comunidades

En una tarde cualquiera…con una Invaginación Intestinal

Ayer fue el día de la madre aquí en Chile y debería ser un post sobre el día de la madre (o el día de la madre de la madre, que se merece un monumento ella también) pero al final me he decido por contar una de las cosas que nos pueden pasar como madres, una de esas situaciones inesperadas con niños, hoy voy a contar algo que es muy de madres y de hijos también.

Los niños son imprevisibles, eso lo sabemos. Te das la vuelta dos segundos y ya te la tienen liada. Pero hay veces, que realmente dan a tu mundo la vuelta, como ese fin de semana que pasé de organizar un cumpleaños infantil a un entrar a mi hija en un quirófano. Nada de preocuparse, que la enana está mejor que nunca y la recuperación, como buena terremoto, fue casi más rápida que la operación en sí.

Pero empecemos por el principio. Estábamos celebrando esos maravillosos 3 (lo digo por lo de dejar atrás los terribles 2) de la Enana, que si en el colegio, que si con la familia, que si con sus amigas. Tarde del sábado y está ella saltando en su charco de barro muy DIY pero que a ella le pareció muy Peppa Pig que era lo que contaba (aquí la foto)

Niñas agotadas, domingo de jugar con todo lo nuevo y de celebrar el día de la Palma y nos vamos a dormir agotados pero tras un fin de semana muy aprovechado.

4am. La enana se despierta chillando como si le clavaran un cuchillo (no se donde viene esta expresión ni sé que se siente, pero chillaba de una forma que no creo haberla oído nunca). Visita al baño, cambio de postura…se le pasa…y volvemos. Se dobla entera, se estira, se gira, le saltan las lágrimas,..

Primera impresión: ya estamos con la intoleranica/alergia/comida que me sienta fatal ¿ha comido algo raro? No que sepamos. ¿Muchas chuches? Tampoco…y tampoco sería para tanto. Los chillidos van y vienen, parecen cólicos. Se le pasa, se duerme, y a los 10 minutos otra vez como si no pudiera más. Un poco de apiretal que hace milagros. Pero nada. Pasamos el resto de la noche entre llantos, cambios de postura, y cabezadas.

Amanece, ella que quiere su leche pero no la quiere, los dolores parecen más espaciados pero le siguen saltando las lágrimas cada vez que le duele. Yo (y no soy adivina) le tenía hora en el pediatra para la revisión de los 3 años ese día, pero a última hora de la tarde. Y no sé qué me dio: no sé si fue la forma en que chillaba cuando le dolía, o la zona que se tocaba…pero me pareció que era muy tarde. Llamé y pedí una hora para el pediatra que estuviera disponible a la primera hora posible. Había en 4 horas más, así que pensé que así podíamos evitar ir a urgencias.

Llevamos a terremoto mayor al colegio, la enana se quedó al cuidado de la abuela y yo fui al trabajo casi que a saludar, porque un ratito más tarde volvía para llevarla al médico. Salí del trabajo diciendo “la llevo a consulta y vuelvo” Cuando la recogí no quería ni caminar, y en el camino al médico me di cuenta que, aunque los dolores eran aun más espaciados que antes, parecían ser más intensos.

Y entonces…una entra en al consulta pensando que va a salir con el medicamento de turno que lo cura todo. El pediatra le hace el chequeo, a la enana no le había dado ningún dolor, pero termina…y suelta: es una apendicitis o una invaginación intestinal (WHAAAT???) con mi cara lo dije todo, porque ahí me explicó mejor.

La enana, que se tocaba la parte inferior derecha del abdomen y por eso el dolor no me molaba nada, tenía inflamada la zona al tacto, además reaccionaba con un quejido al palparle la zona. Por como describía yo el dolor que ella mostraba, podía ser una apendicitis poco desarrollada aun (porque sino el dolor no hubiera sido intermitente) o una invaginación intestinal, que consiste (quien no quiera saber más que no siga leyendo) en el intestino doblándose sobre si mismo. El intestino grueso se inflama y atrapa parte del intestino delgado. Esto impide el correcto funcionamiento del intestino (si quieres saber más, Wikipedia) Yo no sabía ni que existía! Pero estaba a punto de familiarizarme más con ella. También me dijo que existía una posibilidad que solo fuera una infección.

