Mamá psicóloga Infantil Idea guardada 0 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

A mi hijo no le gusta jugar a fútbol ¿y qué?

A mi hijo no le gusta jugar a fútbol. No le ha gustado nunca. Ahora tiene algo más de 7 años y sigue sin gustarle. A mi hijo no le gusta jugar a fútbol y yo no le fuerzo ni me preocupo en exceso, aunque sí le llevo al parque con una pelota si me la pide. A mi hijo no le gusta jugar a fútbol y puede que al tuyo, si estás leyendo esto, tampoco. La pregunta es ¿hay algún problema por qué a un niño no le guste el fútbol? Hoy hablamos de ello en este breve artículo. Hablamos de por qué no les gusta, qué pasa con los niños que no juegan a fútbol en los patios y de cómo actuar o no en estos casos.

canstockphoto10354345


Vaya por adelantado que estoy a favor de que los niños realicen cualquier tipo de deporte. Es más, los padres debemos alentar la práctica alguno de ellos, sea el que sea, para fomentar un estilo de vida saludable, lejos del sedentarismo que tantos problemas de obesidad infantil está causando. La práctica de un deporte aporta infinidad de beneficios, lo sabemos y lo recomendamos, beneficios no solo físicos si no también psíquicos de los que he hablando en más de una ocasión en este mismo blog. La práctica de algún deporte nos perite estar en forma, sanos y fuertes, nos relaja y nos ayuda a concentrarnos. Tanto es así que algunos estudios relacionan la práctica de un deporte con el éxito escolar. Pero este no es el tema de hoy. Hoy hablamos de esos niños a los que no les gusta el fútbol y que prefieren hacer otras cosas, como jugar al escondite o al pilla-pilla.

Y es que en la sociedad actual en la que los jugadores de fútbol cobran vergonzosas millonadas parece ser que a todos los niños, por ser niños (y en esta ocasión me refiero exclusivamente al género masculino) les haya de gustar el fútbol porque lo lleven escrito en su ADN. Parece como si todos tuvieran que tener como objetivo vital acabar en un gran equipo de fútbol siendo el mejor jugador del mundo. Parece como si cualquier niño que no se interese por este deporte, no le guste jugar y chutar una pelota, deba quedarse en un rincón apartado porque si no juegas a fútbol no eres nadie. Y no es solo que lo parezca, es que pasa en realidad en muchos patios de colegio.

Y desde aquí expreso mi rechazo y denuncio, sí, la discriminación o segregación sexista que en muchos patios de colegio se sigue realizando. Los niños juegan a fútbol mientras que las niñas juegan a la comba o a otro tipo de cosas. Pero es que existen este tipo de niños a los que no les gusta jugar a fútbol y quedan apartados. Niños como otros que necesitan jugar, correr y reír, pero que al no gustarles el fútbol se ven abocados a jugar en alguna esquina, con suerte con algún otro compañero al que tampoco le gusta el esto de jugar al balón.

¿Por qué a mi hijo no le gusta jugar a fútbol?

Las razones por las que a un niño no le gusta jugar al fútbol pueden ser muchas pero destacaremos las 2 más comunes o frecuentes:

Habilidad psicomotriz. Hay niños menos habilidosos que otros. Niños que, sin tener ningún problema psicomotriz, son más patosos que esos otros a los que cualquier deporte se les da bien a la primera y sin ningún esfuerzo. A estos niños menos habilidosos no les suele gustar jugar al fútbol porque son conscientes de sus limitaciones. En estos casos la práctica es el mejor aliado, sin forzar hay que alentar al niño que se mueva, que chute, que entrene. Al principio, si es necesario, en solitario o en compañía de sus padres y hermanos. Que observe cómo mejora con la práctica porque nadie nace sabiendo. Hay que fomentar su autoconcepto y autoestima, que en la gran mayoría de casos está algo tocada, recordándole todas las demás habilidades que sí tiene y lo bien que realiza cualquier otro tipo de deporte o actividad.

