La Vera Donna Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Confieso que me he comido un chocolate!!!

Tengo un recuerdo recursivo en mi memoria, y es el de mi madre con la boca llena tratando de tragar algo rápidamente en la cocina, fueron varias ocasiones en que fue pillada in fraganti, pero la pose era la misma, seguida de una naturalidad pasmosa, pero nunca le escuché decir "confieso que me he comido un chocolate".



En aquel entonces sabía que mi madre estaba comiendo, pero siempre me pregunté por qué aquella mujer que era dueña y señora del hogar, con total acceso a la despensa 24 horas, tenía que esconderse para comer. La respuesta llegó con mi maternidad, ¡hay que ser madre para entender ciertas cosas!.

Hace unos días, mis niveles de paciencia estaban por los suelos, tenía la imperiosa necesidad de salir corriendo, pero mi #PetitPois como su hermano es muy demandante. Esa situación sumada a que su padre tiene días en que prefiere la horca antes de quedarse con los niños en casa, en el parque puede tirarse solo el día si se lo piden, pero diez minutos con ellos en el salón es como someterle a la silla eléctrica, pues el resultado es catastrófico, días, semanas o incluso meses en que no puedo desconectar y en los que mis fines de semana pasan a ser un vulgar dia de semana normal y corriente, donde no he podido cambiar el chip y estoy a punto de estallar.

Para esos días críticos, he decidido tener buen resguardo una tableta de chocolate, así que cuando el estress y la locura se pasan tres pueblos, antes de tomarme la pastillita de orfidial que me recetó mi medico de cabecera, prefiero estimular la seretonina de mi cerebro, lastima que el chocolate tiene azúcar y yo soy una yonkie del chocolate, de no ser por eso, sería el estimulante perfecto, y como quien se fuma un cigarrito, yo recurriría gustosa diariamente, a tan poco saludable hábito.

Así que: "Confieso que me he comido un chocolate", pero me lo he comido como lo hacía mi madre, a escondidas en el baño. Dejé a #PetitPois con su padre que veía una película, mientras #MiniMoi correteaba y gritaba como poseso por el salón, una vez en la cocina, miré ese armario, ese que guardaba ese tesoro marrón, lo cogí rápidamente, corrí y me encerré en el baño. Los primeros tres cuadritos me supieron a gloria, el cuarto me regresó a la normalidad, cuando me disponía a saborear el quinto escucho: "maaaaamiiiiii, ¿dónde estás?". Afortunadamente el chocolate había hecho su trabajo y yo había respirado profundamente unas veinte veces, pero en eso me descubrí antes de responderle comiendo rápidamente unos tres cuadritos mas a la vez y tratando de tragarlos y recordé a mi madre, debo haber tenido la misma cara, y la respuesta a mi peque sobre ¿qué haces mami por qué no me abrías la puerta?, fue tan descarada como las que ella nos dirigía.

Tuve la tentación de compartir mi botín, pero eran como las diez de la noche, evito que mis niños coman dulces por la noche, por salud y por la hiperactividad que les provocan, pero esta vez desistí por el deseo egoísta de disfrutar por completo aquella barra de chocolate y porque no quería caer en una discusión con el padre de la criatura sobre los buenos hábitos alimenticios del niño y míos, porque el rol paternal se le subiría a la cabeza.

Así, que confieso que me he comido un chocolate... a escondidas, y lo volveré a hacer, aunque por salud lo evitaré, por placer lo buscaré, porque la sensación de libertad, de respiro y de tranquilidad que me da, aunque sea por menos de cinco minutos, vale la pena el escaqueo. A ver si encuentro algo que estimule las hormonas de la tranquilidad y la felicidad y no tenga tanto azúcar, pero de momento, me vale.

Fuente: este post proviene de La Vera Donna, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Vuelta al cole, vuelta al blog

@laveradonna Después de un año tratando de reorganizar mi vida, he decidido volver a escribir en el blog, entre varias razones, como que comienzo a tener un poco mas de tiempo, me encanta plasmar aq ...

Recomendamos

Relacionado

amor niños colegio ...

Me he 'enamorado'

Vaya título más tonto que me ha dicho mi madre que ponga, ¿qué es eso de estar enamorado?, si es que un niño guapísimo te diga hola, se pongas roja y te de verguenza hasta mirarlo, pues síiiiiiii estoy enarmorada, aunque yo más bien diría que me gusta, porque soy consciente que yo voy a primero de primaria y el a sexto y es tan guapo tan guapo que tendrá un montón de chicas suspirando por él. ...

guardería y colegio colegio bulos ...

