comunidades

Danzka, mi perro viejo.

“Los perros son nuestra unión al paraíso. No conocen el mal ni los celos ni el descontento. Sentarse con un perro en la ladera de una montaña en una tarde gloriosa es volver al Edén, donde no hacer nada, no era aburrido: era paz.”

Milan Kundera

Desde niña he tenido perros y me he rodeado de personas que los aman profundamente, nunca he tenido cerca algún caso de maltrato animal, por eso me enoja mucho el ver que si, existen seres malvados que los lastimas, torturan y demás atrocidades en sus pequeños cuerpos y corazones.

Al dia de hoy tengo la enorme fortuna de tener dos perritas, una Bulldog de casi dos años que me vuelve loca con sus travesuras diarias y por su gran simpatía en el día a día, mas tardo en regañarla que en perdonarla y así se me va el día; la otra es una Cocker Spaniel, Danzka y ya tiene 16 años 7 meses.

Hablar de esta raza de perros es muy especial pues se les conoce como Merry cockers o happy wigglebut, osea en pocas palabras que son animales felices todo el dia, constantemente se descontrolan al mover su rabito, siempre juguetones, alertas, vaya, felices al 100%, pero como cualquier ser vivo, con el tiempo van envejeciendo.

Danzka hasta dormida la llamabas y movía la colita, hoy ya no escucha, ya no sale a tomar el sol por decisión propia, ayer nos dimos cuenta que la poca visión que tenía ya la perdió y aunque de salud esta muy bien y sube rápido las escaleras, la he tenido que mudar al piso de abajo pues ya tiene miedo de bajarlas en sus intentos se siente supercan y salta al vacío, mi miedo es no estar para ayudarla a hacerlo y vaya a romperse una pata, no puedo estar pegada a ella 24 hrs.

Me he puesto muy triste por esta causa ya que durmió con nosotros siempre, pero contrario a lo que pensé, ella esta feliz, no ha llorado ni reclamado el subir por las noches, la salida al jardín se ha vuelo cómoda y ya no hay accidentes dentro de la casa propios de su edad.

El Dr me ha dicho que son mas olfativos y que no sufre, la verdad no la he visto sufrir por esto, solo que sus patas traseras a veces pierden fuerza, no piensen mal, no la pasa mal, es feliz, muy flaquita, aunque come mas que la Bulldog, pero es por su avanzada edad.

A lo que voy es que tener un perrito ancianito en casa es un acto de amor, no esta nada facil, ya no le gusta bañarse, ya no le gusta que la acaricies, solo cuando ella por voluntad lo solicita, ni que le limpies los ojitos, mucho menos salir, algo que antes disfrutaba mucho, ahora la estresa muchísimo, ya no va de paseo, es feliz en su confortable camita.. yo la extraño como era antes pero amo a mi viejita gruñona de hoy, tanto amor que nos dio y sigue ofreciendo que jamas la voy a dejar porque ya no juega o mueve su rabo.

Duele ver que tu mejor amiga, la que nos ha acompañado y crecido junto a mis hijos se va acabando poco a poco, pero esta rodeada de mucho amor y sobretodo tolerancia y comprensión así como respeto a sus tiempos y estados de humor.

A los 40, me encanta estar y jugar con la latosa Bulldog, pero añoro esos días junto a Danzka, quien me sigue acompañando a leer mis libros o a cocinar para cuando lleguen los niños, lo que pueda hacer, como pueda, tranquila y feliz, no sufre, acepta su condición y todos estamos aqui para ella incondicionalmente.

Gracias por tu tiempo.



Fuente: este post proviene de Sobrevivolos40, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Querido futuro

Querido futuro necesitamos hablar, detente en llegar un poco más, eres como un tsunami de frente, grande, inevitable, pensé q sabía que había afuera y la verdad es que no lo sé Es ahora o nunca, neces ...

Tres años sin Lety.

Ya son tres años sin mi amiga Lety, parece que fue ayer cuando su hijo me llamo para avisarme la triste noticia... Como todo puede llegar a seguir igual y al mismo tiempo cambiar tanto, ya no hay miér ...

Con el corazón feliz

Mi hija se encuentra estudiando lejos, ya se ha ido antes y la he extrañado muchísimo, esta ocasión se ha ido más tiempo y sorpresivamente esta vez la extraño diferente, la veo tan feliz y hablamos ta ...

El corazón en el cajón

Hay momentos en que camino de frente con mil ideas y ninguna en la cabeza, con todo el tiempo del mundo pero siempre con la prisa en los talones, no, hoy no, hoy me quedo en casa. La nostalgia me obli ...

Recomendamos