Blog de Fisio-online Idea guardada 0 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

Qué es el porteo ergonómico y cuales son sus beneficios y ventajas.



¿Sabes si tu postura es la correcta a la hora de transportar a tu bebé con otra cosa que no sea su coche? ¿Sabes si tu espalda está sufriendo al llevar a tu bebé o si es tu bebé el que puede llegar a sufrir de la espalda? ¿Tienes muchos tipos de portabebé y no sabes cuál usar o no sabes cómo llevar alguno? Pues éste video es para explicarte qué es el porteo económico del bebé, los dispositivos de portabebés que existen que pueden ayudarnos a cuidar nuestra espalda y la de nuestro bebé y te daremos algunas herramientas para identificar un buen portabebé de otros que quizás no te convienen o no son adecuados de acuerdo a la etapa del desarrollo en la que se encuentra tu bebé o a sus características.

¿Qué es el porteo ergonómico? 

El porteo económico es simplemente llevar al bebé pegado a nuestro cuerpo, utilizando fulares, mochilas, bandoleras de anillas u otro tipo de portabebés que nos permitan cuidar nuestra ergonomía (es decir, nuestra anatomía y fisiología) y la de nuestro bebé.

¿Cómo es la postura correcta, tanto de nuestro bebé como nuestra, que se debe llevar a la hora de usar un portabebé? 

En el caso de nuestro bebé, cuando está acomodado en el portabebé debe adoptar una postura parecida a la de una ranita: colocamos al bebé sobre nuestro cuerpo y aseguramos que su espalda esté en forma de ‘c’ y sus piernas en forma de ‘m’ (es decir, en flexión de caderas y de rodillas de 90 grados). El portabebé debe darnos la opción de poder ajustar punto por punto la espalda del bebé, para garantizar la estabilidad y seguridad conforme va creciendo y así proteger no sólo su postura, sino su respiración.

Las piernas del bebé deben estar separadas a 90 grados. Reconocemos ésta medición de la separación de las piernas gracias a los hombros, es decir, la alineación de las rodillas con los hombros del bebé nos da 90 grados exactamente.

Además, los bebés cuando están muy pequeños o cuando están dormidos no logran el control total de la cabeza, por lo que el portabebé debe de cubrir la cabeza del bebé y así asegurar que el bebé no se lesione el cuello.

Porteo ergonómico vs porteo no ergonómico 

El bebé debe mantener la postura de ranita de cara al porteador, o bien delante, en las caderas o en la espalda. El bebé no debe de ser llevado mirando hacia adelante por 2 razones: la primera razón es que sencillamente no es la postura correcta para llevarlo adecuadamente, sus caderas, su espalda y su cuello sufren cuando se lo lleva en ésta posición. La segunda razón es que el bebé es propenso a recibir muchos estímulos a la vez, para lo que puede no estar preparado; estar de frente no le permite refugiarse y protegerse de éstos estímulos, sobre todo cuando están pequeños. A medida que crecen necesitan estímulos, pero también la posibilidad de esconderse en nosotros, por lo que la postura de llevarlo de lado es la ideal, así le damos la opción de relacionarse cuando él quiera.

Pero ¿cómo saber cuál es la altura correcta a la que podemos llevar a nuestro bebé? Pues la altura correcta es aquella en la que podemos darle un beso sin tener que flexionar demasiado el cuello.

Tipos de portabebés 

En el mercado existen muchos tipos de portabebés que se ofrecen a las mamás; incluso puede que en casa tienes varios de ellos y no sabes cuál usar. Aquí te dejamos un resumen de cada uno de acuerdo a la posición correta del bebé:

Fulares elásticos o tejidos 

Los fulares son telas de aproximadamente 80 o 90 cm de ancho y 4,20 m o más (dependiendo de la talla). Con la tela se pueden hacer diferentes nudos para sujetar a nuestro bebé contra nuestro cuerpo. Es el más versátil, permite que nuestro bebé adopte la posición correcta. La desventaja es que es un poco más técnico, se deben hacer y deshacer los nudos constantemente y a veces da miedo que el nudo no se haga correctamente, no sujete al bebé y se pueda caer o al contrario sujetarlo demasiado fuerte.

Bandolera de anillas 

Igualmente es un pedazo de tela, ésta vez tiene unas anillas y no necesita de nudos. Si comparamos la bandolera de anillas a llevar al bebé en brazos, pues la bandolera es una ayuda extra para soportar el peso del bebé y proporciona la postura de la ranita perfectamente. Sin embargo es de los portabebés menos ergonómicos para el portador del bebé, debido a que se pone de lado y el peso recae sobre uno solo de nuestros hombros.

Mochilas ergonómicas 

Las mochilas ergonómicas son dispositivos que fueron inventados para facilitar el transporte del bebé. Se puede determinar que una mochila es ergonómica cuando el ancho de su panel no permite que las piernas del bebé cuelguen. Hay que estar atentos para que el ancho del panel no sea mayor al de las rodillas del bebé, sino la mochila se convierte en no ergonómica.

Mochilas no ergonómicas 

Las mochilas no ergonómicas son dispositivos que al igual que las mochilas ergonómicas fueron inventados para facilitar el transporte del bebé. Se puede reconocer inmediatamente una mochila no ergonómica debido a la anchura del panel. Si el panel es estrecho y deja que las piernas del bebé cuelguen no es una buena mochila, ya que no hay un soporte correcto para las caderas. Por lo general no tienen un ajuste punto por punto para la espalda del bebé, por lo que no estamos cuidando su espalda. Por muy cómodo que parezca, un portabebés así no es la mejor opción.

Todos los portabebés requieren de algo de destreza, pero queremos que sepas reconocer el portabebés más ideal para tu bebé.

Esperamos que esta información te haya servido de gran ayuda y no olvides que tenemos mucha más información en nuestro canal de YouTube y aquí en tu portal de Fisioterapia Online.



Lorena Gutiérrez Fernández

Fuente: este post proviene de Blog de Fisio-online, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos