Padres

Un Papá en Prácticas Idea guardada 1 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

Vivir para comprender: mi absoluta admiración por la mamá jefa

Uno, por más que intente empatizar, nunca puede llegar a saber lo que vive o siente cada día otra persona hasta que no se mete en su pellejo, hasta que la vida no lo pone en una situación similar, frente a los mismos retos, incertidumbres y miedos. Es algo que sabemos todos, queramos o no reconocerlo. Lo vemos cada día con la situación de los refugiados, de los padres con hijos aquejados por enfermedades raras e incurables. Se nos pone un nudo en la garganta, nos falta el aire en los pulmones, se nos escapan unas lágrimas, pero jamás podremos saber qué sienten ellos, cómo afrontan cada día, qué miedos les atenazan. Es algo tan personal e intransferible que sólo viviendo lo que ellos están sufriendo podríamos llegar a entenderlos, a ponernos verdaderamente en su lugar.

Hace poco más de un mes me despidieron cuatro horas después de pedir una reducción de jornada (es algo a lo que pronto dedicaré un post para cerrar para siempre la herida). Desde aquel 31 de agosto he trabajado codo a codo en casa con la mamá jefa y eso me ha servido por fin para ponerme en su lugar, para entenderla en toda la extensión del verbo entender, para saber todo lo que ha vivido desde que hace menos de dos años yo dejé de teletrabajar para entrar en una oficina y ella se quedó sola en casa. Trabajando y al cuidado de Maramoto.

Vaya por delante que siempre he empatizado con ella, que la he intentado comprender hasta donde mi no experiencia me permitía y que me he puesto muy nervioso cuando la gente de nuestro entorno ha menospreciado su trabajo por el mero hecho de hacerlo desde casa, como si fuese un hobby puntual que compaginara con las labores domésticas, como si ya fuese hora de que se buscase un trabajo de verdad, en una oficina y con un mísero sueldo fijo. Si supieran todo lo que hace Diana cada día al frente de Tacatá Comunicación. Si supieran que se ha hecho ella solita el 90% de la mayoría de números de MAMA, que ha sacado adelante decenas de reportajes y de noticias. Su mérito es enorme.

Nuestra superheroína

madres-teletrabajadoras


Y lo es aún más porque todo eso lo ha hecho desde que Mara tiene meses. En casa, acostándose a las tantas y madrugando lo indecible para arañar horas al día, intentando sacar tiempo para cumplir con las obligaciones profesionales y con su papel de cuidadora, sacando adelante además mil y una tareas del hogar (los que trabajáis en casa lo sabréis). Siempre con la sensación de no llegar a nada, de necesitar días de 48 horas para abarcar todo. Siempre con la culpa a cuestas. Esa culpa que nos acompaña de por vida a los padres y que te atenaza cuando piensas que quizás deberías dedicar más tiempo a tu hija, que a lo mejor no estás haciendo lo correcto. En estos meses Diana me ha llamado varias veces al trabajo llorando, derrumbada, sin poder más. Y muchas otras veces he vuelto de trabajar y me la he encontrado rota, hundida, hecha un manojo de nervios. Nadie sabe lo que es trabajar en casa, con un niño a cargo, y tener cosas que entregar hasta que lo vive.

Y yo lo he vivido este mes de septiembre. Y por fin me he podido poner en el lugar de la mamá jefa. Y por fin he podido comprenderla plenamente. Se me ha hecho eterno septiembre. Y varias veces he llegado a pensar que ha sido el peor mes de mi vida. Trabajo, trabajo y más trabajo con una niña que con la adaptación al cole se pasaba todo el día en casa y, obviamente, necesitaba nuestra atención (¡Y eso que éramos dos!). Nos hemos visto desbordados,  agotados, incapaces de organizarnos para sacar más tiempo, chocando cada dos por tres por tonterías, sintiéndonos culpables por Mara. Ha sido extenuante física y psicológicamente.

Pensar que Diana lleva meses y meses así, soportando esa presión, esa culpa y ese estrés, hace que la admire aún más. Porque a pesar de ello, ha podido con todo. Si algo he aprendido con la mamá jefa es que siempre se puede admirar más a alguien, aun cuando crees que ya es imposible. Mara puede estar muy orgullosa de su mamá, en ella tiene a una superheroína de cómic hecha de carne y hueso.
A tus pies, mamá jefa.

*Vaya mi admiración para todas las madres y padres que hacéis de éste vuestro día a día, especialmente para las primeras, que sois mayoría.

.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Andanzas

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

general andanzas caminos del deseo ...

