De mi casa al mundo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Amar a los árboles desde pequeños



¿Tienes tu propio árbol? ¿Aquel donde te cobijas, te desahogas, te relajas y te revitalizas de vez en cuando? Si no es así, ¿tienes algún árbol favorito? O más bien la pregunta clave sería: ¿amas los árboles?

Yo amo los árboles. He tenido experiencias sanadoras muy potentes con árboles desde pequeña, y me gustaría transmitirle a mi hija este amor y respeto hacia ellos.

Por eso le he regalado un cuento muy especial y ahora que ya se le ha caído el primer diente, hemos celebrado de forma bastante espontánea pero intensa su primer ritual de abrazar un árbol.



El amor hacia los árboles



El amor hacia los árboles es un sentimiento vivo que nace normalmente durante la infancia según las vivencias que hayamos tenido de conocerlos y experimentarlos (subirnos a sus ramas, esconder tesoros en sus troncos, jugar bajo su sombra, corretear a su alrededor…).

De pequeña yo tenía (y tengo) un árbol favorito, un sauce llorón que me transmitía muchísimas cosas buenas, podía pasarme largos ratos bajo sus ramas y acariciando sus suaves hojas. Era casi un refugio. Y en aquel momento no podía entender muy bien por qué me gustaba tanto. Es algo que he descubierto muchos años después.

Los árboles, además de los inconmensurables beneficios que tienen para el planeta(te hablé de ello aquí), y de ser un símbolo sagrado de vida, emanan una energía que nos conecta con el poder de la naturaleza y que puede relajarnos, fortalecernos e incluso sanarnos.



¿Por qué no transmitirle esto a nuestros hijos/as? Al fin y al cabo será un recurso que permanecerá a su disposición siempre que lo necesiten en un futuro.

Todos los árboles son hermosos



Hace tiempo que me rondaba la idea de celebrar un ritual de abrazar árboles con Sunflower (algo que practico desde hace varios años) por eso buscaba precisamente un cuento que me sirviera de pequeña introducción.

Todos los árboles son hermosos de Janice May Udry es el título del último libro que hemos incorporado a nuestro rincón de libros mágicos.

Hace muchos meses que me ofrecieron desde Boolino escoger algún libro de su catálogo para poder recibirlo y reseñarlo en el blog. Al final los que yo siempre escogía no estaban nunca disponibles para reseñar, pero esta vez cuando me dieron una nueva oportunidad y vi este cuento vintage (fue publicado por primera vez en 1956 y ha recibido varios premios), me enamoré al instante y como lo que fluye, fluye, me lo enviaron enseguida.

No podía haber escogido mejor.



El cuento es sencillo y precioso. Es una especie de loanza hacia los árboles, como un poema que enaltece la belleza indiscutible de estos maravillosos seres, todas las cosas que podemos hacer con ellos, en ellos y bajo ellos, y que tiene un cierre muy bonito, animándonos a que plantemos nuestro propio árbol. (Lo puedes ver mejor aquí)



Después de leer el cuento por primera vez, una de estas tardes templadas de invierno, le propuse que buscáramos un árbol e hicimos el siguiente ritual, sin mucha explicación, le hice la propuesta y se la tomó como un juego y le gustó mucho.

¿Por qué abrazar árboles?

Los rituales arbóreos aparecen desde tiempos antiguos en varias culturas; desde diferentes zonas de África, los druidas celtas, hasta los antiguos guanches de las Islas Canarias… Eran rituales en los que buscaban potenciar su cuerpo, fuerza y energía.

Hoy en día podemos utilizar estos mismos rituales ancestrales porque nos aportan muchos beneficios:

Es una forma gratuita y mágica de conectar con la naturaleza y entrar en comunión con ella.

Nos transmite sensaciones positivas de bienestar, tranquilidad, serenidad…

Pueden revitalizar nuestra energía interior. Los árboles (como las flores) tienen una radiación energética compatible con la de las personas y podemos usar esa energía vibratoria que emanan para energetizar nuestro propio sistema energético. Son vibraciones casi imperceptibles pero que nuestro organismo sí capta, y nos equilibra también a nivel biológico (hay varios estudios científicos que lo demuestran). Además un árbol solo puede cargarnos de energía, nunca descargarnos.

