comunidades

El colega canino: mi nuevo ayudante...


Gabo Ursus, Eric (en mi barriga a una semana de salir) y yo.

     Nunca tuve perro. El más cercano era Epi, el perro de mis abuelorros pero en casa de mis padres nunca tuvimos. Ya había suficiente con cuatro fieras en casa, ja ja ja. Siempre pensé que cuando tuviera mi propia casa tendría uno. Sí, ese era mi pensamiento, eso sí, nunca me imaginé con un pastor alemán. Ejem, menos aún con un perro diminutivo. Imaginaba uno de tamaño medio. Cuando papá piojo llegó a mi vida y nos fuimos a vivir juntos hablamos de tener un colega canino en casa. Y de pronto, él comenzó a hablar de Goldens, Labradores y Pastores Alemanes...

     Y así mi querido Gabo Ursus llegó a mi vida. Uff, no me detendré en detalles porque los ojos se me humedecen hablando de él. Gabo era increíble. Mi más fiel amigo durante cinco años. Más que eso era mi familia en una ciudad en la que no tenía a nadie, salvo a papá piojo. Era enorme y su corazón aún más. Uff...

    Cuando estaba embarazada de piojo le hablaba de él, era su cachorrito humano y me chuperreteaba la barriga como si le estuviera dando besitos. Se acurrucaba colocando su cabeza sobre mi barriga. Ja ja ja, en más de una ocasión se sobresaltó con las patadas del piojo. No llegó a conocerlo, una semana antes de nacer el piojo... Gabo nos dejó.

     Nunca he llorado tanto en mi vida como ese día y los que siguieron. Y en ese momento me sentí una rabia enorme porque mi hijo no iba a tener al mejor colega del mundo. Sabía que no podía permitir esa situación y con el paso del tiempo decidimos tener otro Gabo. No le cambiamos el nombre porque el piojo llamaba a todos los perros así, ya hablé de ello en Cuando los perros eran perros.

El Comando Piojo     Y Gabo, el Gabo del piojo, el Gabo del Comando Piojo, el colega canino de mi piojo, llegó a nuestras vidas cuando el piojo cumplió 1 año. Se hicieron inseparable desde el principio. Bueno, tras los primeros celillos del Piojo, je je je, todo hay que decirlo. Ahora siempre están juntos. Si estamos en el parque y no vemos al piojo con buscar a Gabo tenemos. No lo deja solo. Es su más fiel escudero.

    Sí, su más fiel escudero pero estos días he descubierto una nueva faceta. Sí, Gabo lo protegerá de todos los males del mundo pero tiene bien claro que yo soy la MADRE y como tal me tiene que obedecer. Ja ja ja...me rió porque la escena fue divertida. Cuento:

El Comando Piojo en la hora del cuento.      Llamo al piojo, una, dos..tres veces. Nada. No responde. Salgo en su busca y escucho una algarabía en el salón. El piojo mosqueado con Gabo y Gabo empujándolo con el hocico. Juro que flipé en colores, ¡Lo empujó por el salón y el pasillo hasta dejarlo a mi lado! La semana pasada pensé que eso había sido una pura anécdota pero no. Tres veces se ha repetido la historia. Tres veces que el piojo no ha acudido a mi llamada.

     ¡Me ha salido un ayudante! Y Piojo tiemblaaaaaaa no me va a hacer falta preguntarte si has hecho los deberes, ja ja ja ja, Gabo no te dejará levantarte de la mesa hasta que no los termines, ja ja ja ja ja...

Besitos Avainillados

Fuente: este post proviene de Cuando Olía a Vainilla, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general animales anécdotas ...

Si yo le digo a alguien que me conozco, que me conozca de verdad, que la noche del 24 de diciembre mi piojo me hizo llorar, dirá ¡No es extraño, eres una llorona! . Cierto, como bien diría Buzz Light Year, ¿por qué me vendrá este muñeco como ejemplo? Je je je, no sé, no sé, he visto Memorias de África ¡hasta el infinito y más allá!y he llorado cada una de las veces. No, no he soltado lagrimitas, ...

general cuando olía a vainilla elva marmed ...

