La Brujita Tapita Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

De las manos de mamá

Parece que por fin el otoño ha llegado al sur y con él, los cambios de armario, el no tengo nada que ponerme y el renovar el vestuario de los peques de la casa (qué suerte estrenar cada temporada, majas).
Hasta ahora, había customizado algunas camisetas para mis niñas, con lazos, piculinas o puntillas, pero este año me he lanzado de cabeza y sin red a hacerles estos vestidos, sin haber cosido prácticamente nada antes y sin más ayuda que la de sangúgel y los tutoriales de youtube y blogs. Y el resultado no está nada mal. ¿no?


Para hacer estos vestidos, más la ranita para bebé, necesitamos un metro de tela (la más adecuada es la villela o la micropana), y dos jerseys de punto. En mi caso, los jerseys son de Lefties (7,99 â?¬ cada uno), aunque podéis encontrar parecidos en Zara o en Primark. 
En primer lugar, hay que medir el largo adecuado del jersey para cada niña. Normalmente, este tipo de suéters quedan a mitad de muslo, pero quizá sea demasiado largo para añadirle la faldita, pues lo normal sería que nos quedase a la altura de la cintura. Una vez marcada la altura de la cintura en el jersey, cortamos e hilvanamos el dobladillo.


Ahora, pasamos a confeccionar la falda. Mediremos la longitud desde la cintura hasta donde queramos que quede el vestido de largo. Como a mí me gustan cortitos, hice las faldas de 17 centímetros para mi hija de dos años y medio y de 21 centímetros para la de cuatro años. Normalmente la tela tendrá un ancho de 1,50 metros; este ancho no lo tocamos, pues nos servirá para hacer los pliegues. Cortamos el largo de la falda, dejando un margen de unos tres centímetros más de la medida deseada para los dobladillos. 



Antes de hacer los pliegues, hemos de coger el dobladillo inferior. Yo lo hice doblándolo dos veces, para esconder la parte de corte de la tela y evitar que se deshilache. Primero lo hilvanamos y a continuación, lo pasamos por la máquina, pues una vez que la tela esté plisada será algo más difícil. Si vais a añadir alguna piculina como hice yo, también conviene que la hilvanéis ahora con el dobladillo, pues así evitáis hacer más de una costura a máquina (el resultado es más basto si se hacen dos costuras).
Una vez tenemos cosido el dobladillo, pasamos a hacer los pliegues. Ya hemos dicho que normalmente, la tela tendrá un ancho de 1,50 metros. Tenéis que medir la anchura del jersey por la cintura, pues la falda ha de quedar a la misma medida. Un poco a ojo, empezamos a doblar la tela como si fuera un abanico, sujetando con alfileres el pliegue. Mi consejo es que vayáis midiendo la tela conforme vais plegando para ver si el pliegue es adecuado, o si tenéis que hacerlo más grande o pequeño. 


Una vez tengáis todos los pliegues hechos y la falda tenga la medida de la anchura necesaria (lógicamente, el doble, es decir, si medimos el bajo del jersey y mide 30 cm, la falda debe medir 60 cm de ancho, pues debe cubrir la parte delantera y trasera), hemos de hilvanar los pliegues. Para que no se deshagan, hemos de hilvanar con punto atrás, es decir, dar un punto y volver hasta el anterior para que nos quede una línea continua de hilo, de forma que toda la tela quede sujeta.

Ahora vamos a unir la falda al jersey. Para, de nuevo, evitar hacer más de una costura a máquina, vamos a hacer coincidir el hilván que hicimos en el dobladillo del suéter con el hilván en la cintura de la falda, de forma que la misma costura sujete ambas cosas, a la vez que une las dos piezas. Si nos ha sobrado mucha tela por encima del hilván de la cintura de la falda, cortadla antes de unir ambas piezas, de modo que quede como mucho medio centímetro por encima de ese hilván.

Una vez unidas a máquina ambas piezas, nos queda disimular la unión. Yo he elegido hacer una cinturilla de la misma tela, decorándola con piculina y una puntilla. Sólo tenemos que cortar la tela al ancho necesario, doblar los bordes hacia adentro y añadir los adornos que nos gusten. 