Los caminos del deseo: Carta para el futuro

Querida Maramoto: Hace algunos meses, mientras leía (uno de esos placeres para los que cada vez tengo menos tiempo), me topé con una frase que inmediatamente quise guardar marcando la página del libro. Esa frase hablaba de los caminos del deseo. Cuando leas esto quizás aún no hayas oído hablar de ellos, pero te puedo asegurar que desde muy pequeña, antes incluso de empezar a andar, cada día eras c ...

Andanzas

Quiero escribir una canción: A la mamá jefa

No está atravesando una buena racha la mamá jefa en este final de año. Lo dejó por escrito hace hoy justo una semana en un post tan duro como necesario, tan estremecedor como realista. Había muchas tripas en aquel artículo que era el desahogo emocional y el grito desgarrador de quien se siente incomprendida, juzgada, minusvalorada, sola. No está siendo su maternidad (nuestra maternidad) un camino ...

A Debate cachetes a los hijos maltrato infantil ...

Frases de manual (#17): “Por pegarle un cachete tampoco pasa nada”

Lo que más me gusta de las frases del gran manual de la crianza es ver cómo evolucionan al mismo ritmo que lo hace nuestra pequeña saltamontes. Las frases que nos decían hace un año van cayendo poco a poco por su propio peso y en su lugar aparecen otras que se ajustan más al momento vital que atravesamos en casa. Sumergidos de lleno como estamos en la fase de reafirmación del “yo” y de las rabieta ...

general andanzas bebés ...

Vida y milagros de Maramoto: Y nuestra peque aceptó la sillita del coche

Señores, señoras, compañeros de batallas varios, lectores habituales de este blog (No sé cómo he logrado engañaros para que me acompañéis en esta aventura), intrépidos navegantes de internet que algún día llegaréis por azar a este post buscando cualquier cosa en google: Os tengo que confesar una cosa. A todos. Hemos entrado en una fase de milagros. Vida y milagros de Maramoto, para ser más exactos ...

Andanzas

El día en que deje de quererte

Con Diana, la mamá jefa, me pasa un cosa. Leo historias, escucho canciones, oigo recitar poemas… e inevitablemente todas esas historias, todas esas letras, me recuerdan a ella. Me refiero a las bonitas, a aquellas que contadas con sensibilidad o crudeza (eso es lo de menos), son capaces de meterse dentro de ti y de navegar por tu interior hasta rozarte el alma con la yema de los dedos. Me pa ...

A Debate crianza solidaridad

La fragilidad de la vida

Leía recientemente la última novela del escritor argentino Eduardo Sacheri, ‘La noche de la Usina‘ (Premio Alfaguara 2016), cuando me topé con un fragmento que rápidamente me apresuré a marcar doblando, como tengo por costumbre, la esquina superior de la página. Decía lo siguiente: Uno tiene su vida. Buena, mala, la que tiene (…)  Uno no piensa en lo frágil que es. O sí, pero a veces. ...

Andanzas

Paternidad, maternidad y divorcios

Andaba yo el sábado por la mañana en el parque con Maramoto, aprovechando los rayos de sol que hacen más llevadero el frío, cuando de repente apareció por allí una mamá con una niña de la edad de nuestra pequeña saltamontes con la que suelo coincidir a menudo. Y mientras las dos peques ponían a prueba sus límites y se jugaban la cabeza subiendo de la forma más inverosimil posible a los columpios, ...

inteligencia emocional autoestima familia ...

7 consejos para cuidar la autoestima de tus hijos

La semana pasada hablamos de cómo influye la autoestima mamá y papá en los/as hijos/as. Ahora continuamos con 7 consejos para ayudarles con su estima. Consejo 1. Dialogar y jugar – Comunícate con tus hijos/as a través de los juegos. A la vez que te diviertes con ellos, conversas y escuchas sus sentimientos. -Qué el estrés y las actividades diarias no te quiten tiempo para jugar y hablar ...

general andanzas bebés ...

Cómo conseguir que tu bebé acepte la sillita del coche

Vaya por delante que este post no está respaldado por ningún estudio científico, pero había que ponerle un título para captar la atención del personal. Marketing lo llaman. Como os comenté la semana pasada, la pequeña saltamontes mostraba un rechazo absoluto por la sillita del coche. Hasta el punto de apenas poder sentarla en ella. Sin embargo, y fruto de un trabajo concienzudo de la mamá jefa, de ...

general andanzas

Un papá en prácticas se toma un respiro (por vacaciones)

24 de julio. Desde hace ya tres meses tenía marcado este día en rojo en el calendario. ¡Vacaciones! ¡Sí, sí, sí! Las necesitaba como el comer. Imagino que como todo el mundo a estas alturas del año, con este calor insufrible que tiene al centro de la península en una ola de calor permanente desde que comenzó el mes de julio. Qué mal lo llevo. ¡Ay! Pero bueno, ahora ya no valen las lamentaciones, q ...