Padres

Blog de windyyelena Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Hay Momentos

Hace unos meses escribí este artículo, porque era así como me sentía, no es algo común en mi, lo cierto es que no lo publiqué en su momento y hoy quiero compartir esta parte de mi que aflora muy poco y que cuando quiere salir, le doy toda la libertad, porque de alguna formas las mujeres debemos drenar toda nuestra carga, carga que llevamos con amor, pero que algunas veces pesa mas de lo normal...

Hay momentos en los que ni yo misma se cómo me siento, este sentimiento de vacío que está dentro como si no hubiese nada más, y lo único con lo que lo logro comparar es con los días de soledad de cuando tuve a mi hijo y que luego pude entender que era una depresión post parto. ¿Entonces cómo puedo llamar a este sentimiento, tal vez una depresión post migratoria?

Un dia como tantos, pero algo diferente, tomamos nuestras maletas y partimos, sin mirar atras, y sin poder arrepentirnos, simplemente partimos con paso firme y con la conviccion de que era lo correcto.

Pensé que estaba bien y que nada de esto me afectaría, porque me sentía muy feliz los primeros días que llegue a este país, dispuesta a adaptarme, a salir adelante y pensé que sería más fuerte que mi familia, pero tome atajos para sobre llevar mi vida y esos atajos no fueron la solución. Parecía que sí, porque me sentía mejor, como cuando tomamos un analgésico para el dolor de cabeza, te alivia el malestar, sin embargo, si los síntomas vienen de algo más serio o una enfermedad más fuerte, el dolor de cabeza volverá, una y otra vez y deberás tomar el analgésico una y otra vez, porque es la forma en la que te sientes mejor, hasta que atacas la raíz del problema y tomas la medicación adecuada, el dolor no volverá y tampoco necesitaras el analgésico.

Siempre he sido muy conversadora, las personas que me conocen podrían describirme como una persona comunicativa, que interactúa bastante con las personas, pero lo cierto es que, aunque hablo bastante y escucho más, no soy una persona comunicativa desde mi punto de vista, ¿Por qué? Porque para mí, hablar no significa comunicarse, se puede hablar de mil tópicos, pero lo cierto es que cuando se trata de mí, de mis sentimientos, normalmente quedan atrapados en mi sin poder salir fuera. Hay muchas situaciones en mi vida que me molestan y no logro hablar de ellas, hay miedos internos que me atacan, pero siento que no puedo darme el lujo de flaquear, siento que esperan mucho de mí y yo quiero darlo todo, no todo lo que me rodea me agrada y no siempre mi día a día es reconfortante, pero siento que tengo la obligación de ser fuerte, porque es lo que todos esperan de mí. Siempre he solucionado problemas, ha sido mi misión en la vida, pero no siento que alguien pueda solucionar los míos.

Tal vez y solo tal vez, un día ya no haya nada que solucionar y poder darme de alta, y tal vez ese día descubra que no era realmente lo que quería. Porque hay momentos en los que ni yo misma sé que es lo que quiero.

Fuente: este post proviene de Blog de windyyelena, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Soy Mamá, debo vencer mis miedos

Hoy quiero escribir un poco sobre mi proyecto de vida y mi decisión firme de emprender, este ha sido mi sueño desde hace mucho tiempo, he acariciado esa idea por años, hasta que la vida me trajo a est ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

batiburrillo desconexion mis niños ...

Momentos

Momentos: la vida esta llena de esos pequeños momentos que llenan un espacio vital en nuestras almas, ¿Tú los sabes reconocer? ¿Los verdaderos? ¿Los importantes? Estas vacaciones, tuve una desconexión forzosa de todo el mundo blogueril, y las RRSS de alguna forma quedaron relegadas, si no sabes nada de esto, te lo contaba hace unos días por aquí. Lo cierto es que gracias a eso pude vivir de una fo ...

inteligencia emocional crianza con apego disciplina positiva ...

La niña que no se sentía querida...