Tiene un poder terapéutico y sanador a varios niveles.
Ritual de sanación: Abrazar un árbol
El ritual que te voy a explicar a continuación es el ritual que yo realizo y que aprendí hace años de una experta naturópata y maestra de yoga con quien he compartido partes muy profundas de mi alma, ella me lo recomendó como ritual de conexión y de sanación.



(1) Busca tu árbol

Iremos a pasear y buscaremos un árbol que nos guste. No nos quedarnos con el primero que veamos, sino con aquel con el que surja más sintonía.

Precisamente una vieja leyenda de los guanches dice que no es el hombre quien escoge el árbol, sino que es éste el que llama al hombre y le provoca que se acerque a él.

(2) Descálzate

Es mucho más efectivo si hacemos el ritual sin zapatos, descalzos. ¿Has probado a estar descalzo/a con los pies en la tierra en un bosque? Es una sensación muy energética, la primera vez que lo hice y sentí la energía de la tierra, me afectó profundamente.

(3) Abraza tu árbol

Nos acercaremos al árbol y nos abrazaremos a su tronco. Respiraremos con normalidad pero cada vez más despacio a fin de relajar cuerpo y mente.

(4) Enraízate

A medida que pasen los minutos vamos a imaginar que nuestros pies penetran en la tierra, como si echaran raíces que nos dan fuerza y firmeza.

Cuando ya notemos que nuestros pies penetran en la tierra, debemos sentir que nuestro cuerpo se integra poco a poco con el árbol. Debemos imaginar que él entra en nosotros y nosotros en él.

(5) Siente su energía

Nos centraremos en los latidos del corazón y sentiremos que poco a poco estamos integrados con el árbol, percibiendo su energía.

(6) Agradece

Finalizamos el ritual, separándonos poco a poco del árbol y situándonos frente a él, con las piernas separadas y elevando los brazos en dirección a su copa, con los ojos cerrados, agradeceremos la energía que nos ha suministrado.

Como todo en la vida, cuánto más practiques, más fácil irás notando la energía que emana de tu árbol.

Reconozco que al principio me sentía un poco ridícula, suelo hacerlo por la zona de montaña próxima a nuestra casa, donde hay una serie de pueblecitos muy turísticos y me preocupaba que algún turista me pillara in fraganti, pero la verdad es que una vez que estás sintiendo esa energía, ya nada más te preocupa…

¿Te animas a hacerlo? Ya sea a solas o compartiendo el momento con tus pequeños... Sunflower se lo tomó como un juego. No preguntó apenas nada. Cerró los ojos y escuchó a su árbol en silencio y ya me ha pedido cuándo volveremos a "sentir la energía de los árboles".

Si lo pruebas y te gusta la experiencia y quieres ir más allá, también hay una meditación muy chula que te ayuda a contactar con el espíritu de tu árbol, algo que se ve reflejado muy bien en Pocahontas, pero que es real y posible. Quizás más adelante me anime a publicarlo.

¿Nos vemos en los comentarios?



<<Aunque sólo tengas un árbol, también es bonito. Un árbol es bonito porque tiene hojas. Las hojas murmuran entre la brisa a lo largo de todo el verano – Janice May Udry en “Todos los árboles son hermosos”>>

Suscríbete para seguirnos y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

Fuente: este post proviene de De mi casa al mundo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Cuentos Educación Juegos ...

ABRÁZATE, SE ASERTIVA/O. Te invito a un reto

¿Cuántas veces de pequeño te has visto obligado a tener que dar un beso o la mano a alguien que no te daba buenas vibraciones? ¿Estar en medio de una discusión? ¿Comer o beber a toda prisa en el comedor del colegio? ¿…? Bien, pues ya eres adulto y no tienes porqué abrazar nada ni a nadie que no quieras. Nos acostumbramos a abrazar lo que va llegando, una comida rápida, una bebida que nos destroza ...

panoaya viajes paseos ...

Nuestra tradicional visita al Bosque de los Árboles de Navidad

El fin de semana ante pasado tuvimos días muy navideños, comenzando por el domingo que fuimos a Amecameca a cortar nuestro árbol de Navidad. Ya tenemos 5 años visitando el bosque de los árboles de navidad y tres años consecutivos hemos ido acompañados de mis papás. El dinero que se paga por cada árbol que llevas a casa, se ocupa en labores de reforestación y en este bosque anualmente se plantan ...

