Cuando Olía a Vainilla Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cuatro años...



Hace hoy cuatro años que mi vida cambió. Cuatro años que me han parecido cortos y largos al mismo tiempo. Hace cuatro años comenzaban mis prácticas en la profesión más bonita y difícil del mundo: la maternidad. Lo bueno de esta carrera es que te gradúas junto a esa cosita que te roba el corazón desde el mismo momento en el que escuchas sus latidos por primera vez. 

Cuatro años de noches sin dormir, de llantos, vómitos, fiebres, varicelas... Cuatro años de evolución, crecimiento, risas, besos, juegos, abrazos... Cuatro años disfrutados. Cuatro años compartidos. Cuatro años en los que la paciencia se convierte en infinita, ¡Santa paciencia! Cuatro años en los que he escuchado de todo : "no lo hagas así"," mi hijo lo hacía de esta manera" , "¡Qué no ha dejado el pañal! Fulanito a su edad...", "¿Lo vas a mandar a la guarde?", "Dale el bibe" ... ¿Qué les voy a contar que no hayan vivido en carne propia? Cuatro años en los que he aprendido a escuchar y quedarme con lo que me interesaba, el resto me he puesto mucho aceite por el cuerpo, que además de hidratar la piel hace que todo resbaleeeeee...

Estos cuatro años me han traído de todo. Cosas buenas y otras no tanto. Digo no tanto y no malas porque siempre me quedo con el lado positivo, malo sería lo contrario. Lo más importante, me ha traído a mi piojo y a su colega canino: Gabo II. Me ha dado un Comando : Mi Comando Piojo. 

Cuatro años en los que he cambiado estar sentada frente a un ordenador en una fría oficina por estar en un ordenador creando ilusiones. Cuatro años en los que he comprobado en carne propia que ser mujer, madre y profesional en este país sigue siendo una utopía. Una utopía por la que luchar y convertirla en realidad. 

Cuatro años en los que lo he visto caminar, tropezar, caerse y levantarse. Cuatro años en los que le he oído decir: Papá, Mamá, Gabo... luego vinieron muchas palabras pero esas fueron sus tres primeras y se las pude oír antes que nadie. 

Cuatro años que son sólo el principio de una vida a la que le quedan muchas experiencias, lágrimas, risas, fiestas, abrazos y aprendizajes... ¡Feliz cumple Piojo!

Besitos Avainillados

Fuente: este post proviene de Cuando Olía a Vainilla, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general anécdotas ayudante ...

El colega canino: mi nuevo ayudante...

Gabo Ursus, Eric (en mi barriga a una semana de salir) y yo. Nunca tuve perro. El más cercano era Epi, el perro de mis abuelorros pero en casa de mis padres nunca tuvimos. Ya había suficiente con cuatro fieras en casa, ja ja ja. Siempre pensé que cuando tuviera mi propia casa tendría uno. Sí, ese era mi pensamiento, eso sí, nunca me imaginé con un pastor alemán. Ejem, menos aún con un perro ...

comando piojo cuando olía a vainilla elva marmed ...

¡Quiero una mascota!

Y de pronto un buen día tu hijo clama:Papá, mamá, ¡quiero una mascota! tú te echas a temblar, una mascota no es como pedir el juguete de moda. Una mascota va desde un pez dando vueltas en una pecera, un hámster corriendo en su rueda dentro de su jaula, un gato y, por supuesto, el rey : un perro. Claro, ejem...ejem..., luego están los niños exóticos que piden serpientes, iguanas... Terror te ...

general

Conversaciones con el Piojo : El Cansancio de Mamá.

Martes cuatro de la tarde estoy terminando de fregar el suelo de la cocina. Los goterones de sudor me corren por la cara, estaremos en septiembre pero yo sigo teniendo calor por mucho que los escaparates nos muestren la ropa de otoño. Desde el salón me llega el sonido de la tele, los Animales Mecánicos resuenan por la casa mientras el Piojo va saltando por el salón. ¿No debería estar cansado por e ...

general cuando olía a vainilla elva marmed ...

¡Nos vamos al cole!: Piojos, Piojos, Piojos...

Puedo jurar, que nada más empezar a buscar en internet imágenes de piojos para el post, las tripas se me revolvieron y la cabeza comenzó a picarme. ¡Puaaaaaaffff! ¡Solo de pensar la posibilidad de que los piojos puedan llegar a casa me da algo! Yo ya estoy servida con mi comando piojo particular así que espero sea verdad lo que una amiga me dijo: los piojos respetan a sus congeneres, ja ja ja ja. ...

humor elva marmed cuando olía a vainilla ...

Conversaciones con el piojo :Me colaré en tu sueño...

Todas las noches toca pasar un ratito en la cama del piojo y contarle un cuento,bueno, casi mejor decir contarles porque el otro miembro del comando piojo enseguida se viene a su cama para escuchar la historia. La mayoría de las veces los cuentos son inventados porque al piojo le gustan más las historias inventadas por su mami que la de los cuentos, así que linterna en mano nos metemos en la cama ...

general anécdotas de niños conversaciones con el piojo ...

Conversaciones con el piojo :Me colaré en tu sueño...

Todas las noches toca pasar un ratito en la cama del piojo y contarle un cuento,bueno, casi mejor decir contarles porque el otro miembro del comando piojo enseguida se viene a su cama para escuchar la historia. La mayoría de las veces los cuentos son inventados porque al piojo le gustan más las historias inventadas por su mami que la de los cuentos, así que linterna en mano nos metemos en la cama ...

general animales anécdotas ...

Conversaciones con El Piojo: ¡Mi Gabo nunca...!

Si yo le digo a alguien que me conozco, que me conozca de verdad, que la noche del 24 de diciembre mi piojo me hizo llorar, dirá ¡No es extraño, eres una llorona! . Cierto, como bien diría Buzz Light Year, ¿por qué me vendrá este muñeco como ejemplo? Je je je, no sé, no sé, he visto Memorias de África ¡hasta el infinito y más allá!y he llorado cada una de las veces. No, no he soltado lagrimitas, ...

general anécdota comando piojo ...

La noche de la cremà

Pensaba comenzar la semana haciendo una crónica de las 132 horas intensivas pasadas con el piojo, es decir, los 5 días y medio de vacaciones fallariles. Sin embargo, voy a comenzar por el final de la historia. Final apoteósico, conocido por muchos de ustedes, y merecedor de este post. Al fin y al cabo, afortunadamente, se ha quedado en eso en una anécdota a contar, como me dijo un amigo el otro dí ...

general cuando olía a vainilla cuento ...

Los Martes y Yo : El Comando Piojo y Caracol, la Princesa de las Hadas.

Con todo mi cariño para Caracol, El Rey Akela, mi Piojo guerrero, El Rey de Piojolandia y mis Gabos... Erase una vez en un no muy lejano reino habitaba un Púper Piojo ávido de aventuras y de enlazar amistad con los habitantes de los reinos colindantes. Aquella mañana el Piojo estaba contento, pues, iba a recibir la visita de Caracol, la princesa de las hadas del bosque de Liria. C ...

Crianza con apego maternidad Cumpleaños ...

Cuatro años desde que nací como madre…

Cuatro años desde que nací como madre… Esta idea ha rondado mi cabeza todo el fin de semana, ya que el sábado fue el cuarto cumpleaños de Vera. Llevábamos ya unas pocas semanas pendientes del cumple, cogiendo ideas bonitas para regalarle y viendo qué podríamos preparar que le hiciera ilusión. Os diré que una de las cosas que más ilusión le hacía era llevar algunas chuches a sus compañeros de ...