PIO PIO QUE YO NO HE SIDO

Está siendo un año escolar muy divertido para mi madre, porque cree se está viendo la verdadera cara de cada persona, que no se muy bien que será porque yo veo siempre las caras ¿habrá otra oculta?. A mi madre le encanta jugar al despiste y le encanta que inventen sobre ella, a mi jamás me gustaría que me acusaran de algo que no he hecho ( y en el cole las listas de clase saben mucho de eso que c ...

Maternidad experiencia Manuel ...

Yo confieso

Yo confieso que no es nada fácil ser madre. Que han pasado más de cuatro meses y aún hay días que miro a Manuel y pienso ¿seré capaz? Y luego me digo a mi misma, me convenzo, de que claro que sí, que yo puedo con esto y con mucho más. Y es que aún hay días que se me hace cuesta arriba, que necesito coger aire, respirar de forma consciente, inspirar con fuerza y soltar el aire muy despacio. Y mirar ...

Si no me da un infarto, poco me falta

Y no exagero ni un ápice. Hoy es uno de esos días en los que, si no me llego a tomar con filosofía lo que me ha pasado, no se cómo hubiera acabado. Porque ser madre de tres es maravilloso gran parte del tiempo, pero hay una pequeña parte del día en el que mi ser, mi paciencia y mi humor son propios de Mr. Hyde. Venga, te cuento lo que me ha pasado. Las mañanas en mi casa, como supongo que en toda ...

Columpio en el Jardín sorteo

Un gran regalo para el Día de la Madre

Ya se va acercando uno de los días más bonitos del año. Para mí, el Día de la Madre es uno de los días más especiales del calendario. Solemos hacer un plan divertido los tres juntos y confieso que me encanta recibir la típica manualidad del cole que trae mi hijo a casa para celebrarlo. Suelo aprovechar también ese día para pedir que me regalen algún capricho. Una de esas cosas a las que les tiene ...

papillas

LA PAPILLA DE MI ABUELA {MAICENA, LECHE Y AZÚCAR}

Sí, lo confieso, me encantan las papillas dulces. Hace tiempo que no me regalaba una papilla, y llevaba unos días pensando en la que me hacía con tanto mimo y cariño mi yaya querida cuando era pequeña. Simple, económica pero qué rica estaba. Hoy he querido adaptarla a la Thermomix. Te confieso que no sabe igual, pero me ha trasladado a una época donde no habían problemas, y cada día brillaba el s ...

39 semanas de embarazo embarazo parto ...

Crónica de un pre-parto

Por alguna razón mis embarazos no llegan a las 40 semanas. Pensaba que esta vez, en contra de los anteriores, mi pequeñín se haría esperar un poco más, confieso que hasta me hacía ilusión "cumplir", pero de nuevo mi bebé decidió conocerme antes de ello. En el fondo sabría que sería así, llevaba ya varios días en los que mi cuerpo acusaba demasiado el embarazo, mi movilidad era muy l ...

Crianza/Educación Maternidad aceites esenciales ...

3 cosas que me han transformado como madre

Si con mi primera maternidad Laura Gutman, la Pedagogía Waldorf, la astrología psicológica y el el mundo blogger transformaron mi maternidad, en estos dos años en los que he vuelto a ser madre,  puedo decir que soy una madre distinta a la que tuvo Sunflower.  Han llegado nuevos aprendizajes y herramientas que me han transformado, a mí y a mi familia. ¡Es cierto eso que dicen que el nacimiento de u ...

A veces he llorado

Si mi Amor también he llorado, y lo mejor de todo es que la mayoría de esas lágrimas han sido de alegría porque simplemente todavía no puedo creer que Mi Señot y mamita María me hayan bendecido con una hija como tu. Simplemenete lloro de agradecimiento, por que el sentimiento de ser Madre del Corazon es tan grande que no me cabe en mi corazon. Lloro por que estoy feliz de que seas mi hija, mi n ...

mamarecomienda redfacilisimo RMXM

Mi experiencia con la lactancia materna

Ser mamá se convirtió en la mejor experiencia que cambió mi vida, desde el primer momento. Mi madre que es pediatra, siempre acompaña el proceso de mi vida y más cuando me convertí en madre. Desde el primer momento, comenzó la charla de la lactancia materna. Julio nació en el hospital donde trabajaba mi madre en ese momento. Recién nacido lo pusieron a mamar en la sala de recuperación. Ese prime ...