comunidades

¡Quiero una mascota!



Y de pronto un buen día tu hijo clama:Papá, mamá, ¡quiero una mascota!




tú te echas a temblar, una mascota no es como pedir el juguete de moda. Una mascota va desde un pez dando vueltas en una pecera, un hámster corriendo en su rueda dentro de su jaula, un gato y, por supuesto, el rey : un perro. Claro, ejem...ejem..., luego están los niños exóticos que piden serpientes, iguanas...






Terror te da preguntarle al peque, y casi haces como si no lo hubieses oído pero él sigue y explica:fulanito tiene un perro y es una auténtica monada




Y entonces te planteas qué hacer: ceder a su capricho regalándole la mascota o llevarle la contraria por primera vez en su vida.



A estas alturas contar que yo soy mamá de dos: de un niño humano y de un canino, es una tontería. Si eres lector de cuando olía a vainilla, eso es algo que tienes claro. Conocidas son mis aventuras y desventuras con mi comando piojo, por eso, creí necesario dar mi opinión sobre el tema mascota.

¿Qué hacer ante ese reclamo mascotil del peque?

Lo primero, como adultos, hemos de tener claro que una mascota no es un peluche. Un animal es un ser vivo, sea cual sea, y como tal nos va a implicar una serie de obligaciones. Centrémonos en el mundo canino, entre otras cosas porque es el que conozco.

Nosotros teníamos claro que el piojo tendría un hermano perruno, teníamos a Gabo I antes de nacer el piojo: de él heredó el apelativo cariñoso. Lamentablemente, no llegaron a conocerse al menos no en persona, porque si alguien dio más besos que su papi a mi barriga ese fue Gabo, que no se separaba de mí ni de día ni de noche.

Así que nosotros esperamos un tiempo prudencial por dos razones: necesitábamos asumir la pérdida de Gabo I y queríamos ver cómo reaccionaba el piojo con los perros, perdón con los Gabos así los llamaba el piojo. La reacción no podía ser mejor, perro que veía perro al que se quería acercar, entre más grande era el perro más le gustaba. Y Gabo, la segunda mitad del comando piojo llegó a nuestras vidas con todo lo que ello implica:


Educarlo, siguiendo normas que todos hemos de cumplir: nada de comer de la mesa, nada de subirse a los sofás y a la cama...
Cuidarlo, vacunas, revisiones, baños...
Pasearlo diariamente, sí porque haga lluvia, truene o el sol luzca haciendo derretir a los caracoles. Él tiene que salir y eso, señores padres, hemos de tenerlo bien claro. Explicarlo bien a los peques.¿Son ellos lo suficiente mayores para sacar al que será su mejor amigo? ¿Están ellos dispuestos a recoger sus cacas y enseñarles el lugar correcto donde orinar? ¿Estamos dispuestos a asumir que ese perro nos dará todo su amor, nos querrá como nadie más nos va a querer, pero que hemos de tener tiempo para él? Y...¿somos conscientes que la pequeña bolita de pelo va a crecer pudiendo ser más grande y fuerte que nosotros? ¿Estás preparado para ser el macho alfa de la manada? Si las dudas te asaltan por favor no regales esa mascota...

Besitos avainillados

Fuente: este post proviene de Cuando Olía a Vainilla, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general anécdotas ayudante ...

El colega canino: mi nuevo ayudante...

Gabo Ursus, Eric (en mi barriga a una semana de salir) y yo. Nunca tuve perro. El más cercano era Epi, el perro de mis abuelorros pero en casa de mis padres nunca tuvimos. Ya había suficiente con cuatro fieras en casa, ja ja ja. Siempre pensé que cuando tuviera mi propia casa tendría uno. Sí, ese era mi pensamiento, eso sí, nunca me imaginé con un pastor alemán. Ejem, menos aún con un perro ...

general bebés cachorros ...

El Mejor Amigo.-

A veces pienso que nos adelantamos, que teníamos que haber esperado a que el Piojillo fuera un poco mayor para tener un nuevo perro en casa. Sobre todo en momentos como esta semana loca. Semana llena de días festivo en la que niño y perro conviven las 24 horas del día. Días en lo que no se le ocurre al bípedo lo hace el cuadrúpedo. Días en los que voy como loca corriendo detrás de uno y de ...

general cuando olía a vainilla cuatro años ...