Timidez. Los niños tímidos suelen tener dificultades para establecer relaciones con otras personas, ya sean adultos o niños, sobre todo si no les conocen. La timidez, o el miedo hacia los demás, les impide acercarse a sus iguales quedándose apartados en el patio o en el parque por más que en su fuero interno quisieran estar con el resto de niños jugando igual que ellos. Aquí es importante trabajar la confianza y seguridad en sí mismo que tanto carece el niño tímido o retraído. Debemos ofrecerle oportunidades para que se relacione con otros niños, hay que ir a los parques y dejar que juegue a su libre albedrío, sin inmiscuirnos en sus juegos. Dejar que vaya cogiendo confianza día a día, en él mismo y en los demás. Evitar sobreprotegerle y sobre todo dejar que haga cosas por sí mismo aunque al principio le cueste.
Cómo actuar si a mi hijo no le gusta jugar a fútbol.

En primer lugar debemos recordar una de las premisas fundamentales de la educación: respeto. Con esto quiero decir que los padres debemos mostrarnos respetuosos ante los gustos de nuestros hijos y no forzarles a realizar deportes o actividades que no les gusten o les incomoden.

Los gustos por los deportes, hobbies o actividades en general se van conformando a lo largo de la vida. Durante la infancia se asientan las bases de muchos de los gustos y aficiones, que en gran medida, se ven determinados por influencias familiares. No obstante, que a un padre o madre le guste el fútbol no es garantía de que al niño también. Así que si eres un padre al que le entusiasma jugar a fútbol pero a tu hijo no te recomiendo que tengas paciencia y seas respetuoso con los gustos de tu peque. Recuerda que él es una persona diferente a ti y, como tal, tiene todo el derecho a desarrollar su propios gustos y aficiones.

En resumen, aquí tienes 10 prácticos consejos de cómo actuar si a tu hijo no le gusta jugar a fútbol:

No fuerces. Cuanto más insistas más resistencia generas.

Respeta sus gustos.

Valora sus esfuerzos.

No sobreprotejas.

Elogia.

Juega con él a fútbol o lo que sea.

Fomenta su autoestima.

Alimenta su autoconcepto.

Bríndale oportunidades de relacionarse con otros niños.

Recuerda que el fútbol no es el único deporte del mundo, hay infinidad de ellos: permítele que encuentre el suyo.

Related Posts:

El dilema de las extraescolares. 5 claves para escogerlas…

A mi hijo de 3 años no le gusta bailar

Niños y deporte. Realizar algún deporte mejora la…

Beneficios del deporte en el Día Universal del Niño

Locos por el deporte. Propuestas literarias infantojuveniles

La entrada A mi hijo no le gusta jugar a fútbol ¿y qué? aparece primero en Mamá Psicóloga Infantil.

Fuente: este post proviene de Mamá psicóloga Infantil, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

general crianza maternidad

¡Tienes que jugar fútbol!

Este verano decidí matricular a mi hijo en una "clínica" de fútbol, en una de esas academias de equipos europeos que vienen por unos días y les enseñas técnicas básicas de fútbol a los chicos. Lo metí no porque mi hijo sea un gran apasionado del fútbol, o un crack que quiere afinar sus técnicas, si no porque ? cómo bien lo dijo la mamá que me pasó la voz de la academia ? "necesita n ...

Maternidad Familia Post-parto ...

¡Tienes que jugar fútbol!

Este verano decidí matricular a mi hijo en una “clínica” de fútbol, en una de esas academias de equipos europeos que vienen por unos días y les enseñas técnicas básicas de fútbol a los chicos. Lo metí no porque mi hijo sea un gran apasionado del fútbol, o un crack que quiere afinar sus técnicas, si no porque – cómo bien lo dijo la mamá que me pasó la voz de la academia – “necesita nivelarse para e ...