Yo he hecho la cinturilla en dos piezas, es decir, he cortado la tela a la mitad (dos piezas de 30 cm, el ancho de la cintura) y las he unido por los extremos, de modo que he hecho coincidir las costuras de la cinturilla con las costuras del suéter. Una vez las tenemos unidas y tenemos de nuevo una pieza continua, la presentamos en la cintura, la hilvanamos y pasamos a la máquina.

Por último, nos queda decorar a gusto de cada una con lazos, puntillas, piculinas... ¡el mundo de la mercería puede ser infinito! Yo preferí hacerlos diferentes y este fue el resultado:



En cuanto a la ranita, hemos de partir de una prenda que ya tengamos para sacar el patrón o incluso de un pañal (habrá que estirar los elásticos para tomar la medida). La forma, más o menos es esta:



En esta ocasión, vamos a hacer la ranita forrada, para lo que vamos a utilizar un popelín (lo que se usa normalmente para tela de sábanas de carrito), aunque también podríamos hacerlo con una villela lisa.
Encaramos las dos partes exteriores de la tela (es decir, el dibujo de la tela, lo que se verá, debe ir ahora hacia dentro) ponemos alfileres sujetando el patrón y ambas telas, y cortamos, dejando un centímetro y medio de sobra para poder hacer la costura y que no se nos quede pequeño. 


Una vez hemos cortado, sujetamos las dos telas con alfileres, quitamos el patrón e hilvanamos por todos lados excepto por uno, para poder dar la vuelta a la tela como a un calcetín una vez esté cosido a máquina. 


Una vez lo tenemos cosido a máquina, damos la vuelta a la tela y planchamos, para que los bordes de las costuras nos queden bien rectos. La doblamos como en la foto y hacemos los pliegues, para que quede bombacha. Podemos añadir en los laterales un adorno antes de coserlos a máquina. 



Por último, nos queda hacer la cinturilla igual que hemos hecho para los vestidos y... ¡listo!



En este caso, yo he preferido no poner gomas ni en las piernas, ni en la cinturilla. Pero en caso de querer ponerlas, sólo habría que dar más anchura a la hora de cortar a las piernas y la cintura y meter la goma para rizar a la medida adecuada. 

Como veis, con apenas 30 euros, hemos sacado tres modelos exclusivos para nuestros niños. ¡Los míos los estrenaron el sábado y causaron sensación! Varias personas me preguntaron que de dónde eran los vestidos y cuando decía que "de las manos de mamá" alucinaban.



 Si os animáis a hacerlos y necesitáis ayuda, dejad un comentario y estaré encantada de echar una mano. ¡Atreveos!
Fuente: este post proviene de La Brujita Tapita, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El lenguaje de los cromosomas

El pasado día 21 de marzo fue el Día Internacional del Síndrome de Down. A grandes rasgos, el síndrome de Down consiste en la duplicación de parte del par cromosómico 21, lo que hace que las personas ...

¡Felicidades, papá!

Mañana es el Día del Padre, lo que tiene su parte buena, que es que es fiesta (ya, ya sé que no es fiesta en toda España, pero aquí sí y estoy feliz, qué queréis que os diga) y su parte mala, que es c ...

Tengo superpoderes

Queridos lectores, hoy vengo a confesarme con ustedes, pues llevo sobre mis hombros una pesada carga, una losa que me acompaña de día y de noche y no me deja respirar. Tengo superpoderes. Poderes par ...

Recomendamos

Relacionado

besos de mamá cuando olía a vainilla elva martínez ...

Las manos de mamá

¿Quién no se ha sentido mejor con el contacto de las manos de su madre? ¿Quién no ha sentido que el más horrible dolor de cabeza desaparecía al tener las manos de su madre en la frente? Estos días atrás el piojo ha estado con fiebre y, solo se encontraba mejor cuando mis manos reposaban sobre su frente. De pronto parecía que espolvoreara polvo de hadas sobre él y el dolor desapareciera. Viéndolo ...

general recetas

Las torrijas de mamá

He probado muchas torrijas y de verdad, de verdad, que no hay otras como las de mi madre. Y no es amor de hija, porque hay otros platos que no le salen igual de bien. INGREDIENTES 1 barra de pan para torrijas 1,5 l de agua 300 g de leche condensada 6 huevos aproximadamente Piel de naranja Azúcar y canela en polvo mezclados ELABORACIÓN Mezclar la leche condensada con el agua y la piel de naranja. ...

aprendizaje bebés crianza natural ...

