Blog de Mamadeverdad Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

De mujer a madre


Imagen de unsplash.com Sunset Girl
Naces siendo un bebé, después pasas a ser una niña, luego mujer y luego con suerte madre. ¿Pero y la mujer dónde se queda cuando eres madre? ¿Y la persona humana que además eres, qué pasa con ella?

Mi principal prioridad en esta vida es la familia. Adoro a mis hijos y vivo por y para ellos. Quiero que estén acompañados por su madre, que estén arropados, que tengan una mano a la que agarrarse para andar su camino, que vengan a mi si necesitan ayuda, que confíen en mí, que se apoyen en mí, que se sientan muy queridos, que sean muy felices, que no sufran, que estén sanos, que sepan que me tienen, en fin que vivan su vida  creciendo con una madre con la que puedan contar siempre. Supongo que esto y otras muchas cosas es lo que todos los padres buscamos. Y esto mismo, lleva mucho trabajo, es lo más difícil del mundo. Poder compatibilizar la vida familiar, con el trabajo y además recordar que también eres persona y mujer es como poco complicado. 

Ser madre es lo más enriquecedor que me ha dado la vida, pero también es lo que más me ha hecho olvidarme de mi como mujer y como persona. ¿Cuántas de vosotras que sois madres continuáis arreglándoos de la misma forma? Me refiero a depilación, maquillaje, ropa..... Supongo que muchas lo habréis conseguido pero otras muchas no. Cuando  te vas a comprar algo de ropa para ti,  que te hace falta, porque te hace falta, que no es por un capricho es porque lo necesitas de verdad y lo que acabas es comprando ropa para los niños. ¿No me digáis que no os pasa? . 

El poco tiempo que dedicas a ti misma hace que tengas días para todos los gustos y no siempre buenos. Días en los que tienes tantas prioridades que no sabes cuál hacer primero y no llegas a nada. Días en los que no te encuentras bien pero te da igual porque tus hijos no te dan vacaciones. Días buenos y también días malos en los que cometes errores y explotas porque se haya posado una mosca en la mesa pagándolo con los más quieres. Días en los que te das cuenta que eres humana, que te equivocas y aprendes de tus errores. Días en los que quieres desaparecer y tener un día para ti pero sin el remordimiento de no estar con tus hijos precisamente por dedicarte un poquito a ti misma. Días en los que también necesitas tiempo para estar en pareja, ya no hablo de una intimidad, sino simplemente de tener una conversación de adultos o de ir al cine a ver una película que no sea de dibujos y con un tanque de palomitas para mantenerlos sentados. Días en los que te das cuenta que no estás sola y que tienes gente a tu alrededor que siente como tú y que te ayuda. Días en los que aprendes algo nuevo de ti, como que tienes una infinita paciencia y no puedes estar en todos sitios. Días en los que tienes que ceder y dar mucho a los demás aunque tu también necesites lo que das. Días en los que recibes un amor absoluto de tus hijos como recompensa a esos momentos duros. Días en los que no recuerdas como era tu vida antes de ser madre, en los que no sabes a que dedicabas tu tiempo y en los que las horas y los días no volaban. Días que se te quedan grabados en tu recuerdo para siempre cuando tu hijo no se duerme porque se pone a llorar diciendo que te va a echar mucho de menos en el cole. Días en los que agradeces esos minutos en los que te levantas la primera y ves al resto durmiendo y te sientes feliz teniéndolos en casa. Días en los que una nube negra te ronda y alguien viene para enseñarte donde está el sol. Días en los que no te puedes ni duchar porque si lo haces sabes que tus hijos la van a liar en esos 5 minutos que pretendes dedicarte a ti misma. Días en los que rompes a llorar porque quieres abarcar tanto, hacer tanto, y no cometer errores que ya no puedes más. Días que vas, vienes, haces y deshaces, y cuando termina no sientes nada excepto agotamiento porque no has hecho nada por ti. Días en lo que tu vida gira sólo en torno a los demás y tú ya no existes pero ni siquiera te das cuenta. 

Hasta que llega un día, "ese día", en el que te das cuenta que no sólo los demás son importantes si no que tu también lo eres y que necesitas una parcela de tiempo para ti. Cuando llega ese día toda tu vida cambia y esos días de nube, de angustia, y de insatisfacción terminan. Pasando a tener días igual de completos pero a los que dedicas un tiempo para quererte, para ser persona y para ser mujer. 

No sé si tú has tenido de esos días o de otros días, pero lo más importante es que tengas "ese día".

Fuente: este post proviene de Blog de Mamadeverdad, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Lasaña de calabacín y gambas

Hace poco que descubrí la masa filo y me ha encantado. Me parece práctica y original para darle un toque diferente a comidas habituales. Así que preparaos porque van a llegar varias recetas con esta m ...

