comunidades

Una canción para dormirlos (y dormirnos)

No había caído hasta ahora en la cuenta de que todavía no he hablado del gran as en la manga que nos guardamos para dormir al enano desde que nació. Nunca (o casi nunca) ha fallado, y aún hoy en día la seguimos usando, sobre todo en el coche. Le llamamos la canción somnífero, y tiene un poderoso efecto calmante incluso para nosotros.

La descubrió el padre de la criatura antes de que estuviéramos embarazados. En aquel entonces, la usábamos para los viajes en coche, para conciliar el sueño en el coche cuando yo lo necesitaba o simplemente para relajarnos.

No es una nana infantil ni ninguna melodía hipnótica, ni nada que se le parezca. Es una canción de Wilco muy especial, de 12 minutos y un tanto espiritual, que cuanto más se escucha, más gusta: ‘One sunday morning’.

Cuando estaba embarazada la solíamos escuchar mucho las mañanas de los fines de semana, y en cuanto nació, empezamos a usarla para dormir al fierecilla. En aquellos tiempos difíciles de lloros que duraban horas, yo usaba la teta, pero el padre se sacaba el as de la manga de la canción y siempre lo conseguía.

La seguimos ponemos en el coche, en momentos de tensión, rabieta o excitación y lo conseguimos dormir en poco tiempo. Y el enano, al oírla, se enfada, porque sabe que lo siguiente es caer en los brazos de Morfeo, aunque no quiera. Eso sí, tiene sus riesgos: también actúa con los padres.

¿Alguien se anima a probarla a ver si también le funciona?



La entrada Una canción para dormirlos (y dormirnos) aparece primero en Y, además, mamá.

Fuente: este post proviene de Blog de yademasmama, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Llevaba tiempo postergándolo pero ya es hora de cerrar esta etapa. Hacía tiempo que venía pensando en qué hacer con respecto a este blog, si dejarlo morir lentamente o ponerle un fin digno. No me gust ...

Recomendamos

Relacionado

Bebé Canciones para dormir El bebé y la Música. ...

Las canciones que más gustan a nuestros bebés, sobretodo a la hora de dormir son las nanas de cunas. Su monotonía aporta tranquilidad a nuestro pequeño y facilita que se relaje y se duerma. Por suerte para nosotros contamos con la ayuda de Internet, no solo si no sabes cantar, o si estamos muy cansado, sino también para variar el repertorio y así conseguir no dormirnos antes del bebé. He estado ...

embarazo bebé bebé ...

Dormir es algo que necesita el cuerpo para descansar y reponer fuerzas, pero es importante que sea un hábito que se haga bien, y eso dependerá de cómo se inicia, es por ello, que se debe lograr que los niños desde su nacimiento aprendan a dormir lo suficiente, pues es muy común escuchar a padres quejarse de pasar la noche en vela gracias a su nene. Lo ideal es acostumbrarlos a dormir durante la no ...

general

Cuando estaba embarazada empecé a buscar como loca modelos de cuna, mecedoras si en casa tengo a un maestro de obra y en melamine tenia obligado que hacersela, ademas de averiguar cual seria el mejor colchon y todo lo que tendria que comprar para que Joaquin pudiera dormir super bien! Cuando mi bebe nació y estuvimos en casa lo hise dormir desde el dia en su cuna(hecha por las preciosas manos de m ...

#VDLN música viernes dando la nota

sPues aquí estoy, en horas intempestivas escribiendo mi #VDLN, y es que el enano se ha despertado a las 3 de la madrugada y dice que no quiere dormir más, y aquí estamos, en el comedor... Y yo no sé si mi cuerpo se lo olía, pero después de acostar al niño, hemos cenado y me he quedado frita en el sofá, y suerte de esas casi dos horas que me he dormido, y otra media en la cama, porque os podéis im ...

Isabel familia colecho

Desde que nació mi primer hija, fui fan del colecho, pues me sentía más segura de tener a mi bebé en brazos junto a mi, que teniéndola en la cuna, aunque esta estuviera a un costado de mi cama. Recuerdo que me daba una especie de paranoya, que cuando la ponía en su cuna e intentaba dormir en mi cama, a los cinco minutos despertaba sobresaltada y me asomaba para corroborar que la bebé respiraba. A ...

ale torres blog amor bloggermom ...

Felices tres, Raquel. Hoy, como cada noche, me pediste que te contara una historia antes de dormir. No sé por qué te gustan tanto... quizá porque sabes que las saco de la manga de la imaginación mezclada con trozos de realidad... o porque sabes que te hago la protagonista o puede ser, también, que te das cuenta de que le cambio a la trama cuando algo no me gusta -con perdón del autor- y le pongo ...

general embarazo bebé ...

Cindy Luque Juarez Andrés ya tiene 19 meses. Después de tanto mareo con las fechas del posible parto nació a mediados de Septiembre por cesárea. Estuve dos días ingresada en el hospital para que me indujeran el parto, ya que llegué a las 41 semanas y media sin dolores, sin haber roto aguas, sin nada de nada, más verde no podía estar. Como el tiempo jugaba en contra decidieron programarme el parto ...

0-3 años bebés escuela de padres ...

No se tiene fecha exacta de los comienzos de las nanas para dormir o tranquilizar a los bebés, lo que sí se sabe a ciencia cierta es que es una técnica milenaria, y su objetivo principal es hacer de la hora del sueño, un momento sereno y de calma para los niños. Para que las canciones de cuna sean efectivas deben ir acompañadas de caricias y de extrema paciencia por parte de la madre, padre o p ...

La fórmula mágica para hacer desaparecer monstruos y miedos nocturnos. Todos los que somos padres reconocemos el problema que suponen los miedos, fantasmas y terrores nocturnos a la hora de ir a dormir a nuestros hijos. Esta sintomatología, en según qué casos, suele estar presente durante toda la infancia. De hecho, quién de nosotros no reconoce haber tenido miedo o terror en alguna noche de torme ...

general bebés y mamás maternidad con humor ...

Todo lo que habíamos avanzado con el tema del dormir durante el curso, -horarios, normas y hábitos-, ha estallado por los aires con la llegada del verano. Nos hemos relajado, y mucho, y esto ya no hay quien lo arregle. Somos ahora víctimas de un colecho forzoso que tampoco nos duele tanto, pero que en muchas ocasiones molesta un poco y que tiene forma de puñetazos en el ojo, tortazos a mano abiert ...