comunidades

El DNI del bebé, documentación y trámites necesarios.



Desde hace unos días Olivia ya tiene su DNI. Era un trámite necesario, ya que  este verano viajaremos fuera de España y la compañía con la que volamos exige que ella también este documentada.

Si el bebé o niño no va a viajar o necesita tener DNI por algún otro motivo, no hay obligatoriedad de gestionarlo antes de los 14 años.

De todas formas, es un trámite muy sencillo y dado que nunca sabemos cuándo lo vamos  a necesitar, o si nos va a surgir algún viaje repentino, yo optaría por tramitarlo y eso que tenemos ganado.

Para hacer la gestión se necesita tener algunos documentos que tendremos que solicitar previamente y de los que a continuación os voy a informar.

Lo primero que tenemos que hacer es coger una cita para poder realizar la gestión. No podremos conseguir el DNI de nuestro bebé si no tenemos cita previa, no nos atenderán. Pedir esta cita es muy sencillo, pero deberemos hacerlo con tiempo ya que el periodo mínimo de espera suele ser de un mes. Esta cita previa puede pedirse llamando por teléfono al 060 o en la web  https://www.citapreviadnie.es

Una vez que tenemos la cita debemos solicitar toda la documentación necesaria para la tramitación. El día de nuestra cita deberemos llevar cinco cosas:
Certificado literal de nacimiento

Fotografía en color tamaño carné

Volante de empadronamiento

Libro de familia y DNI

10,60€ para pagar las tasas.

Seguro que hay varias vías para conseguir esta documentación, yo os voy a contar como lo hice yo. A mí el tiempo no me sobra, y tengo que intentar ser lo más práctica posible y aprovechar las opciones que me resulten más rápidas.

Para mílo más sencillo es hacerlo todo online. Es verdad que la documentación tardará más en llegar que si vas en persona (por ejemplo el volante de empadronamiento si vas directamente a la oficina te lo dan en el momento) pero dado que yo tenía un mes y medio hasta que llegase mi cita para el DNI de Olivia, no tenía ninguna prisa y en un par de semanas tenía toda la documentación necesaria.

El certificado literal de nacimiento debe expedirlo el Registro Civil y puede solicitarse de manera gratuita en la web del Ministerio de Justicia: mjusticia.es . La solicitud es muy fácil y en 10 días yo lo tenía en casa.

Solo necesitaremos una fotografía en la que debe verse bien la cara del bebé, sin sombreros, ni accesorios. Podemos optar por hacerlas en casa e imprimirlas o acudir a un profesional. Nosotros optamos por lo segundo por ser lo que considerábamos más sencillo. Una mañana, mientras yo trabajaba, el papá de Olivia se fue con ella a una de las tiendas de fotos del barrio y volvió con 8 fotos de carnet en las que Olivia salía con una sonrisa de oreja a oreja. Una cosa menos.

En cuanto al volante de empadronamiento, también se puede pedir online y la web dependerá del ayuntamiento de cada ciudad, en el caso de Madrid se solicita en la siguiente web https://sede.madrid.es. En mi caso tardo en llegar 2 semanas. Si preferís pedirlo por otra vía también puede hacerse de manera telefónica, por correo postal o presencialmente acudiendo a cualquiera de las oficinas de atención a la ciudadanía.

El libro de familia y el DNI se deben llevar a modo de identificación, para corroborar que somos el padre o madre del bebé, (no es necesario que vayan los dos progenitores, con que vaya uno es suficiente) o su tutor legal.

Por último, como os decía  anteriormente deberemos llevar en nuestra cartera 10,60€ para pagar las tasas de la tramitación y conseguir el DNI de nuestro bebé que será entregado en el momento.
Como se gestiona con cita previa, no suele haber demasiados retrasos y en cuestión de minutos nuestro bebé tendrá su DNI listo.

¿Habéis hecho ya el DNI a vuestros bebés?

Fuente: este post proviene de Una mamá del montón, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

45 días de confinamiento

Chicas, espero leeros esto dentro de unos años y recordarlo todo como uno de esos sueños raros, como algo que nos enseñó a valorar de verdad lo que teníamos y nos hizo más fuertes y mejores personas. ...

Recomendamos