lloriqueando un poco. El tercero ya tuve que llevarla a su clase y cerrar la puerta a traición.

Hoy cuarto día entraba a las 9.15 y ha entrado mucho más contenta. Sin llorar, un poco seria pero sin problemas Su clase le gusta mucho, su profesora, su patio, su mochila nueva... espero que ya a partir de hoy la cosa vaya a mejor. Ya sólo queda un día de adaptación y empezará su horario normal, solo de mañana en septiembre, pero se quedará a comer y todo.



Las que tenéis hijos, ¿sufrís la adaptación? ¿Cómo os organizáis?

¿Conocías el que la adaptación no es obligatoria?

Fuente: este post proviene de La Casa Atelier, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cubrir azulejos con masilla

¿A quién no le gusta un antes y un después? Es genial ver en un segundo un cambio espectacular. Si además es un cambio sin obras, a mí me vuelven loca. Poder hacer esos cambios nosotros mismos es algo ...

Cómo pintar armarios de blanco

La pintura puede cambiar por completo la decoración de una estancia. Y la pintura es barata. No es necesario demolerlo todo y empezar de cero para renovar y actualizar la decoración de tu casa, podemo ...

Transformar un vestido de tirantes

Este vestido vintage ha pasado un año en el armario, igual dos. La transformación era tan sencilla que no sé porque he tardado tanto. Como este año no he comprado nada de ropa nueva, no sabes lo orgul ...

3 DIY para preparar la vuelta al cole

Te traigo 3 ideas para una vuelta al cole handmade. Más hacer y menos comprar, siempre! Y si puede ser reciclando mucho mejor. Los niños crecen un montón y puede que la ropa del curso pasado ya no les ...

Recomendamos