comunidades

Remedios para calmar los cólicos de tu bebé



Los conocidos como cólicos del lactante son unas de las mayores preocupaciones de padres y madres durante los primeros meses de vida de sus bebés
. Las causas de estos llantos persistentes no están del todo claras y se barajan diversas hipótesis, como el consumo de lácteos por parte de la madre, problemas gastrointestinales provocados por la inmadurez del aparato digestivo, intolerancia a la leche y factores psicológicos y sociales que elevan los niveles de ansiedad de los recién nacidos.

Aunque los cólicos del lactante suelen solucionarse por sí mismos cuando los niños cumplen los 5 o 6 meses, es recomendable acudir al pediatra si los cambios en los patrones del llanto cambian repentinamente o van acompañados de otros síntomas como fiebre, diarrea, vómitos o cualquier clase de problema estomacal.

A continuación vamos a explicarte qué es el cólico del lactante, sus síntomas más habituales y una serie de remedios y productos que pueden servirte para aliviarlos.

 

Qué son los cólicos del lactante

 



El cólico del lactante, también conocido como cólico vespertino y cólico de los gases, es un tipo de trastorno que afecta a entre un 5 y un 20% de los bebés durante sus primeros meses de vida y que se caracteriza por provocar un llanto intenso y persistente.

La máxima incidencia de este trastorno se da alrededor del mes y medio de vida del bebé, sin que existan diferencias significativas derivadas por el nivel socioeconómico familiar, el tipo de alimentación o el sexo de los pequeños. Por el contrario, sí hay evidencias de que los cólicos del lactante afectan en mayor medida a los primeros hijos y a los bebés de padres fumadores.  

 

Cómo saber si mi bebé tiene cólicos

Las crisis de llanto provocadas por los cólicos del lactante suelen ocurrir al final del día, al atardecer o por la noche (de ahí que también reciban el nombre de cólicos vespertinos).

Las crisis se dan de forma abrupta e intensa, sin motivo aparente. Los pequeños se ponen rígidos, tensionando el abdomen y flexionando las piernas sobre él, con el rostro enrojecido y los puños apretados. Entre medias, los bebés no presentan ningún síntoma y permanecen perfectamente tranquilos.

Para que puedas considerar que tu pequeño sufre de cólicos del lactante debe sufrir estas repentinas crisis de llanto durante, al menos, 3 horas al día, 3 días a la semana, y que se prolonguen durante un mínimo de 3 semanas.

 

Remedios y productos para aliviar los cólicos del bebé

 

Cómo aliviar los cólicos del bebé


A no ser que haya algún tipo de comorbilidad del trastorno, lo lógico es que desaparezca en unos pocos meses. Sin embargo, hasta que eso ocurra, la calidad de vida de padres y madres puede verse afectada gravemente, siendo habitual que se den cuadros de ansiedad entre los progenitores que incluso puedan afectar a la convivencia familiar. Por este motivo es importante encontrar fórmulas que puedan disminuir la frecuencia y la intensidad de las crisis de llanto.

Algunos hábitos muy aconsejables son, por ejemplo, alimentar a los pequeños en un ambiente relajado que los mantengan relajados, no forzarlos a comer cuando se nieguen o intentar que eructen durante las tomas.

Además de estos hábitos, hay disponibles una serie de remedios y productos que tienen unos efectos muy positivos en el tratamiento de los cólicos del lactante. Veamos algunos de ellos.  

 

Biberones anticólicos

Aunque no erradican totalmente el trastorno, biberones anticólicos como los ofrecidos por Suavinex Zero Zero sí que alivian de un modo notable sus síntomas. Sirven igualmente para alimentar a los pequeños con leche materna o de fórmula y evitan que los bebés traguen aire durante las tomas.

Son biberones cuyas tetinas imitan a la perfección los pezones maternos y que cuentan con el aval de la Asociación Española de Odontopediatría. Puedes echar un vistazo a las opiniones sobre Suavinex Zero Zero en Asfarma.

 

Infusiones

En el mercado existe una serie de infusiones específicas para bebés (hinojo, anís, menta, manzanilla…) que combaten los síntomas de los cólicos del lactante por sus propiedades relajantes, analgésicas y antiespasmódicas, propiciando la expulsión de gases y favoreciendo las digestiones.

 

Complementos alimenticios

Los probióticos que contienen algunos complementos alimenticios, como Reuteri Gotas y Colimil Baby, fortalecen el sistema inmunológico de los bebés, facilitando la absorción de nutrientes y las digestiones. A diferencia de la mayor parte de los medicamentos, no tienen ningún efecto secundario.

El probiótico Reuteri reduce las crisis de llanto con una ingesta diaria de 5 gotas, regulando la digestión, aliviando los dolores abdominales y reduciendo el riesgo de padecer estreñimiento infantil, del mismo modo que la asociación de probiótico, melisa y manzanilla conocida como Colimil Baby, cuyas propiedades antiespasmódicas y relajantes actúan rápidamente con la ingesta de 2 ml. diarios.

 

Masajes

Los masajes con aceites esenciales son otro remedio muy efectivo en el tratamiento de los cólicos del lactante. Masajear el abdomen del bebé estimulan la expulsión de gases, eliminando las molestias que pudieran causarles. Entre los aceites esenciales más utilizados destacan los de lavanda, rosalina, eneldo, naranja dulce y manzanilla romana o alemana.

Para realizar el masaje debes echar unas gotas de aceite esencial en tus manos, calentarlo con un ligero frotamiento y realizarlo sobre el abdomen de tu bebé con delicados movimientos circulares durante unos 5 minutos.

Muy pocas veces los cólicos del lactante se prolongan más allá de los 6 meses de vida de los pequeños, pero pueden suponer un auténtico tormento para padres y madres, hasta el punto de afectarlos psicológicamente. Siguiendo nuestros consejos conseguirás reducir notablemente las crisis de llanto y recuperar algo de ese descanso tan necesario cuando se está criando a un hijo.

 

Fuente: este post proviene de BABYCOCINA, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: salud

Recomendamos