Padres

Blog de fátima Idea guardada 1 veces
La valoración media de 4 personas es: Muy buena

El establecimiento de límites

Imagen 0


Para los niños pequeños el establecimiento de límites que les permitan o no hacer determinadas  acciones, supone algo muy complicado de asumir. Como padres y educadores tenemos que establecer unos límites claros para que el niño sepa cuáles son los marcos en los que puede moverse y lo que no puede hacer.

Para establecer los límites de una manera correcta, tenemos que pautar diferentes reglas:
Reglas que no se pueden romper: Son aquellas que tienen que ver con todo aquello que supone hacer daño a otra persona o a uno mismo. Debemos explicarle por qué no se puede pegar, morder… Y repetir la misma explicación cada vez que se realice esta acción por parte del niño.
Reglas negociables: En la convivencia diaria existen ciertas situaciones que es necesario un cierto margen de negociación, en los que se tiene en cuenta la personalidad de cada uno, sus gustos, su mal humor… Dándole la posibilidad de elegir entre varias opciones.
Reglas imperativas: Los niños tienen que saber y conocer que ciertas reglas como ir al colegio, la hora de acostarse cuando hay cole, o cruzar la carretera de la mano no son negociables.

La imposición de reglas y límites permite a los niños ir distinguiendo lo que está bien de lo que está mal, así como respetar y relacionarse con los demás de manera correcta. 

Imagen 1


¿Tenéis los límites bien marcados?

Fotos. Sheknows.com, Zippy Store Kids

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

Artículos sobre cuentoterapia Cuentoterapia Sem categoria ...

¿Por qué contar cuentos a los niños? – El Horizonte de Significado

(Para ler o texto em português clica em: Contar contos às crianças) Érase una vez… El pequeño estaba acostado comodamente en su cama, pero no podía dormir. Su madre, como un hada madrina se acercó a la cama y sabiendo lo que su hijo necesitaba, empezó la increíble narrativa: – Érase una vez… El niño abandonándose a la história adentró en el mundo mágico de la imaginación. Caminó ...