Necesitábamos una ecografía urgente para descartar los dos diagnósticos. Así que de la consulta, a rayos. Llámame previsora, pero ya avisé al trabajo que no volvía ese día. En este momento, y sin preguntar nada más, ya tenía claro que de infección nada. El ecógrafo, que sí escuchó los chillidos de la pequeña en un ataque de dolor (él y toda la sala de espera que alucinó con su chillido agudo), nos confirmó que se trataba de una invaginación intestinal. Él estaba contento, porque nos dijo que así evitábamos la cirugía que se requiere en caso de apendicitis.

Pero la invaginación hay que tratarla de forma urgente para liberar la obstrucción intestinal. Así que…a urgencias a esperar consulta con un cirujano pediatra. Lo primero que se hace es una desinvaginación pneumática (introducen aire en el colón esperando que la presión del aire libere el intestino delgado) Funciona en el 90% de los casos. A nosotros no nos funcionó y, ahora que he visto lo que es, es una tortura!!! Sin sedación, sin calmantes, sin nada…el dolor de la prueba lo pude sentir yo a través de la enana, que aunque es de pocas palabras le dijo claramente al doctor “me duele mucho no quiero más por favor”

A mi se me partía el corazón, nunca la había escuchado hablar tan claro; y al parecer a la doctora que le hizo el procedimiento también, porque no siguieron intentando. No había funcionado, pues tenía una invaginación de 8cm y ahora quedaban 4cm. Nos lo confirmó el mismo ecógrafo de antes, a quien se le veía apenado que no se hubiera resuelto sin cirugía. ¿Siguiente paso? De vuelta a urgencias…a esperar habitación.

Dos horas más tarde estábamos ya en la habitación, la enana había jugado un rato con su hermana y no entendía por qué no podrá irse a casa (y su hermana estaba algo nerviosa al verla ahí, retorciéndose de dolor y con una vía en la mano) Desde que habíamos confirmado el diagnóstico no le habían dejado tomar agua. Así que llevaba la pobre unas 5 horas sin beber nada. Ella parecía tranquila, quería sacarse la vía pero una vez pasada la prueba de desinvaginación pneumática, todo le parecía bien. Hasta se dejaba medir el pulso y la temperatura. Le daba igual estar en una cama de hospital mientras la dejaran tranquila.

Quisieron ponerla en una cuna. Era obligatorio para pacientes menores de 5 años. Y me negué. La primera noche que la pequeña duerma en una cama separada de mi no sería una noche en la clínica. Insistieron e incluso tuve que firmar un papel que me hacía responsable si se caía, pero nos dejaron la cama.

Pero cuando su hermana, el padre y la abuela de las criaturas se fueron a casa, ella me miraba, como si quisiera preguntar qué iba a pasar después pero en realizad no quisiera saberlo. Yo le decía que el doctor iba a curarle el dolor y dormiríamos ahí. Recuerdo perfectamente el rato que estuvimos solas, viendo la tele, comentando los dibujos, pero recuerdo sobretodo como ella me miraba a veces fijamente a los ojos,  buscando saber si de verdad todo iba a ir bien. Siempre he pensado que tiene un sexto sentido para esas cosas.

operacion


Cuando nos vinieron a buscar para ir a quirófano, en el camino si que se asustó. Yo la acompañé hasta el pabellón, pero cuando me vió ponerme el gorro y la bata…me miró con autentico terror. Estuve con ella mientras le ponían la anestesia, y vi como peleaba para que no le pusieran la mascarilla…hasta que se quedó dormida. Ver como tu pequeña se queda así, anestesiada y lánguida, es una sensación muy extraña, da mucho nervio…no me gustó nada. Así que pregunté si podía irme y me largué de allí.

1 hora después ya estaba en recuperación y nos dejaron entrar a acompañarla. Dormía profundamente, ya con su intestino curado y sin apéndice (por si las moscas) Supimos que se encontraba bien apenas se despertó y empezó a dar patadas para que le sacaran la vía (que ahora le habían cambiado al pie con la esperanza que no se la quisiera sacar)

Por supuesto pasamos la noche durmiendo ambas en la cama de hospital. Las enfermeras se sorprendían al entrar a darle la medicación, pero agradezco que nadie se metiera ni dijera nada. Ella durmió bien, no pidió ni siquiera el calmante extra que le tenían por si acaso. Estaba aliviada sin el dolor que la había agotado todo el día. La recuperación fue rápida, y si pasamos dos días en el hospital fue solamente porque se negaba a comer la comida que le daban, y sin comer no le podían dar el alta. Cuando le sacaron el suero y siguió sin comer más que galletas y zumo, el cirujano tuvo que convencer a las enfermeras que en casa comería mejor que allí y el miércoles nos dieron por fin el alta.

El alta con indicación de reposo…(aun me rio de eso) reposo del que no hizo ni caso, y el jueves ya corría, el viernes ya saltaba, y el sábado hasta se cayó de la cama por hacer el loco con su hermana. Pero no hemos tenido más síntomas (un 1% de los casos reinciden) y las heridas apenas se le notan.

Este post es mi pequeño homenaje a esta parte de la maternidad, a todas esas experiencias inesperadas y no siempre agradables que nos suceden como madres, y que hacen que el amor por nuestros hijos se haga (si se puede) aun más fuerte. 

¡Feliz semana!



Fuente: este post proviene de Asi piensa una mamá, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Crea tu propio cómic

El libro que quiero enseñarte hoy no es cualquier libro. Es un libro que nos enseñará a crear nuestro propio cómic. Hacía tiempo que tenía pendiente enseñarlo, porque desde que hace casi un año lo tra ...

Y uno ve la vida pasar

Como todo en la vida, quedarse encerrado en casa tiene sus pros y sus contras. Yo, de adolescente, me pasaba findes enteros en casa viendo tele o haciendo nada, por lo que no imaginaba que me costaría ...

No sé qué hacer

Mes del libro, pero no siempre los libros son para leer. En este caso, nos vamos a entretener en estas 125 páginas. Este libro, la verdad, nos ha venido como anillo al dedo en casa. No hay nada como u ...

Vlao, el peor vampiro del mundo

La familia Empalador es la familia de vampiros más tradicional del mundo, excepto por Vlad, un vampiro no tan típico, un vampiro a quien la da miedo la oscuridad y no le gusta la sangre! ¿puede ser un ...

Recomendamos

Relacionado

general en una tarde cualquiera entretenimiento ...

Reto #12sininternet…en una tarde cualquiera

Hace unos días, María de Viviendo con Peques, proponía por twitter que nos uniéramos al reto #12sininternet. El domingo 31 de mayo, 12 sin internet. Me uní sin pensarlo. Hacía tiempo que quería hacer un día “sin conexiones” y esta fue la excusa perfecta. Al contárselo al padre de las criaturas se apuntó también, así que si preguntarles apuntamos también a las niñas: ese domingo no hab ...

Conociendo Chile En una tarde cualquiera Salidas con niños ...

Una tarde cualquiera… en Granja Aventura

Hoy quiero descubriros otro rincón de la ciudad de Santiago al que vale la pena ir con niños. Esta tarde nos vamos a Granja Aventura, en la comunda de la Reina. ¿y qué es Granja Aventura? ¿qué encontraremos allí? Granja Aventura se autodefine como un parque entretenido con actividades de campo en plena ciudad. Yo añadiré que sencillamente puedes encontrar de todo. El atractivo principal son los an ...

general entretenimiento fotografia ...

En una tarde cualquier con un #Reto21DisfrutarConEllos de Otoño

Poco más de 21 días atrás desde el blog de Babytribu nos invitaba a sumarnos a la segunda edición del #reto21DisfrutarconEllos, un reto simple, que desarrolla la creatividad de pequeños y mayores (almenos la nuestra para encontrar 21 juegos distintos) y que nos ayuda a crear un hábito de pasar un rato cada día disfrutando con nuestros hijos. A mí personalmente este reto me encanta, ya me sumé en l ...

general eventos alimentación a demanda ...

Una tarde con Carlos González: Alimentación complementaria

Este pasado sábado la mamá jefa, el papá en prácticas y la pequeña saltamontes tuvimos la suerte de disfrutar en persona de una charla del reconocido pediatra Carlos González sobre alimentación complementaria. La conferencia, que tuvo lugar en el Hospital de Torrejón, se enmarca dentro de unas jornadas organizadas por la asociación Con Mirada de Niño que continuarán el próximo 24 de mayo con dos c ...

general planes con niños

DISFRUTA DE UNA TARDE CON NIÑOS EN THE MAGIC FOREST EN KINÉPOLIS (MADRID)

Con el frío y la nieve de los últimos días es cierto que cuando llega el fin de semana nos apetece estar en casa. Pero pasar un día entero con los niños en casa puede convertirse en una auténtica locura. Desde TRUCOS DE MAMÁS os proponemos un plan: Una tarde en The Magic Forest, un parque infantil situado en el complejo de cines Kinépolis de Madrid, donde pequeños (la edad recomendada es de 4 a 10 ...

Con las manos en la masa En una tarde cualquiera brownie ...

Una tarde cualquiera…en la cocina (y con la Q de Queque)

Que a la pequeña terremoto mayor cada vez le gusta más la cocina, está claro. Que cuando no sabe qué hacer me pide que hagamos muffins o queque o lo que sea, también. Y como desde que volvimos de vacaciones hemos entrado bastante en la cocina, os dejo algunas de las recetas que hemos hecho estos meses! Y aprovecho también para usar una palabra muy chilena, Queque (que sirve para magdalena o bizcoc ...

Compras Educación Ocio ...

Una idea para pasar una tarde genial con tus pequeños Masterchefs

Nos quedan un montón de días de Fiesta por delante, sin cole, y muchos de nosotros sin viajes a la vista. Y tampoco todos los días podemos salir de excursión ¿verdad? Así que hoy os traigo una idea genial para pasar una tarde entretenida con tus pequeños Masterchefs en casa: un videocurso con Fabián León (finalista de Masterchef) en el que aprenderéis cómo hacer una buena lista de la compra, recet ...

Salidas con niños Viajes imprevistos ...

Caos cotidiano en vacaciones – urgencias y deportes

El lunes os contaba como nuestro viaje de ida en las vacaciones no salió tan cronometrado como nos gustaría ahora que viajamos con las pequeñas terremoto. Bueno, pues siguiendo con el tema del caos cotidiano en vacaciones: ¿qué tal una visita a urgencias en vacaciones? No me puedo imaginar como debe ser irse a un destino algo más exótico con niños y tener que visitar un hospital. En estos momentos ...

general niños

Pasa una tarde con un bombero comiendo boniatos.

O con un policía atracando una pastelería o viviendo cualquier cosa que se te ocurra en ese instante. Estoy hablando del “Teatro de la improvisación” o de crear un momento mágico entre el público y los actores. Porque cuando ambos coinciden en una sala nadie sabe qué va a ocurrir. A esto se dedican Ignacio López, Ignacio Soria y Jorge Rueda. Los tres dirigen el Impromadrid Teatro. Ya l ...

general de 7 a 10 años (¿dónde está mi bebé?...) dándole vueltas... ...

Conversaciones Trascendentales en un Trayecto Cualquiera

Ya sabéis que el lugar en el que tenemos alguna de esas conversaciones que se tienen con los hijos, es el coche. No nos hacen falta trayecto largos, podemos seguir una vez alcanzado el destino, pero el coche nos impulsa a empezar a charlar. Sobre todo y de momento, es con ElMayor con quien las conversaciones son más "intensas". Eso sí, el grado de intensidad es inversamente proporcional ...