4 cosas que hay que saber de las manos de mamá

¿Por qué suele decirse que no hay mejor medicina que las manos de mamá? Probablemente, porque sea cierto. Y es que, si el contacto piel con piel, entre seres queridos suele paliar cualquier dolor o malestar, imaginad cuando un bebé siente la protección, defensa y amor de su madre a través de caricias en su piel. ¡Desde luego, no hay nada más curativo y eficaz que las caricias de mamá! Por ello, q ...

la importancia de lavarse las manos los niños y su higiene cómo enseñar a los niños a lavarse las manos ...

Las manos... ¡siempre limpias!

Hablamos muchas veces de la higiene de los niños, pero hay una cosa muy importante que damos por hecha y que no siempre se cumple: ¡lavarse la manos! Que tu hijo se lave las manos debe estar dentro de todas las rutinas de higiene, ya que son el principal órgano portador de gérmenes. Están en contacto con miles de objetos durante el día, en el colegio, en casa, en el parque, se tiran por el suelo, ...

general madres emprendedoras

Madres emprendedoras | Las chaquetinas de mamá

Me encantas las cosas hechas a mano, sobretodo lo relacionado con la costura. Yo a lo máximo que aspiro es a coser mantas, como sabéis las que me seguís habitualmente, pero estas preciosidades para bebés no conseguiría hacerlas ni en un millón de años. Cuando vi las obras de arte que hacía Paloma me enamoraron todas y cada una de sus creaciones. Paloma es la mujer, mamá, artista, que está detr ...

general celebración día de la madre ...

Día de Mamá

No es una foto actual pero ahí estamos los tres, la bubu aún no estaba dentro de los planes, así que esa foto debe tener 3 años por lo menos Hoy es un día especial para todas las madres del mundo, aunque realmente este día es uno más del calendario, el tiempo transcurre como cualquier día domingo de cualquier mes, la única diferencia es que al levantarte vas a saludar a tu esposa y a decirle feliz ...

general colaboraciones

Hablando de Mamá Orienta

Con Mamá Orienta inauguro una nueva sección de colaboraciones en mi blog intentando aportar mi pequeño granito de arena para las nuevas iniciativas y nuevos emprendedores. A Emi, Mamá Orienta, la conocí a través de los grupo de Facebook en los que participo, Frikymama Blogger Club y Emprendedores en prácticas y no puedo decir otra cosa que caí fascinada a sus pies en cuanto vi su blog y comencé a ...

general intuicion maternal

Intuición de mamá

Hace unos días me llamó una gran amiga mía que tiene 8 meses de embarazo me escribió un inbox diciendome que ya no seria sobrino sino sobrina y yo queeeeeeeeeee; entonces me puse a recordar que cuando mi esposo y yo conversamos sobre la idea de tener un hijo siempre quisimos que el primero sea una mujercita; cuando nos enteramos que estaba embarazada fue una alegría inmensa pero algo dentro mío me ...

general 1 año bebe ...

De joven a Mamá

En mi vida hubo muchos cambios desde pequeña cuando empece a vestirme de negro ,era epoca de rebeldía o no lo se,luego cuando ya empece a salir a fiestas de cumpleaños o mas conocido como quinceañeros, la manera de vestir ,de peinarse,de pintarse,la preocupación física todo tenia que quedar perfecto,hasta cuando ingrese a la Universidad que volví a los jeans ,poleras y zapatillas y arreglarse un p ...

Kalandraka editora Mamá mmce3 lee

Mamá

¡Estoy tan feliz! el mejor regalo del mundo mundial son mis hijos, verlos crecer sanos, sus besos, sus abrazos, sus millones de "te quiero hasta la luna" y eso, afortunadamente lo tengo a diario, simplemente por eso ya puedo deciros que tengo el mejor regalo del mundo, por lo menos el que me hace verdaderamente feliz, pero es que además tengo en mis manos uno de los libros más bonitos qu ...