"Había una vez una niña que no se sentía querida. Su razón le decía que todos los padres del mundo querían a sus hijos, era lo normal, pero su corazón no tenía suficiente con el cariño que recibía. Quería más, y especialmente de su mamá. Era una niña sensible, dulce, y siempre se portaba bien. ¡Por nada del mundo quería defraudar a sus padres, y sobretodo, a su madre! ¿Cómo sino iba a lograr ...

Andanzas paternidad

Momentos de inadvertida felicidad

Decía Javier Marías en ‘Mañana en la batalla piensa en mí’ que todo viaja hacia su difuminación y se pierde y pocas cosas dejan huella, sobre todo si no se repiten, si acontecen una sola vez y ya no vuelven, lo mismo que las que se instalan demasiado cómodamente y vuelven a diario y se yuxtaponen, tampoco esas dejan huella. Y de cosas que aparentemente no dejan huella sabemos de sobra los padres, ...

coaching estilo de vida fe ...

No hay mal que dure cien años...

Aún recuerdo como si fuera ayer el día que tuve a mi primer bebé. A los 8 meses de embarazo sentía que ya era demasiado para mí, quería que terminara… estaba cansada, pesada, ya no dormía, pero sobre todo ya quería ver a mi bebé, me comía las ansias como dicen por ahí. En ese momento, como toda mamá primeriza pensé que nada más era ver a mi hijo y ya me iba a sentir aliviada, realizada, feliz… mad ...

Otoño, momentos de paz

No se si será cosa de la estación en la que estamos pero yo en Otoño me vuelvo como muy zen. Creo que es la estación en la que menos impulsiva soy, que pienso más en las consecuencias de ciertos actos o que medito los pros y contras de casi cualquier decisión. En otoño una se vuelve mas reflexiva intentando analizar las cosas que me han pasado durante todo lo que va de año. Intento estar en paz c ...

amiga domingo lluvia ...

Mis Momentos Chachis!!!

By Ana Jelouuuuuu!!. Subidón de lunes que llevo en cuerpo!!!. Y es que, a pesar de lo cochambroso que se presentaba el lluvioso y frío domingo de ayer, tuve la gran fortuna de cruzarme con una buena amiga, llamémosla X, que en pleno subidón de nosequé tipo de optimismo, tuvo la feliz idea de decirnos a varios amigos eso de: "No os preocupéis por la lluvia, coged a los niños y tooodos a mi ca ...

crianza Maternidad Lactancia ...

Esos momentos íntimos en el baño

Cuando de maternidad de trata, hay algunos momentos que se convierten en verdaderos lujos, y unos de esos es en definitiva el momento de ir al baño. Esos momentos íntimos en el baño, que antes podían incluir un delicioso baño de espuma, una sesión de sexo con tu pareja, o simplemente, relajarte y leer un libro o una revista, ahora que eres madre, todo cambia, todo se relativiza, los tiempos se dis ...

Reflexiones

Hay una última vez para todo

Desde el momento en el que abrazas a tu bebé por primera vez, nunca serás la misma persona. Quizás anheles la persona que eras antes. Cuando tenías libertad y tiempo Y nada en particular por lo que preocuparte. Conocerás el cansancio como nunca lo habrás hecho antes. Y encadenarás días que son exactamente iguales el uno al otro Llenos de tomas y eruptitos. Cambios de pañal y llanto. Quejidos y pel ...

el sueño traumas de mamá inexperta...

Hay veces...

Hay veces siento muchas ganas de un abrazo y de que alguien me ayudara, que me hiciera sentir que no estoy sola, hay veces lloro de sentirme y sentirnos solos, de la ausencia de sentir esa mano incondicional y querer no sentir ese juicio abrumador a pesar de tratar de hacer las cosas bien y tomar en cuenta a tantas personas que para mí son tan importantes? Hay veces siento que debería portarme ...

Maternidad Crianza

Hay días malos

Definitivamente hay días en que los astros se alinean, nuestro ángel de la guarda se toma vacaciones o, nos levantamos del lado incorrecto de la cama, pero son días definitivamente malos. Esta semana para mí, ha sido una de esas semanas, esas con muchos días malos. Todo empezó el día martes (el lunes – increíblemente - todo fluyó maravillosamente). Por la mañana fui a hacer unos trámites que resu ...