Banco carnaval de blog fotografía ...

Proyecto Fotográfico de la A a la Z, Banco

Un banco bajo el árbol, para escuchar el sonido de los pájaros, el ruido de los árboles, el murmullo de la gente. Un banco bajo el árbol, para reunirnos con amigos y recordar viejas anécdotas. Un banco bajo el árbol, el preferido para muchos enamorados. Un banco bajo el árbol, guarda muchas risas, llantos y secretos. Un banco bajo el árbol, un lugar perfecto para contemplar el paisaje y descan ...

paseos familia mis aventuras ...

Ya listos para la navidad

Aunque todavía estamos en noviembre, ya se siente el ambiente navideño por todas partes. Las plazas ya han encendido su árbol y ya no hemos querido esperar para ir por el nuestro. Desde hace algunos años que fuimos a cortar nuestro árbol al bosque de los árboles de navidad y desde entonces se ha vuelto una bonita tradición familiar. Siempre llegamos al bosque de los árboles que es un lugar enorme ...

general chupete curiosidades ...

El Árbol de los Chupetes

Ayer recibí un correo de un compañero bloguero en el que me presentaba un post que había escrito y que me dejo sin palabras, simplemente me encantó por su sencilla originalidad, un Árbol de los Chupetes, ¿os sorprende? A mí sí y no a la vez, una hermosa iniciativa que han llevado a cabo unas madres para despegar a sus pequeños retoños de sus apreciados amigos los chupetes. Foto La Magia del Pai ...

Libros Editorial Frida Ismael Serrano ...

‘La niña que hablaba con los árboles’, de Ismael Serrano

Hoy os proponemos una lectura muy especial: LA NIÑA QUE HABLABA CON LOS ÁRBOLES. Poemas escritos por el cantautor ISMAEL SERRANO y que tienen como protagonista a su hija LILA. Por cierto, según Serrano, este libro tendrá su reflejo en un musical que verá la luz durante el próximo año. Datos del libro: Nº de páginas: 36 págs. Dimensiones: 20 x 15 cm Editoral: FRIDA EDICIONES Autor: Ismael Serrano P ...

Libros Niños Ismael Serrano ...

La niña que hablaba con los Árboles

Si me conoces un poquito, sabes que mi historia de amor, mi vida, va unida de la mano a la música de Ismael Serrano. Con aquel “Atrapados en azul” nació nuestra primera unión de ideas, de esperanzas y ganas de lucha y revolución. No es fácil cambiar el mundo, pero Ismael nos enseñó que se puede zarandear, y que sin duda, podemos cambiar nuestro pequeño trozo de mundo con un poco de vol ...

Miércoles Mudo #MiercolesMudo

Miércoles Mudo: Subidos en árboles

Cuando los parques incluyes árboles a los que se puede trepar y además, te lo pasas bomba por sus ramas. Estos pequeños trepadores saben como aprovechar y relacionarse con la naturaleza, jejeje. Feliz Miércoles Mudo (MM) a todos. Gracias a la iniciativa de Naturalmente Mamá y su Miércoles Mudo. #MiercolesMudo Miércoles Mudo es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente ...

Diy árbol de navidad con palillos DIY árbol de navidad ...

DIY: Árbol de Navidad con Palillos

Yo ya estoy en modo navideño. Un poco pronto, sí, pero cuando tienes niños en casa el tiempo es un valor relativo y si ellos quieren empezar a adornar la casa de Navidad, pues se adorna. Estoy en modo navideño y también en modo ahorrativo con respecto a los adornos de Navidad, por eso he empezado a hacer manualidades para decorar la casa. Por eso y porque las manualidades de Navidad son las que má ...

Conectar con la naturaleza desde pequeños, ¿es tan importante?

¿Tus hijos disfrutan de momentos de juego autónomo al aire libre? ¿Cuánto tiempo al día? ¿A la semana? ¿Al mes? Intuyo que no te sorprenderás si te digo hoy en día que la mayoría de niños y niñas de occidente pasan la mayor parte de su tiempo en espacios cerrados, sentados, mirando una pantalla. Poco espacio, pocas posibilidades de movimiento, exceso de productos, de estímulos y de tecnología, una ...