Blog de fátima Idea guardada 2 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

Carritos para bebés

Seguridad y comodidad, imprescindibles



 

La elección del carrito para tu bebé es una decisión muy importante ya que, además de ser su medio de transporte durante los primeros meses de vida, podrá servirle para descansar y dormir la siesta durante el día. En el mercado existen cientos de modelos de diferentes marcas pero todos persiguen un doble objetivo: la seguridad y la comodidad.

 

La búsqueda del cochecito debe iniciarse unos meses antes del nacimiento del bebé, ya que algunas firmas suelen fabricar sus productos en el extranjero y tardan bastante tiempo en llevarlos a las tiendas. Además, es preferible tenerlo en casa antes de tiempo a que el nacimiento del bebé se adelante y no tengamos cómo transportarlo.

 

Tríos o combinados

  Actualmente la mayoría de los padres optan por los denominados “tríos”  o “combinados”, que ofrecen la posibilidad de utilizar el mismo chasis para el capazo, el portabebés y la silla de paseo. Los precios de estos tríos oscilan entre los 400 de las marcas más económicas hasta los 2.500 euros, en el caso de combinados que utilicen materiales mucho más ligeros.  

                                     


 

Aunque pueda parecer lo contrario, cuanto más pequeño es el bebé más necesidades debe cubrir el cochecito que se vaya a comprar. Con frecuencia vienen con amortiguadores de choque, ruedas grandes e incluso ruedas de descanso, para que el transporte del bebé resulte suave y, sobre todo, seguro.

Un cochecito de tamaño mediano suele pesar alrededor de los 6´5 kilos y el peso varía según los materiales utilizados para su fabricación.

 

Preferencia por lo clásico

Alejandro Carranza es el encargado de El mundo del bebé, una cadena de grandes superficies dedicadas a los más pequeños. “Nosotros observamos un regreso a lo clásico tanto en los colores de los cochecitos como en el diseño”, y es que los colores oscuros en general, y el azul marino en particular, son los más demandados por los padres, ya que pueden utilizarse tanto para los niños como para las niñas y soporta bien las manchas.

 En cuanto al chasis, también observa preferencias por el uso de una rueda por eje, “de forma que el movimiento del carrito sea más ágil y que tenga una mayor maniobrabilidad”, asegura. Este es el caso de algunos modelos como Astro (Asalvo) o el Bee (Bugaboo).

                                                    


 

Lo principal para los padres es que los cochecitos sean ligeros y que sean fáciles de plegar y manejar. Las ruedas deben girar en todas direcciones, los frenos de las mismas deben tener un mecanismo sencillo y el manillar debe ser cómodo, ajustable, ergonómico y extensible. Además, prefieren que tanto el capazo como el grupo 0 sean fácilmente desmontables.

 

En cuanto a su seguridad, demandan revestimientos internos desenfundables y acolchados, un chasis sin tornillos o piezas que puedan resultar peligrosas y que la pintura utilizada para el armazón del cochecito no sea tóxica. No se puede pasar por alto, además, que tanto el capazo como el Grupo 0 deben estar homologados para su uso en el vehículo familiar.

 

Partes del carrito

El chasis está fabricado normalmente en aluminio, pero recientemente la marca Concord ha sacado al mercado un chasis de fibra de carbono, mucho más ligero.

El chasis, en la mayoría de los casos, se pliega tipo libro. No obstante, los más deportivos se cierran como las sillitas de paseo, esto es, tipo paraguas. También hay chasis que no se pliegan pero si se pueden desmontar, como es el caso de algunos modelos de la marca Inglesina.  

Por otro lado, el manillar además debe ser ajustable, ergonómico y tiene que estar fijado a la estructura rígida del cochecito.Hay algunas marcas como Stokke que en modelos como el Xplory utiliza un chasis muy innovador alejado de las demás marcas del mercado con tres ruedas pequeñas. También lo hace Concord en su modelo Neo.

 

 

                                                           
 

 

Por otro lado, en los últimos años se han introducido en el mercado chasis deportivos o todo terreno con ruedas más resistentes e incluso con sólo tres pares de ruedas. Marcas como Asalvo (Modelo Rodeo), Mímame (modelo Buggster) o Neonato (modelo Reverso Pass) tienen cochecitos con tres ruedas.

 

Carritos especializados

Aunque no están muy demandados, también existen en el mercado carritos específicos para que los padres puedan salir a correr con sus bebés. Éstos tienen diseños aerodinámicos y ruedas de gran tamaño, como las de las bicicletas, para adaptarse a los movimientos mientras se corre.

              

El capazo: Debe cumplir una doble finalidad, por un lado, tener una estructura firme y rígida; y por otro, ser confortable y estar acolchado. Este armazón está recubierto por un forro exterior resistente al desgaste y a la climatología adversa; y por uno interior, normalmente de algodón, para que transpire bien.

 

En ocasiones el capazo puede ser utilizado como moisés y, además, si está homologado, puede utilizarse para transportar al bebé en el interior del coche. En este caso la estructura del capazo se refuerza con correas, anclajes especiales al cinturón de seguridad del vehículo y un sistema de sujeción alrededor del cuerpo del bebé.

 

El portabebés o grupo 0 es un elemento muy demandado por los padres tanto para su uso en el chasis del cochecito como para transportar al bebé en el interior del vehículo durante los primeros meses de vida. No obstante, antes del uso de este elemento, se recomienda consultar al pediatra pues, en ocasiones, no es aconsejable utilizarlo por periodos del tiempo muy largos.

 

 

                                                         
 

Los accesorios

Aunque la seguridad y la comodidad son prioritarios a la hora de elegir un carrito para el bebé, lo cierto es que tanto el diseño como los complementos y accesorios del “trío” o “combinado” suelen tener un gran peso específico a la hora de inclinarse por un modelo determinado. Muchas veces estos accesorios vienen incluidos en el precio, pero otras hay que comprarlos por separado.  

La cesta portaobjetos se sitúa bajo el chasis y tiene diferentes tamaños según el fabricante. Suele ser de plástico.Por otro lado, la bolsa para llevar pañales, biberones y demás objetos se suele colocar en el manillar y en la mayoría de los casos tiene un diseño similar al del tejido del resto del carrito.

La mayoría de las marcas fabrican además sombrillas con tejidos propios, así como protectores de plástico para la lluvia y mosquiteras, éstas son muy útiles en verano siempre y cuando permitan que el aire circule con normalidad.

 

Existen carritos con precios asequibles para cualquier bolsillo. Hay cientos de modelos más o menos modernos, funcionales o cómodos pero antes de dejarse llevar por las modas o criterios estéticos, cualquier padre debe buscar ante todo el bienestar de su bebé.

 

Agradecimientos a El mundo del bebé, Ciudad Real, y a las marcas de coches para bebés: Inglesina, Bugaboo, Chicco, TFK, Neonato y Strokke.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado