comunidades

Plastilina comestible casera: 5 recetas infalibles

Elaborar plastilina comestible casera es una excelente forma de que nuestros hijos jueguen y experimenten sin que a los padres nos surja el temor de que se coman la plastilina. Todas las recetas de plastilina comestible que os proponemos desde BABYCOCINA son comestibles aunque su finalidad no es servir de alimento, es decir, no te aconsejo que se las pongas de cenar a tus hijos… Pero en caso de que a tu pequeño le pique la curiosidad y acabe introduciendo un trozo de plastilina en su boca e incluso tragándoselo, no habrá motivos por los que preocuparse, ¡todos sus ingredientes son comentibles e inocuos!

Hay varias formas de hacer plastilina comestible para niños ideales para hacer juegos de modelado y manualidades. Las siguientes recetas de plastilina casera varían ligeramente entre sí; hoy aprenderás cómo hacer plastilina comestible reutilizable, que podrás guardar en el frigorífico; plastilina que se endurece cuando se hornea, ideal para hacer figuras; plastilina con acabado brillante; y otra receta que se moldea y se mantiene flexible al igual que la plastilina o pasta de modelar comprada en las tiendas.

Receta casera de plastilina comestible fácil

plastilina comestible de colores


Esta plastilina casera básica es esencialmente una masa de las típicas que utilizamos para cocinar, que es fácil de hacer con ingredientes que seguro tendrás por casa. Es suficiente para trabajos básicos de modelado, y deberás tirarla después de usarla para evitar que comience a cultivar bacterias. Todo lo que necesitas para hacer esta plastilina comestible es:

Ingredientes:

2 1/2 tazas de harina.

1 taza de sal.

1 taza de agua.

Colorante alimentario (opcional).
Elaboración:

Mezcla todos los ingredientes de la plastilina casera hasta que queden bien integrados.

Guarda la plastilina en el frigorífico en una bolsa de plástico sellada o en un recipiente cubierto con una envoltura de plástico.

Utilízala cuando haya enfriado durante 1 – 2 horas.

Receta casera de plastilina comestible con cremor tártaro

Esta plastilina casera utiliza aceite y cremor tártaro para espesar, produciendo una plastilina más firme que la anterior. Es perfecta para proyectos de modelado simples, y solo requiere algunos ingredientes. NOTA: el cremor tártaro se encuentra fácilmente en tiendas especializadas como Amazon. Al comprarlo podrás reutilizarlo en muchísimas ocasiones, puedes adquirirlo aquí.

Ingredientes:

1 taza de sal.

2 tazas de harina.

4 cucharadas de cremor tártaro.

4 cucharadas de aceite de girasol.

2 tazas de agua.

Colorante alimentario (opcional).
Elaboración:

Mezcla en un bol los ingredientes secos. Añade el aceite y mezcla. Por último añade el agua y el colorante y vuelve a mezclar muy bien.

Pasa a una olla y cocina a fuego lento, revolviendo constantemente hasta que la plastilina se espese y se separe de los lados de la olla.

Enfría la plastilina casera antes de usar.

Puedes almacenarla en un recipiente sellado o una bolsa de plástico.

Receta casera de plastilina comestible con maicena

plastilina comestible con laca


Esta receta produce una plastilina comestible similar a las dos anteriores, pero se usa maicena y bicarbonato de sodio en lugar de harina y sal:

Ingredientes:

1 taza de maicena.

2 tazas de bicarbonato de sodio.

1 1/2 tazas de agua fría.

Colorante alimentario (opcional).
Elaboración:

Mezcla los ingredientes y ponlos en una olla a fuego lento hasta que se forme una masa espesa.

Retira del fuego y cubre la plastilina con un paño húmedo.

Deja que se enfríe antes de usar.

Toma porciones de plastilina y séllalas con goma laca. (Esto le da un acabado espectacular pero convierte la plastilina en no apta para menores de 3 años)

Receta casera de plastilina comestible Play-Doh

plastilina comestible para niños


Esta receta produce una plastilina comestible con una consistencia suave similar a la plastilina de Play-Doh. Las formas o figuras realizadas con esta pasta de modelar casera se harán duras dejándolas secar al aire libre.

Ingredientes:

3 1/2 tazas de harina.

1/2 taza de sal.

1 cucharada de cremor tártaro.

2 1/2 cucharadas de aceite de girasol.

2 tazas de agua.

Colorante alimentario (opcional).

Extracto de vainilla para aroma (opcional).
Elaboración:

Pon el agua en una olla y llévala a ebullición. Retira del fuego y agrega el aceite, el colorante alimentario y el extracto de vainilla.

Mezcla los ingredientes secos (harina, sal y cremor tártaro) en un bol.

Agrega el líquido caliente a los ingredientes secos poco a poco, removiendo hasta que produzca una plastilina flexible.

La plastilina puede almacenarse indefinidamente en un recipiente sellado a temperatura ambiente.

Receta casera de plastilina comestible para hornear

plastilina cxomestible horneada


Esta receta se puede usar para hacer plastilina para adornos, joyas o pequeñas esculturas. La plastilina se endurece después de hornearla. Posteriormente, las piezas pueden pintarse y sellarse si se desea.

Ingredientes:

4 tazas de harina.

1 taza de sal.

1 1/2 tazas de agua.
Elaboración:

Mezcla los ingredientes para formar la plastilina.

Almacena la plastilina casera en un recipiente sellado hasta que necesites usarla.

Hornea las piezas terminadas en una bandeja para hornear a 175ºC  durante aproximadamente una hora o hasta que la plastilina esté ligeramente marrón alrededor de los bordes.

Enfría las piezas de plastilina horneadas sobre una rejilla antes de manipularlas o pintarlas.
¡Esto es todo!, acaben finalmente comiéndose la plastilina o no, los momentos divertidos y de aprendizaje están asegurados. Si te gustan las manualidades, quizá te interesen nuestras mejores recetas de slime casero.

The post appeared first on BABYCOCINA.

Fuente: este post proviene de BABYCOCINA, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Esta papilla de fruta con leche es apta para bebés a partir de los 6 meses de edad, coincidiendo con la introducción de la alimentación complementaria. Para elaborarla puedes utilizar indistintamente ...

Recomendamos