Idea guardada 6 veces
La valoración media de 38 personas es: Muy buena

Colecho y Lactancia: siguiendo el instinto materno

Cuando llegamos a casa con un bebé recién nacido, un bebé que toma teta a demanda, de verdad, sin horarios, sin restricciones, nos encontramos con que las noches pueden llegar a ser muy largas.

Los recién nacidos tienen estómagos muy pequeños y la leche materna se digiere muy rápidamente, lo que explica que necesiten mamar cada poco rato. También nos encontramos con que el sueño de los bebés es muy inmaduro, se despiertan multitud de veces por las noches y por lo general, no saben volver a dormirse solos y necesitan mamar para calmar su hambre, su sed, su necesidad de contacto. Biológicamente hablando, la lactancia nocturna aumenta los niveles de prolactina en sangre, la principal hormona responsable de la lactancia, de modo que las tomas nocturnas aseguran una correcta producción de leche durante el día, motivo por el cual, las tomas nocturnas son tan importantes.

Las primeras noches cuando nació Sara fueron duras, se despertaba cada 2-3 horas, se pasaba mamando más de media hora y solía hacer caca casi después de cada toma, lo que me dejaba muy poco tiempo para dormir antes del siguiente despertar. Aunque Jose se encargaba del cambio de pañal, el tiempo para dormir era escaso. Pero yo ya tenía experiencia previa, ya sabía que esto iba a ser así, no me pilló desprevenida.

Lo sabía por mi primer hijo, Lucas. Hace 13 años tenía la cuna puesta al lado de mi cama. Se despertaba, le tomaba entre mis brazos para darle la teta, me sentaba y me pasaba mucho rato esperando a que terminase para cambiarle el pañal y volver a dejarle en su cuna. La mayoría de las veces, no conseguía soltarle, porque se despertaba y vuelta a empezar. Y otras veces, muchas, el sueño podía conmigo y mientras le estaba alimentando, mis ojos se cerraban y yo saltaba como un resorte, por el miedo a dormirme y que se me cayera de los brazos. Era un peligro. No dormía nada, estaba hecha polvo, deseaba que mi madre o mi hermana vinieran de visita para que se quedasen con el niño y poder echar una cabezada.

Tan cansada como estaba y con el miedo a dormirme, llegué a plantearme hasta dejar la lactancia, empezar a darle biberones a ver si dormía más horas del tirón. Ya sabéis, por entonces, las malas lenguas me dijeron en varias ocasiones que seguramente mi leche no le alimentara y por eso se despertaba tantas veces… Pero no llegué a hacerlo, menos mal. Porque sucedió algo que cambió mi punto de vista.

Una de esas noches, en vez de levantarme para darle el pecho y pasar otra larga noche sentada apoyada en el cabecero, decidí probar a darle el pecho tumbada, me metí a Lucas en la cama, me puse cómoda, de modo que no hubiera peligro de que se me cayera y…….me quedé dormida. Así, sin planearlo. Mientras Lucas tomaba el pecho yo me dormí y él también. Recuerdo despertarme un poco confusa, sin saber qué hora era, si Lucas ya habría mamado. Me di cuenta que estaba plácidamente dormido y no me atreví a pasarlo a su cuna, así que con más miedo que otra cosa, cerré los ojos y seguí durmiendo. De esa forma, sin saber nada del tema, sólo siguiendo mi instinto, descubrí el colecho hace 13 años.

Cuando Sara nació, ya teníamos claro que iba a compartir cama con nosotros. Incluso le compramos un cojín antivuelco, no tanto para evitar que se moviera, lógicamente un bebé de sólo días no se va a dar la vuelta, sino para evitar que ninguno de los dos la pudiese aplastar durante la noche. Pero el instinto materno/paterno nos hace estar alertas por la noche y ninguno de los dos nos movíamos prácticamente del sitio mientras dormíamos. Con los múltiples despertares de Sara, los primeros días fueron duros pero enseguida me adapté y aprendí a quedarme dormida mientras ella mamaba. Y así descansábamos los tres. ¡Incluso alguna vez se hizo caca después de mamar y no nos enteramos ninguno! Pobre mía.

Dormir con el bebé facilita la lactancia y el descaso materno. Dormir con el bebé soluciona los problemas de sueño. Para aquellos padres que no quieran dormir con el bebé en la misma cama, existen las cunas de colecho, cunas a las que se les quita una de las barandillas y se sujetan a la cama del adulto, a la misma altura, de modo que una vez el bebé ha mamado y se ha dormido, con un suave movimiento podemos “empujarlo” a su cuna y seguir durmiendo.
cuna-de-colecho


Sobre el colecho hay partidarios y detractores. Muchos de los detractores argumentan que dormir con el bebé puede no resultar seguro. Hay unas normas básicas de seguridad para compartir cama con el bebé. Pero como madre que ha hecho las dos cosas, dormir sin bebé y con bebé, creo que levantarte en mitad de la noche para dar el pecho a tu bebé, un montón de veces por la noche y permanecer despierta en cada toma, sí que es un riesgo. Un riesgo a quedarse dormida sentada con el bebé en brazos y que se caiga. Un riesgo a quedarse dormida en un sofá con el bebé, donde hay cojines y zonas blandas que sí son peligrosas. Un riesgo a dejar la lactancia por el cansancio extremo que supone la falta de sueño. Un riesgo a poner en práctica métodos conductistas para enseñar a dormir al bebé.

