Un Papá en Prácticas Idea guardada 83 veces
La valoración media de 95 personas es: Muy buena

El día en que deje de quererte

IMG_20150822_212659

Con Diana, la mamá jefa, me pasa un cosa. Leo historias, escucho canciones, oigo recitar poemas… e inevitablemente todas esas historias, todas esas letras, me recuerdan a ella. Me refiero a las bonitas, a aquellas que contadas con sensibilidad o crudeza (eso es lo de menos), son capaces de meterse dentro de ti y de navegar por tu interior hasta rozarte el alma con la yema de los dedos. Me pasa últimamente con una canción de César Pop, que pone música a un poema de Luis García Montero: “Ojalá pueda hacerte reír como nadie/ y mucho más que ninguno/ que me veas valiente cuando me acobarde/ y que nunca descubras el truco/ porque el mundo es así/ y vengo herido/ ten paciencia conmigo”. Me ocurre también cuando recuerdo uno de los fragmentos de La flaqueza del Bolchevique, un libro que leí mucho antes de conocerla a ella, pero que tenía una frase que estaba escrita pensando en el día en que mi vida se cruzase con la suya: “Yo no soy nada. Y si fuese algo, dejaría de serlo por ti”.

Me implico en muchos libros y en muchas películas porque entre los protagonistas la veo a ella y siento que de ella me hablan en cierto modo las historias que cuentan. Este post no estaba previsto, pero ayer por la tarde sentí la necesidad de escribirlo cuando iba de camino a casa en el coche. Entonces, escuchando La Ventana, Rubén Pozo y Benjamín Prado mezclaron música y poesía y, por un momento, en mitad del tráfico y de una tarde espesa y nublada, pensé que pagaría por haber tenido a Diana al lado en aquel momento y así, mientras escuchábamos la magia que emitía el dial, cogerle fuerte de la mano, para que se diese cuenta de que en ese mismo instante, en la radio, también había alguien hablando de ella.
Me emocioné mientras conducía escuchando a Benjamín Prado recitar su poema ‘El día en que deje de quererte’, porque por un momento me pareció que hablaba de nosotros. Porque como la letra del poema, yo también pienso que el mundo tendrá que dejar de ser mundo para que llegue el día en que yo deje de querer a esa mujer que me fascinó en cuanto la intuí, me enamoró en cuanto la conocí, y admiré desde siempre, pero muy especialmente desde que se convirtió en madre y me demostró que el amor y la entrega no entienden de agotamiento, ni de noches en vela. Desde hace dos años apenas tenemos momentos para nosotros, pero nos vale acurrucarnos en el sillón, abrazados y agotados, para sentirnos vivos. Y allí, sentados, seguiremos esperando a que “en los cuadros de Goya luzca el sol” o a que “Raskolnikov salga de ‘Crimen y castigo’ a poner unas rosas en la tumba de Dostoievsky”. Hasta que eso ocurra jamás llegará el día en que deje de quererla.
EL DÍA EN QUE DEJE DE QUERERTE
Benjamín Prado
Sé que llegará el día en que deje de quererte.
Todo será tan rápido:
primero pensaré que la vida se acaba,
que nunca fui más lejos que al dejarte marchar;
después
vendrá el olvido.
Estos poemas
hablarán todavía de nosotros
pero de tí y de mí, ya no, ya nunca más.
Cuando África amanezca cubierta por la nieve
y en los cuadros de Goya luzca el sol.
El día en que las águilas se vuelen de los dólares,
Pompeya se despierte
de su sueño a la sombra del volcán,
entonces,
sólo entonces
dejaré de quererte.
El día que no acabe a las doce de la noche.
El día en que el cielo de Marte cubra el cielo
o Raskolnikov salga de ‘Crimen y castigo’
a poner unas rosas
en la tumba de Dostoievsky,
entonces
todo habrá terminado,
no te voy a querer.
Para hasta que eso ocurra,
sólo tú y yo
podríamos
separarme
de ti.
Si tenéis 10 minutos, escuchad el podcast. Es auténtica magia para los oídos. Y habla de ella.

Fuente: este post proviene de Un Papá en Prácticas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Andanzas

Recomendamos

Relacionado

A Debate cachetes a los hijos maltrato infantil ...

Frases de manual (#17): “Por pegarle un cachete tampoco pasa nada”

Lo que más me gusta de las frases del gran manual de la crianza es ver cómo evolucionan al mismo ritmo que lo hace nuestra pequeña saltamontes. Las frases que nos decían hace un año van cayendo poco a poco por su propio peso y en su lugar aparecen otras que se ajustan más al momento vital que atravesamos en casa. Sumergidos de lleno como estamos en la fase de reafirmación del “yo” y de las rabieta ...