Hijos

A mi hijo adolescente no le gusta estar conmigo

Existe una creencia que a los adolescentes hoy en día no les gusta andar con sus padres. Se cree que mientras les encanta pasar todo el tiempo o solos o junto a sus amigos, odian si quiera pensar en la idea de acompañar o pasar un poco de tiempo con su familia. Y pegamos este grito de ¡Auxilio, a mi hijo adolescente no le gusta estar conmigo! Y hoy me atrevo a desmentir por completo este falso co ...

general 3-6 años desarrollo ...

A mi hijo le gusta mucho pintar ¿es normal?

A mi hijo le gusta mucho pintar. Desde hace unos meses me pide a diario que le de un dibujo para colorear, ya sea un mandala, animalitos, flores o cualquier otro motivo que pueda pintar con rotuladores, ceras, colores de madera … Él lo que quiere es pintar ¿Es normal que un niño pequeño de 4 años le apasione tanto pintar? Te lo cuento en este artículo junto con ...

Escuela de padres

Mi hijo no quiere dibujar ¿por qué?

Mi hijo no quiere dibujar, dice que no sabe y que no le gusta hacerlo porque todos los dibujos le salen mal y feos. De un tiempo a esta parte mi hijo mayor, de 7 años, se niega a coger una hoja de papel y hacer lo que tanto le gustaba hacer antes: dibujar. ¿Por qué dice no quiere dibujar y cómo motivarle de nuevo? Si a tu hijo le ocurre lo mismo, en este artículo te cuento qué hacer. La importanci ...

general 2 a 3 años blog ...

¿Cómo le explico a mi hijo la muerte?

Este artículo es difícil para mí, hace 1 año mi papá murió y mi hijo era muy unido a él; todo este tiempo ha estado lleno de tristezas, recuerdos y cosas por sobrepasar. Yo en realidad no supe qué hacer desde el inicio, decirle exactamente qué pasó, decir que se fue el cielo, que– no sé, no sé; y es por eso que decidí escribir esto, por si tu estás pasando por una situación similar. Yo no so ...

niños

A mi hija no le gusta pintar

Hola a todos. Gracias por sus consejos, la verdad me han sido muy útiles. Les comento que tengo una hija de 3 años y no le gusta pintar, he intentado con crayones, pintura de dedos, pintar su carita, carteles y de todo, al parecer no le gusta. Me siento culpable porque cuando ella aprendió a caminar, ella inició rayando todo desde su ropa hasta las paredes y en ese momento no me gustó su actitud ...

bebés niños de 1 a 3 años niños de 3 a 6 años. ...

Jugar y jugar

¿Habéis escuchado alguna vez la frase?: "Este niño no se entretiene con nada" Los bebés y los niños pequeños no es que no se entretengan con nada, si no que no les gusta jugar a lo que nosotros creemos que deberían jugar. Entendemos el juego como el modo en que lo hace un niño de 4 años, pero el juego responde a la etapa evolutiva por la que pasa el pequeño y a sus necesidades: ejercit ...

Hijos Maternidad Reflexiones Personales ...

No le diga a mi hijo "ven conmigo que te voy a dar caramelos"

No le diga a mi hijo “ven conmigo que te voy a dar caramelos”. Por mucho que crea que es un comentario inofensivo. Por favor, no se lo diga. Estas mismas palabras he pronunciado hace unos minutos, no muchos, inmediatamente antes de llegar a casa. Aunque estoy segura de que no se pronuncian a menudo. No tantas veces como realmente quisiéramos, por prudencia, por educación, por respeto. ...

Escuela de padres Ser padres

Le pego mucho a mi hijo de 5 años.

“Le pego mucho a mi hijo de 5 años”, es un título llamativo, no he podido evitar que sea así. Es un titular duro, y parecerá a quienes no entren a leerlo una apología del maltrato cuando intenta ser todo lo contrario, la denuncia de una realidad de muchos niños. Una realidad que muchos padres y madres intentan mantener entre las 4 paredes de sus casas y una situación que muchos queremo ...