comunidades

Conversaciones con el Piojo : El Cansancio de Mamá.



                 Martes cuatro de la tarde estoy terminando de fregar el suelo de la cocina. Los goterones de sudor me corren por la cara, estaremos en septiembre pero yo sigo teniendo calor por mucho que los escaparates nos muestren la ropa de otoño. Desde el salón me llega el sonido de la tele, los Animales Mecánicos resuenan por la casa mientras el Piojo va saltando por el salón. ¿No debería estar cansado por el madrugón? me pregunto. Acto seguido recuerdo que los peques son como las bombillas de bajo consumo, duran y duran y duran..., los papis nos quedamos en simples bombillas de filamentos que se rompen con un simple golpe. De pronto, escucho al Piojo hablando a mi lado...

_Mamá, ¿estás fregando el suelo?_

_Sí, cariño, pero ya voy a terminar_

_Mamá, estás cansada, tienes que descansar_ la emoción me embarga de pensar que mi pequeño se preocupa por mí. Me río y sigo limpiando._ Mamá, tienes que descansar_insiste.

_Ahora, cariño, que ya termino. No te preocupes que mamá no está cansada_ digo sin poder evitar sonreír. _Ahora, mamá se sienta y  se toma un cafecito mientras descansa un poco_

_No, mamá, te tienes que acostar en tu cama_ dice.

      Ya empiezo a darme cuenta por donde van los tiros. Su preocupación es una simple fachada. Quiere que vaya a la cama para ir conmigo, quizás, sí esté cansado. Termino de limpiar y me siento en el antaño sofá de papá, ahora sofá del piojo con la intención de hablar con mi madre. Nada. Misión imposible. Mi madre no me escucha a mí, sólo le llega la voz insistente del Piojo con el rollo de que he de descansar y debo acostarme en la cama.

_Mamá, puedes hablar con Yaya en tu cama_ insiste una vez más. Hala, me levanto del sofá y me voy a la habitación seguida por el Comando Piojo al completo. Me recuesto en la cama y acto seguido el Piojo salta en la cama.Me doy cuenta que lo de hablar por teléfono va a ser misión imposible, mientras mi madre y mi hermana se mueren de la risa al otro lado de la línea escuchando al que no se calla ni bajo el agua. _Mamá, me voy a quedar contigo para salvarte_

_¿Para salvarme, de qué?_ pregunto.

_Pues de los monstruos que están otra vez en tu habitación pero yo tengo el manto de la invisibilidad. Gabo, sube..._ dice saltando en la cama e invitando a su fiel escudero a hacer lo mismo. Es ahí cuando no me queda otra que colgar el teléfono, decirle a mi madre que luego la llamo y acabar con la fiesta montada en mi habitación. Me transformo en la bruja loca y pongo al Comando Piojo fuera de la habitación. Mientras los monstruos respiran tranquilos...

Besitos avainillados

_

Fuente: este post proviene de Cuando Olía a Vainilla, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: general

Recomendamos

Relacionado

general animales anécdotas de niños ...

Ayer de camino al colegio por la mañana el piojo estuvo cotilleando, para no variar, en el césped. Le gusta ver las gotas de rocío en la hierba, buscar las raíces de los árboles y observar bichos varios. Cotilleando encontró un par de caracoles que se paseaban plácidamente por la hierba. Al salir del cole se acordó de ellos y pasó esto: _Mamá, vayamos por el césped. _No, no podemos ir por el césp ...

general comedor escolar conciliación ...

Martes. Una de la tarde. Regresando a casa para comer y volver al cole por la tarde.Subimos por la avenida rumbo a casa y de pronto mi hijo se acuerda de un amigo. _Mamá, ¿y Héctor? _Héctor no, cariño, Víctor. _No mamá, Héctor. _A ver, Eric, ¿hablas del Héctor el papá de Alejandro? _No, mamá de Héctor el pequeño._Conclusión mi hijo habla de Víctor pero él se ha empeñado en llamarlo siempre Héctor. ...

general animales anécdotas ...

Si yo le digo a alguien que me conozco, que me conozca de verdad, que la noche del 24 de diciembre mi piojo me hizo llorar, dirá ¡No es extraño, eres una llorona! . Cierto, como bien diría Buzz Light Year, ¿por qué me vendrá este muñeco como ejemplo? Je je je, no sé, no sé, he visto Memorias de África ¡hasta el infinito y más allá!y he llorado cada una de las veces. No, no he soltado lagrimitas, ...

general

A veces me preguntó ¿Para qué pregunto si ya imagino la respuesta y no me va a gustar? Seguro que no soy la única que tiene ese sentimiento. Ese que nada más preguntar te arrepientes de haberlo hecho porque ya sabes por donde te van a salir. Bien, pues, de eso precisamente va la conversación que tuve con el piojo ayer por la noche. _Cariño, tienes que dormir, mañana hay cole. _No, mamá, ma ...

general anécdotas de niños conversaciones con el piojo ...

Ésta es una conversación robada. El piojo no hablaba conmigo sino con su queridísima amiga la Princesa Caaracol. Domingo pasado. El piojo y la Princesa Caracol andan jugando en el salón del reino piojeril mientras ésta que les escribe terminaba la comida. Entro un momento en el salón para controlar que todo va bien y veo un manchurrón de plastilina en el mueble. Me quedo mirando el ...

general anécdotas de niños conversaciones con el piojo ...

Todas las noches toca pasar un ratito en la cama del piojo y contarle un cuento,bueno, casi mejor decir contarles porque el otro miembro del comando piojo enseguida se viene a su cama para escuchar la historia. La mayoría de las veces los cuentos son inventados porque al piojo le gustan más las historias inventadas por su mami que la de los cuentos, así que linterna en mano nos metemos en la cama ...

humor elva marmed cuando olía a vainilla ...

Todas las noches toca pasar un ratito en la cama del piojo y contarle un cuento,bueno, casi mejor decir contarles porque el otro miembro del comando piojo enseguida se viene a su cama para escuchar la historia. La mayoría de las veces los cuentos son inventados porque al piojo le gustan más las historias inventadas por su mami que la de los cuentos, así que linterna en mano nos metemos en la cama ...

general anécdotas conversaciones con el piojo ...

Parque Gulliver en Valencia En las idas y venidas, de casa al cole y del cole a casa, el piojo y yo aprovechamos para contarnos historias; el piojo se las inventa y yo, a veces me las invento y otras versiono alguna historia. Entre historia e historia el piojo ha conocido a Gulliver, a quien conocía por su parque favorito, y a Don Quijote. Y por esto ocurrió esta conversaci ...

anécdotas de niños ateismo ateo ...

A estas alturas creo que, todos o casi todos mis lectores, conocen mi ateísmo, en más de una ocasión ha salido el tema en alguno de mis posts. A pesar de mi falta de creencia en Dios respeto a aquellos que sí creen, aunque no comparta sus ideas me parece totalmente respetable su creencia. Una de las consecuencias de mi ateísmo y el agnosticismo de papá piojo, el piojo no ha sido bautizado y, obvia ...

general bebés cachorros ...

Sábado. Nueve y media de la noche. Duchados y cenados. Tumbados en el sofá viendo una película de perritos. Derrotados por el agotador día en el Monte de los Dinosaurios. El piojo, aún despierto, le presta una atención increíble a la película. Todo porque hay un perro en la película, y él los adora.Bueno, a los perros y a todo bicho viviente. _Mamá, ¿por qué no tenemos perritos?_Va y me pregunta c ...