Andanzas

Vivir para comprender: mi absoluta admiración por la mamá jefa

Uno, por más que intente empatizar, nunca puede llegar a saber lo que vive o siente cada día otra persona hasta que no se mete en su pellejo, hasta que la vida no lo pone en una situación similar, frente a los mismos retos, incertidumbres y miedos. Es algo que sabemos todos, queramos o no reconocerlo. Lo vemos cada día con la situación de los refugiados, de los padres con hijos aquejados por enfer ...

Andanzas

Quiero escribir una canción: A la mamá jefa

No está atravesando una buena racha la mamá jefa en este final de año. Lo dejó por escrito hace hoy justo una semana en un post tan duro como necesario, tan estremecedor como realista. Había muchas tripas en aquel artículo que era el desahogo emocional y el grito desgarrador de quien se siente incomprendida, juzgada, minusvalorada, sola. No está siendo su maternidad (nuestra maternidad) un camino ...

general andanzas

Esos días en que no te separabas de mí: Carta para el futuro

Querida Maramoto: Cuando leas esto, tú ya no lo recordarás. O puede que sí, porque con suerte, estos días de los que te hablo habrán sido reemplazados por otros. Sea como sea, quiero dejártelo por escrito. Y dejármelo también a mí. Perdona por este arrebato de egoísmo de tu papá en prácticas. Te prometo que cuando acabes de leer estas líneas me entenderás mejor. Estoy seguro de que cuando te llegu ...

A Debate crianza solidaridad

La fragilidad de la vida

Leía recientemente la última novela del escritor argentino Eduardo Sacheri, ‘La noche de la Usina‘ (Premio Alfaguara 2016), cuando me topé con un fragmento que rápidamente me apresuré a marcar doblando, como tengo por costumbre, la esquina superior de la página. Decía lo siguiente: Uno tiene su vida. Buena, mala, la que tiene (…)  Uno no piensa en lo frágil que es. O sí, pero a veces. ...

libros y curiosidades

Carta de una hija a su madre muerta

Hola a todos. Aquí os dejo mi nueva historia. La pena de una hija por la que considera la mayor de las ausencias, la de una madre. No permitamos que los monstruos formen parte de nuestras vidas. Un fuerte abrazo. El bibliotecario. Carta de una hija a su madre muerta Hola, mamá: Hoy he vuelto a casa del trabajo y no estás, sigues sin estar, igual que ayer y que antes de ayer, igual que la semana p ...

Andanzas

Dos años de viaje: Carta para el futuro

Querida Maramoto: Hoy cumples dos años y tengo una sensación tan extraña como difícil de explicar. Me parece que estos dos años han pasado volando, pero a la vez se me han hecho terriblemente largos. Qúe contrasentido, ¿verdad? Imagino que a lo primero contribuye lo rápido que creces y la velocidad con la que ha empezado a brotar tu vocabulario. Lo segundo será cuestión de ese cansancio crónico qu ...

general andanzas andar a los 11 meses ...

Mara la andadora: Sus tres condiciones

Hace poco más de 15 días, recién cumplidos los 11 meses, Maramoto decidió que era el momento de empezar a andar. Dado el dominio absoluto que tiene del gateo, sus papás en prácticas pensaban que tardaría en dar el paso, pero nada más lejos de la realidad. Como con todo en este primer año de vida, la pequeña saltamontes se ha destapado como una kamikaze sin miedo a nada y con muchas ganas de comers ...

general andanzas

¡Un Papá en Prácticas cumple dos años!

Tal día como hoy hace exactamente dos años nacía este blog tras un duro parto de diseño (entiéndase la ironía) que, ante las nulas expectativas que tenía depositadas en él, me hizo apostar por una plantilla gratuita y fea a más no poder llenar de globitos blancos. Para los que hayáis logrado olvidaros de ella (que tiene mérito) y también para los que os hayáis sumado más tarde a nuestras aventuras ...

general andanzas bebés ...

Vida y milagros de Maramoto: Y nuestra peque aceptó la sillita del coche

Señores, señoras, compañeros de batallas varios, lectores habituales de este blog (No sé cómo he logrado engañaros para que me acompañéis en esta aventura), intrépidos navegantes de internet que algún día llegaréis por azar a este post buscando cualquier cosa en google: Os tengo que confesar una cosa. A todos. Hemos entrado en una fase de milagros. Vida y milagros de Maramoto, para ser más exactos ...