Cuatro años...

Hace hoy cuatro años que mi vida cambió. Cuatro años que me han parecido cortos y largos al mismo tiempo. Hace cuatro años comenzaban mis prácticas en la profesión más bonita y difícil del mundo: la maternidad. Lo bueno de esta carrera es que te gradúas junto a esa cosita que te roba el corazón desde el mismo momento en el que escuchas sus latidos por primera vez. Cuatro años de noches sin dormir ...

general anécdota comando piojo ...

La noche de la cremà

Pensaba comenzar la semana haciendo una crónica de las 132 horas intensivas pasadas con el piojo, es decir, los 5 días y medio de vacaciones fallariles. Sin embargo, voy a comenzar por el final de la historia. Final apoteósico, conocido por muchos de ustedes, y merecedor de este post. Al fin y al cabo, afortunadamente, se ha quedado en eso en una anécdota a contar, como me dijo un amigo el otro dí ...

humor elva marmed cuando olía a vainilla ...

Conversaciones con el piojo :Me colaré en tu sueño...

Todas las noches toca pasar un ratito en la cama del piojo y contarle un cuento,bueno, casi mejor decir contarles porque el otro miembro del comando piojo enseguida se viene a su cama para escuchar la historia. La mayoría de las veces los cuentos son inventados porque al piojo le gustan más las historias inventadas por su mami que la de los cuentos, así que linterna en mano nos metemos en la cama ...

general anécdotas cuando olía a vainilla ...

¿Vaca...qué?

Jueves 8.30 am suena el despertador. Sí, estamos supuestamente de vacaciones pero nos traen la compra entre las 9.00 y las 11.00 am. Papá Piojo y la que les escribe aprovechamos para desayunar tranquilamente. El Piojo se despierta pasadas las 9.00 am. Jueves 13.00 horas casa limpia, compra colocada, comida... Papá Piojo está cocinando, ropa tendida, Piojo saltando en el salón. Nada de tecleo. ¿Mús ...

general anécdotas de niños conversaciones con el piojo ...

Conversaciones con el piojo :Me colaré en tu sueño...

Todas las noches toca pasar un ratito en la cama del piojo y contarle un cuento,bueno, casi mejor decir contarles porque el otro miembro del comando piojo enseguida se viene a su cama para escuchar la historia. La mayoría de las veces los cuentos son inventados porque al piojo le gustan más las historias inventadas por su mami que la de los cuentos, así que linterna en mano nos metemos en la cama ...

general bebés y mamás. cajón desastre ...

Cupets, mascota virtual.

¡Hola, ¿conoces la nueva mascota virtual? Pues te la presento, es Cupets, bueno, te los presento, porque son 12… rana, cerdito, perro, gato, pez, pajarito, jabalí, serpiente, lobo, murciélago, tortuga y ratón. Un juego de Giochi Preziosi que combina el cuidado de una mascota con el mundo virtual, y que gracias a Madresfera estamos disfrutando. Como ves los Cupets son animalitos de forma c ...

general actividades con niños cuando olía a vainilla ...

Crónica Navideña.

¡Estoy viva! "¡He sobrevivido! ¡He superado la prueba! Juro con la mano derecha sobre "los juguetes desperdigados por el salón" que estaba completamente segura de encontrarme con un NO APTO al finalizar las vacaciones. Un NECESITA MEJORAR como madre. Un NECESITA MEJORAR en paciencia (uhmmm, he descubierto que sólo mi madre tiene más que yo, ¡¡¡el Santo Job ni de broma nos gana!!!). ...

general bebés y mamás. otros ...

Cupets, mascota virtual.

¡Hola, ¿conoces la nueva mascota virtual? Pues te la presento, es Cupets, bueno, te los presento, porque son 12… rana, cerdito, perro, gato, pez, pajarito, jabalí, serpiente, lobo, murciélago, tortuga y ratón. Un juego de Giochi Preziosi que combina el cuidado de una mascota con el mundo virtual, y que gracias a Madresfera estamos disfrutando. Como ves los Cupets son animalitos de for ...