La naturaleza nos ha hecho mamíferos. La naturaleza hace que los bebés se despierten muchas veces por la noche para asegurar su supervivencia. La naturaleza aumenta los niveles de prolactina por la noche. La naturaleza segrega oxitocina en la leche materna, la hormona del amor, que relaja a los bebés y hace que se duerman antes. Si sabemos todo esto, sabemos que es normal y seguimos a nuestro instinto materno, dormiremos todos mejor.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Colecho y Lactancia: siguiendo el instinto materno

Cuando llegamos a casa con un bebé recién nacido, un bebé que toma teta a demanda, de verdad, sin horarios, sin restricciones, nos encontramos con que las noches pueden llegar a ser muy largas. Los re ...

Un libro personalizado para vencer el miedo

De nuevo, un libro entra en nuestra casa para hacernos pasar unas horas entretenidas y en esta ocasión, para ayudarnos a superar algunos miedos. El libro viene de la mano de Gemser. Sara tiene varios ...

El extraño caso de las madres que no tienen leche

Soy consciente de que muchas mujeres se van a sentir atacadas, enfadadas e incluso ofendidas. Pero no es mi intención. Escribo esto para ayudar. Sí, quizás no a las madres que no dieron de mamar porqu ...

Recomendamos

Relacionado

bebés bebe colecho ...

COLECHO SIN QUERER

Hasta que empecé a empaparme de maternidad con internet no tenía ni idea que era esto del colecho.Desde el día uno de la vida de cachorrito , en el mismo hospital, darle la teta suponía que ambas entráramos irremediablemente en estado de trance. El sueño se apoderaba de nosotras y caíamos fulminadas las dos. Me parecía normal que el bebé se quedara dormido, calentito, saciado y en el regazo de mam ...

general amantar colecho ...

¿Qué es el colecho?

Muchas mamis habrán leído en varios blog,paginas de facebook de otras mamás hablar del colecho, y se habrán preguntado que es el colecho?,he leído varios artículos en Internet y rescate lo mas importante ,pues bueno aquí explicaremos un poco sobre lo que es sus beneficios,desventajas y recomendaciones. El colecho o cama familiar es una práctica en la que los bebés o niños pequeños duermen con uno ...

general dormir y colecho maternidad y crianza ...

Contras del colecho: las caídas

Muchas veces he defendido, desde mi punto de vista y comodidad, el colecho, declarando por ejemplo que en mi cama somos 4. Me encanta que las niñas duerman con nosotros, y que se duerman abrazadas a mi (aunque a la mayor la pasamos después a su cama que está junto a la nuestra) Me encanta no tener que ir hasta otra habitación las 20 veces que la mayor sueña, se revuelve, se queja. Ahora la oigo de ...

Isabel familia colecho

Colecho en casa y la cunita ideal para ello.

Desde que nació mi primer hija, fui fan del colecho, pues me sentía más segura de tener a mi bebé en brazos junto a mi, que teniéndola en la cuna, aunque esta estuviera a un costado de mi cama. Recuerdo que me daba una especie de paranoya, que cuando la ponía en su cuna e intentaba dormir en mi cama, a los cinco minutos despertaba sobresaltada y me asomaba para corroborar que la bebé respiraba. A ...

niños pareja

Colecho

Son muchos los padres que se han lanzado a practicar el colecho y otros tantos que se llevan las manos a la cabeza por escuchar lo que hacen algunos padres. Antes que nada, vamos a comenzar hablando de este tema desde el respeto y no desde los prejuicios ni preconcepciones. Hay que tener claro que cada pareja es libre de educar a su hij@ como crea que es más conveniente y no en perjuicio de sus h ...

Colecho colrcho accidental como hacer dormir a mi bebe ...

Colecho accidental.

Bieeenvenidas a un nuevo post! Wujuuu! Chicas el jueves pasado no pude publicar post, baby Summer esta malita de salud aun... Pero aquí estoy con ustedes también, hablemos sobre el colecho, pero no cualquier colecho, si no del colecho accidental, si ese mismo. Como ustedes ya saben, yo practico el colecho, me ah facilitado mucho las noches, claro que si, pero mi historia comienza, cuando Summer er ...

general

EMBARAZO Y LACTANCIA: LEYENDAS URBANAS

No se si pensaís lo mismo que yo pero cuando estás embarazada todo lo que antes te parecía una tontería se convierte en una gran preocupación. Cuando oía hablar a mis amigas embarazadas sobre lo que debían o no debían hacer pensaba que muchas de esas cosas no tenían sentido pero cuando me quedé embarazada me ocurrió lo mismo que a ellas. El embarazo es un imán para que la gente vuelque sus preocup ...

Blog colecho

Colecho: Ventajas e Inconvenientes

En un post anterior estuvimos hablando de las ventajas y desventajas que podía tener que nuestro bebé durmiese en la misma habitación que sus padres y cómo ésta situación podía afectar al sueño y al periodo de descanso de todos. Sin embargo, ahora vamos a dar un paso más allá y vamos a hablar del “colecho” o lo que es lo mismo, compartir cama con nuestro bebé. No sé si esta pregunta será más o men ...

Maternidad

Cojín lactancia

Durante el embarazo se planean todas las futuras compras que se va a necesitar cuando nazca el bebé, este hecho de querer tenerlo todo preparado antes del parto se conoce como síndrome del nido y sobretodo se agudiza en el tercer trimestre. Uno de los productos imprescindibles es el cojín de lactancia. Seguramente algún familiar, amiga o compañera se lo ha recomendado encarecidamente. Pero ¿Cuál e ...

Crianza trucos y consejos

Colecho ¿sí o no? Mi experiencia

Colechar o no colechar, esa es la cuestión. Actualmente parece que sea una moda esto del «co-sleeping«, después una descubre que el colecho es la cosa más natural del mundo. Pero no vamos a negar que incómodo, es. Aunque también puede serlo dormir con el churri que te roba las sábanas o te deja solo una esquinita de la cama. Sí o sí? Voy a ser clara. Como mejor se duerme es sola. Ni niño ...