Puedo jurar, que nada más empezar a buscar en internet imágenes de piojos para el post, las tripas se me revolvieron y la cabeza comenzó a picarme. ¡Puaaaaaaffff! ¡Solo de pensar la posibilidad de que los piojos puedan llegar a casa me da algo! Yo ya estoy servida con mi comando piojo particular así que espero sea verdad lo que una amiga me dijo: los piojos respetan a sus congeneres, ja ja ja ja. ...

general anécdota comando piojo ...

Pensaba comenzar la semana haciendo una crónica de las 132 horas intensivas pasadas con el piojo, es decir, los 5 días y medio de vacaciones fallariles. Sin embargo, voy a comenzar por el final de la historia. Final apoteósico, conocido por muchos de ustedes, y merecedor de este post. Al fin y al cabo, afortunadamente, se ha quedado en eso en una anécdota a contar, como me dijo un amigo el otro dí ...

general colecho cuando olía a vainilla ...

No, no, no y mil veces no. Lo siento pero no puedo. Reivindico el derecho a tener mi cama propia. Sé que muchas familias están a favor del colecho y lo respeto, aunque no lo comparto. Además admiro a esos padres que comparten cama con sus hijos. ¿De verdad todos duermen plácidamente en paz y armonía? ¿Tienen una cama o un campo de fútbol? Mi cama es de dos metros de largo por uno cincuenta de ...

general aniversario anécdotas ...

Imaginen la situación. Diez años. Diez años desde que esa romántica locura ocurrió. ¿Qué podría ocurrir si esa situación la estuviéramos viendo en una peli o serie? Veamos: El marido, siempre es él el desmemoriado, se olvida de la fecha. Ella anda pensando en la maravillosa velada romántica que van a pasar en un restaurante de esos que pagas mucho y comes poco. Él planea ver el partido de fútbol c ...

general bebés cachorros ...

Sábado. Nueve y media de la noche. Duchados y cenados. Tumbados en el sofá viendo una película de perritos. Derrotados por el agotador día en el Monte de los Dinosaurios. El piojo, aún despierto, le presta una atención increíble a la película. Todo porque hay un perro en la película, y él los adora.Bueno, a los perros y a todo bicho viviente. _Mamá, ¿por qué no tenemos perritos?_Va y me pregunta c ...

comando piojo cuando olía a vainilla elva marmed ...

Y de pronto un buen día tu hijo clama:Papá, mamá, ¡quiero una mascota! tú te echas a temblar, una mascota no es como pedir el juguete de moda. Una mascota va desde un pez dando vueltas en una pecera, un hámster corriendo en su rueda dentro de su jaula, un gato y, por supuesto, el rey : un perro. Claro, ejem...ejem..., luego están los niños exóticos que piden serpientes, iguanas... Terror te ...

general anécdotas de niños conversaciones con el piojo ...

Todas las noches toca pasar un ratito en la cama del piojo y contarle un cuento,bueno, casi mejor decir contarles porque el otro miembro del comando piojo enseguida se viene a su cama para escuchar la historia. La mayoría de las veces los cuentos son inventados porque al piojo le gustan más las historias inventadas por su mami que la de los cuentos, así que linterna en mano nos metemos en la cama ...

humor elva marmed cuando olía a vainilla ...

Todas las noches toca pasar un ratito en la cama del piojo y contarle un cuento,bueno, casi mejor decir contarles porque el otro miembro del comando piojo enseguida se viene a su cama para escuchar la historia. La mayoría de las veces los cuentos son inventados porque al piojo le gustan más las historias inventadas por su mami que la de los cuentos, así que linterna en mano nos metemos en la cama ...

general actividades con niños cuando olía a vainilla ...

¡Estoy viva! "¡He sobrevivido! ¡He superado la prueba! Juro con la mano derecha sobre "los juguetes desperdigados por el salón" que estaba completamente segura de encontrarme con un NO APTO al finalizar las vacaciones. Un NECESITA MEJORAR como madre. Un NECESITA MEJORAR en paciencia (uhmmm, he descubierto que sólo mi madre tiene más que yo, ¡¡¡el Santo Job ni de broma nos gana!!!). ...