comunidades

Estudio revela que el autocontrol está ligado a que sean más felices en el futuro

En este canal de padres hemos hablado muchas veces de la necesidad de que la Inteligencia emocional se explique y se enseñe en las aulas, pero también en el día a día de los niños, en la familia, en las vacaciones,en las actividades extraescolares...Está demostrado: sin amor no somos nadie. Necesitamos querer y que nos quieran para avanzar en nuestro proyecto vital y, para ello, es necesario inculcárselo al niño desde la primera infancia. Ahora bien, ¿qué ocurre con los extremos? Efectivamente: que nunca son beneficiosos.

Un extremo de dar rienda suelta a nuestras emociones podría ser la falta de gestión de las mismas, la visceralidad e impulsividad, que podrían traernos consecuencias perjudiciales en nuestra persona y en cómo proyectamos nuestras relaciones con los demás. En este sentido, hoy me ha parecido ideal hablaros de un estudio que viene a reflejar que autocontrol e inteligencia emocional están íntimamente ligados y que juntos nos guían hacia un futuro próspero.



Un experimento que terminó de confirmar estas teorías fue el famoso 'experimento  Marshmallow' ' En él, se observó la reacción de varios peques, hace ahora 10 años (cuando tenían 4) frente a un mismo estímulo: un adulto les colocaba una sabrosa chuchería en un plato y les decía lo siguiente: 'Si sois capaces de esperar a comérosla 'x' minutos, os daremos una ración doble, ¿podréis?'

Imaginad ahora las reacciones de diferentes niños y niñas, todos de la misma edad. Pues, lógicamente, fueron variadas, pero todas ellas muy interesantes. Os dejo un vídeo que he encontrado en Youtube donde, además de mostraros las reacciones de los niños, se explica el por qué es necesario y constructivo fomentar el autocontrol en ellos:



Como veis, los niños que mostraron resistencia, a pesar de lo mucho que les costó no ceder a sus impulsos más primarios, al final, tuvieron ración doble ¡y mereció la pena, claro!

Pues bien, este estudio, siguió la evolución de todos los niños a lo largo de los años y comprobó que aquellos que demostraron poder esperar, entre otras cosas, resultaron ser mejores estudiantes, tener una buena relación con su familia, mostrar índices de inteligencia emocional en su día a día muy superiores a la de otros niños y, en definitiva, ser adolescentes más seguros, plenos y felices. 

¿Increíble? ¿Casualidad? No lo creo...hay otros muchos estudios que relacionan la capacidad del ser humano de autocontrolarse con el éxito en todos los aspectos. Pero, insistimos, autocontrol no es sinónimo de represión. 

¿Veis el matiz fácilmente? ¿Pensáis fomentar el autocontrol en los niños desde ya?

Os dejo con algunos tips exprés para ayudarles a ello. Vienen detallados en este artículo pero os los resumo:

- Sé siempre positivo/a delante de ellos
-Fomenta la motivación en ellos, siempre que puedas.
-Liberales de tentaciones en su lugar de estudio: juguetes, juegos..
-Practica con ellos la atención plena: atender es el origen del conocimiento
-Anímales a tener diálogos con ellos mismos y a reflexionar si han hecho las cosas bien o mal
-Comer bien es vital, como en todo. La glucosa es necesaria.
-El Mindfulness es necesario para desarrollar el autocontrol. Que los niños mediten desde pequeños es una garantía de ello.
-Paciencia, paciencia y más paciencia

¡Hasta la próxima! 

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos