comunidades

En mi casa hay normas para usar internet

No solo pactan los políticos y sus partidos, en mi casa también hay pactos, por ejemplo se pactan las reglas para usar internet.

Pero para exigir hay que ir siempre por delante, con el ejemplo. Sí, se puede “obligar” con el ejemplo. Digo “con el ejemplo” porque los padres tenemos el riesgo de volver a la adolescencia con la tecnología, y comportarnos como niños.

Para pactar hay que tener presente que «Si hay que poner límites, estos deben ser conocidos por todos, desde el mayor de la casa hasta el más pequeño»

Edúcame despacio que crezco deprisa
Edúcame despacio que crezco deprisa

Ceder en las cosas que no tienen importancia, para no ceder en lo importante. Todo con un tono amable y positivo.
No se trata de sobreproteger, se trata de aplicar el sentido común.
Más vale el reproche de un sabio que la alabanza de cien necios.
(Dr Antonio Crespillo Enguix – Edúcame despacio que crezco deprisa)

Ahí van algunas “reglas pactadas” en mi casa. Estas reglas no están escritas, aunque estoy pensando que no estaría mal imprimirlas y ponerlas en la nevera o en los corchos de las habitaciones.

Reglas indiscutibles e innegociables

Si tengo alguna duda, pregunta o inquietud en internet recurro a papá, a mamá o al profe. Ante la duda … pido ayuda.

Los datos personales no son públicos.

Durante el día hay momentos de desconexión: Comidas, estudio, dormir. Estar enganchado me quita libertad.

Si puedo, ahora, hago deporte, oigo música o leo un libro y no practico sofazing-tablet. La comodidad lastra mi personalidad.

En casa hay orden («para leer, estudiar, ver la tele, conectarme, salir, …»)

No navego por donde me lleva la corriente, así no me meto en ningún barrizal.

Cuando me voy a dormir dejo el móvil en el parking-móvil, él también se merece un descanso.

En los sitios públicos (clase, biblioteca, iglesia, …) quito el sonido a mi dispositivo.

No tengo perfiles falsos en ninguna red social.

Mi imagen no es pública, por favor, la cuido con esmero.

No etiqueto a nadie sin su permiso.

Me doy de baja de los grupos en los que no participo y así evito las distracciones y la perdida de tiempo («Mi tiempo es oro»)

No hago un comentario en una red social si no es necesario, de esta forma evito crear dependencias a las redes sociales.

En mi lista de amigos solo hay … eso … amigos («sobran los desconocidos»)

Mi contraseña es mía, es mi mejor secreto (de otra forma dejaría de ser «Mi contraseña»)

Entro y salgo bien de los sitios web, cielos, no quiero que me suplanten la identidad.

No digo por internet lo que no diría a la cara.

En internet no vale todo, detrás hay personas como yo.
Y si se te ocurre alguna otra idea para vivir el emocionante día a día de forma ordenada, todo es cuestión de pactarlo.

Quiero felicitar desde aquí a mi gran amigo el Dr. Antonio Crespillo por su nuevo libro Edúcame despacio que crezco deprisa del que no he podido evitar tomar algunas notas para este artículo. Estoy convencido de que este libro va a hacer mucho bien a las familias.

Fuente: este post proviene de Padres en la Red, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

En pocos días han aparecido distintas noticias denunciando graves ataques directos a nuestra privacidad en internet. Claro, esto provoca una falta de confianza total. Parece increible, ¿verdad? Divers ...

Es bastante común que los niños estén en casa sobre–expuestos a internet, con dispositivos móviles (pantallas). Esto ocurre a distintas horas del día y en ocasiones los niños están solos, sin alguien ...

Es importante que dejemos crecer a nuestros hijos. Educamos con lo que somos, se educa con lo que se es. Y nuestros hijos son lo que ven, nos imitan. Hay que estar muy cerca pero a distancia. No podem ...

Recomendamos

Relacionado

general #felicidad de pareja #pareja

Para ti, como para muchas otras mujeres, todo comenzó cuando tu esposo comenzaba a estar todo el tiempo “pegado a la tecnología”,ya sea al teléfono celular o a la computadora; como cualquier cosa, preguntaste de qué se trataba y recibiste la misma respuesta: “Es mi amiga de nombre?” o “Son cosas del trabajo”. La primera vez, te sentiste un poco aliviada porque t ...

adolescentes privacidad recomendaciones

¿Dejarías la puerta de casa abierta o con las llaves puestas? o ¿dejarías el coche con las ventanillas bajadas y las llaves en el salpicadero? Si no harías eso en la vida real, ¿por qué hacerlo en internet? Uno de los aspectos que debemos cuidar en nuestra navegación por internet es cerrar bien las páginas web que visitamos, sobre todo si contienen datos personales (correo electrónico, redes socia ...

ocio y actividades internet menores ...

Está claro que las redes sociales de Internet, para bien o para mal, están dando mucho que hablar últimamente...y no me refiero a nivel popular, sino a nivel mediático, legal, institucional...incluso penal. El acceso y dependencia de los chavales a la red ya no es algo cuestionable, sino una circunstancia que está ahí y que damos por inevitable. Internet es...todo. ¿Están los niños y menores en ge ...

Padres en la Red Recomendaciones

Cada vez los chic@s tienen móvil a edades más tempranas. Según el último estudio del INE uno de cada cuatro niños de 10 años tiene móvil; y a partir de los 12 años tres de cada cuatro niños tienen móvil. Sabemos que el móvil es un pequeño ordenador con conexión a las redes de internet y que además permite hablar por teléfono. Conviene tomar ciertas precauciones en su uso, sin crear reglas y normas ...

Facebook Padres en la Red Recomendaciones

La red social Facebook ha creado un nuevo portal para padres. Son recomendaciones generales que podemos aplicar a cualquier red social, tanto para aquellos cuyos hijos empiezan a iniciarse en las redes sociales, como para aquellos otros cuyos hijos están completamente enganchados a su Instagram o a su Snapchat. Siempre es conveniente hacer un esfuerzo y estar al día, en cuanto a la educación de nu ...

familia y relaciones padres seguridad ...

Desde su inocencia e ignorancia los adolescentes se registran en las redes sociales sin saber a lo que se arriesgan publicando su intimidad. La intensidad con la cual los adolescentes utilizan Facebook y otras redes sociales prácticamente nos obliga como padres a asegurarnos que están utilizando estos medios de manera segura. El desafío de sentrise seguros en tiempos de hiper-conectividad… E ...

adolescentes

Una consideración previa es que para registrase y darse de alta en un sitio Web no hay ningún procedimiento que garantice que la identidad de la persona es realmente la que dice que es. Hay usuarios, de todo el mundo, que se dan de alta haciéndose pasar por otra persona (robando la identidad digital). Esa suplantación únicamente es delito, de acuerdo al artículo 401 del código penal, si lo que se ...

Lengua / Lectura

Nunca viene mal repasar las reglas de ortografía… y nunca viene mal, aprender a escribir correctamente. Y es que llevo un tiempo, que abrir las redes sociales me asusta. Así que aquí tenéis mi pequeño granito de arena. La entrada ¿Escribimos bien? Haber/ A ver – Halla/Allá/Haya – Hay/ Ay/ Ahí – Valla / Baya / Vaya – IVA / Iba aparece primero en Aprendiendo con Julia ...

Opinión Recomendaciones

Los chicos imitan el comportamiento de sus padres y de sus educadores, somos sus modelos, su ejemplo. Los chicos y chicas “son lo que ven” y copian lo que hacen sus padres. Ya no se trata de ir detrás de ellos para educarles en el uso de los dispositivos, qué sí que debemos hacerlo, se trata de dar ejemplo. Cuando pensamos en el mal uso de las redes sociales, de internet, de los móvile ...

Peligros

Estamos en un periodo convulso en las comunicaciones digitales. Las redes sociales han entrado como un tifón y las apps de mensajería (wassapp, telegram, line,…) como un tsunami, por no decir las plataformas de fotografía y vídeo (Instagram, Youtube, Snapchat, Periscope, …). Todo se transmite, en vivo y en directo. Imágenes, fotografías y vídeos surcan internet a los cuatro vientos. No ...