comunidades

Cremas protectoras: Tú me das cremita, yo te doy cremita…

halibut


La piel de los bebés es muy delicada. Y la del culete, por su contacto permanente en el pañal con los pipís y los popós, lo es más todavía. De eso los papás en prácticas nos dimos cuenta bien pronto con Mara, que a las pocas semanas de haber nacido empezó a tener granitos y rojeces en la zona. Los expertos recomiendan diferentes formas de evitarlas, como el cambio frecuente de pañal, la limpieza rigurosa del culete y aledaños, airear la zona si el bebé ya presenta irritaciones o evitar los polvos de talco. Esto último merece mención aparte, ya que los polvos de talco eran un imprescindible en cualquier cesta de regalo que se terciase hace no tanto. Lo cierto, sin embargo, es que varias investigaciones han demostrado que los polvos de talco aumentan las irritaciones y que los bebés, al inhalar los polvos, pueden sufrir problemas respiratorios. ¿Cómo hemos llegado vivos hasta aquí…?

Más importante aún  (esto con nuestra experiencia como única e irrefutable base científica), es conseguir una combinación ganadora en el tándem pañal-crema protectora. Nosotros probamos varias marcas de pañales hasta que dimos con uno (al que curiosamente el ranking de la OCU no coloca entre los mejores) que dejaba el culete de Mara sin marcas de guerra. También hicimos lo propio con la cremas de barrera hasta que encontramos una que no nos fallaba nunca. Y así hemos pasado unos cuantos meses, sin querer tocar nuestra combinación ganadora, hasta que Halibut nos propuso probar sus productos. Y tras indagar un poco y viendo que nos daban total libertad para opinar (cosa que se agradece), decidimos aceptar su propuesta.

Yo, como hasta el nacimiento de la pequeña saltamontes no había tenido que preocuparme por estos menesteres, desconocía por completo que Halibut fuese una marca de toda la vida que ha regresado ahora al mercado con una interesante gama de productos. Concretamente tres pomadas que son las que nos han hecho llegar al Papá en Prácticas y a la Mamá jefa. Por un lado Halibut Infantil, una pomada regeneradora para niños que restaura las irritaciones y las rozaduras en las pieles de los más pequeños de la casa. Por otro, una pomada regeneradora para adultos que ayuda a recuperar las irritaciones y rozaduras habituales en pieles sensibles. Y por último, y es lo que realmente nos interesaba a nosotros, DermoH, una pomada protectora para el pañal que actúa como efecto barrera previniendo las irritaciones en la piel en la zona del culete.

Lo primero que destacaría de ella es su composición, muy similar a la crema que utilizábamos en nuestra combinación ganadora. Entre sus ingredientes destacan la Vitamina A, que ayuda a normalizar la piel seca y deshidratada, la Lanolina, que redistribuye la humedad para evitar rojeces, y el Óxido de Zinc, que fue en lo que más hincapié hizo la mamá jefa, que no es farmacéutica pero muchas veces me lo parece. Por si alguien tiene especial interés en las propiedades de este ingrediente, os pongo un enlace con más información, aunque resumiendo os diré que crea una fina e invisible capa protectora que aísla a la piel de las posibles agresiones externas protegiendo por tanto los culetes de nuestros bebés.

Tras dos semanas de utilización, esta zona tan delicada y que tantos problemas nos dio al principio con Mara la Exploradora sigue impoluta y sin muestra de rojeces o irritaciones, por lo que DermoH de Halibut pasa a ser ya una opción más que sumar a nuestro tándem ganador. Como me gusta ser sincero y desde Halibut tampoco me han presionado (cosa que no aceptaría), no os puedo dar opinión sobre los otros dos productos de la gama ya que en estas dos semanas nos hemos tenido necesidad de hacer uso de ellos. No obstante, y teniendo en cuenta el resultado de la crema de pañal, creo que pasarán sin problemas el filtro doméstico de la familia fofucha.

Si queréis conseguir y probar el lote de pomadas Halibut podéis participar en el sorteo que están realizando en Facilisimo. Tenéis hasta el próximo miércoles 9 de abril para hacerlo.

 

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

belleza bebé cosmética

La llegada del bebé me ha hecho aprender de un montón de cosas que desconocía. Una de ellas son los productos para el cuidado del bebé. Y es que los recién nacidos tienen una piel muy sensible y, por lo tanto, hay que aplicarles productos pensados específicamente para ellos. En mi caso, he optado por la cosmética natural, sin ningún tipo de tóxicos ni químicos. Estoy utilizando los productos para ...

MATERNIDAD VIDA crema ...

Mi experiencia me dice que en cuestión de pañales, toallitas y cremas para el culete de los bebés no hay una verdad absoluta y que depende mucho de los gustos, las circunstancias y el momento. No obstante siempre hay opciones que por lo general cumplen su función mejor que otras. Marcas que acumulan buenas opiniones y productos que gustan si o si. Hoy quiero resumir nuestra experiencia con diferen ...