Recomendamos

Relacionado

Niños Día de la madre madres ...

ser mujer, ser madre

No sabía muy bien de qué hablar desde hace semanas, pero hoy me he dado cuenta de que no podía pasar este día sin hacerle un pequeño homenaje a las madres, a las mujeres. Confieso que cuando era joven y comencé mi carrera profesional me decía a mi misma: en la próxima vida me pido hombre porque tenían más opciones que las mujeres, pero cuando cruzas la línea y te conviertes en madre, te das cuenta ...

comienza tu revolución crecimiento personal gestión del tiempo ...

¿Cómo ser mujer además de madre?

La maternidad es absorbente. Es una experiencia tan maravillosa como agotadora porque tienen la capacidad de llenar cada rincón de tu vida sin que te des cuenta. Y además ¡son para toda la vida! A pesar de todo, también eres otras muchas cosas: mujer, amiga, trabajadora, amante... y solo hay una que determinará tu felicidad y éxito en todo lo demás, incluso en tu maternidad: SER MUJER. Tu vida se ...

parto mujer y madre sentirte mujer y madre ...

Ser mujer & madre al mismo tiempo

Leyendo un consultorio sobre el post parto en una conocida revista de mamás, he encontrado un artículo de una experta que seguro que no os deja indiferentes. Habla de cómo hay que conseguir el equilibrio entre tu faceta de madre y la de mujer, la de ser tú misma (pareja, rutina, vida profesional,con las amigas...) A priori, seguro que os parece algo obvio. ''No hay que dejar de ser mujer, para ded ...

motivación personal

Madre soltera ¿Mujer súper poderosa?

Antes, la mujer para ser considerada socialmente respetable o apegada a su rol femenino, debía casarse, ser madre y ama de casa. Con eso bastaba. Sin embargo, actualmente el modelo de mujer es de persona multifacética con diversos roles porque ha habido una lucha para que la mujer obtenga una posición en la sociedad similar a la del hombre. Esto ha llevado a muchas mujeres a caer en la confusión ...

ser madre ser profesional ser tú mismo

Ser madre, ser trabajadora y ser tú… osadía de mujer.

La fuerza no proviene de la capacidad física sino de la voluntad indomable Indira Gandhi Te saludo en este retorno a la escritura después varias semanas sin publicar. Y es que este post viene como anillo al dedo a tantos días de ausencia. Hablar de ser madre y profesional ahora no es tarea sencilla ni lo ha sido en ningún otro tiempo. Ya la sociedad es bien exigente con el género femenino, y si a ...

general amamantar biberón ...

Antes de ser madre

Llevo dos días metida en una polémica de Facebook a cuenta de la lactancia materna. Vaya por delante, como ya dije en otro post, que me importa muy poco lo que cada madre decida que es lo mejor para su hijo. No juzgo a la madre que decide dar el biberón, pero tampoco me gusta que me juzguen a mí. La polémica surgió a raíz de una foto, en la que una bailarina portaba a su bebé en un fular, posando ...

OTROS autocontrol autoestima ...

5 consejos de madre a madre

Follow my blog with Bloglovin Soy madre de 3 niños, he tenido 5 casas diferentes, he vivido en 3 países distintos. He pasado por la época de quitar el pañal, de las rabietas y la de “mamá ya no me quieres” . Y he sobrevivido a ellas con éxito, aunque también tengo que confesar que aún le mando un whatsapp a mi madre cuando tengo a algún niño enfermo para que me dé consejo. Cada vez ten ...

MATERNIDAD VIDA bajamaternidad ...

SER MADRE TRABAJADORA, SER MUJER

He tenido la suerte de encontrarme en una situación privilegiada y haber podido disfrutar de mi hija 24 horas al día durante su primer año de vida. No he tenido que acogerme a bajas de maternidad de duración ofensivamente ridícula, ni luchar con empresas que ponen impedimentos a sus trabajadoras a la hora de conciliar. Estoy agradecida a mis circunstancias por haber podido disfrutarla tanto y tan ...

general

Mala Madre

El otro día había llegado cansada del trabajo, sin haber dormido bien la noche anterior (ya se imaginarán por qué) y si bien estaba feliz de ver a mi bebito, lo único que quería era quedarme echada en la cama. Pero como eso es imposible con un par de niños de 2 y 4 año, tuve que ir al suelo a acompañarlos en sus juegos. La mala madre que suscribe no quería jugar así que le pasó llavero, celular, ...

embarazo ser madre mujer ...

Ser madre, sin dejar de ser mujer...

Siempre he sido una mujer muy coqueta, incluso cuando me quedé embarazada. Al principio me sentí más mujer que nunca, jajaja... aún desconocía los cambios que iba a sufrir mi cuerpo (primeriza). Después del cuarto mes, cuando quise colocarme mis vaqueros favoritos y era imposible...dejé de tener marcada en la cara esa sonrisa, que me caracterizaba últimamente. Aparte, que no he comentado que no es ...