Blog de fátima Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Hacer que tu bebé se ría es facilisimo


Imagen 0


La sonrisa de un bebé tiene un poder maravilloso. Además de ser muy contagiosa, puede levantar el ánimo de cualquier persona, sobre todo de sus familiares más cercanos, a los que seguro que se les ‘cae la baba’ cuando ven a su pequeño reir. Para el niño además es lo mejor del mundo, no hay nada como la felicidad, por lo que debemos fomentar con todas nuestras fuerzas estos ratitos de risa.

Puede ocurrir que tengas un bebé risueño, que sonría todo el tiempo; o, por el contrario, un bebé algo serio al que le cuesta echar a reir. Independientemente, con los juegos que hoy os proponemos conseguiréis que vuestros peques se lo pasen bien de forma muy sencilla, ¡a ver si los conocéis!

- ‘Aserrín, aserrán’: casi todos conoceréis este divertido juego. Se trata de sentar a nuestro pequeño en las rodillas, agarrarle las manitas y balancearle hacia delante y atrás, siguiendo el ritmo. Comprobarás como estallan fácilmente las risas de tu bebé.

- ‘Las mil y una caras’: no hay nada que atraiga más a los bebés que las caras de las personas. Acerca a tu pequeño a tu cara y ponle distintas caras (tristeza, alegría…), ¡les encanta!

- El escondite: coge un cojín o simplemente con las manos tápate la cara mientras tu pequeño te busca. Cuando lo retires y vea que sigues ahí se sentirá tan aliviado que se partirá de risa. Es un juego muy divertido a la par que sencillo.

¿A qué jugáis con vuestro pequeño?

Imagen: donnierayjones/flickr
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

alimentación bebés tareas sencillas facilisimo ...

Dar de comer a tu bebé es facilisimo

A veces, el temor que nos producen algunas cosas hace que parezcan más difíciles de lo que son en realidad. Un buen ejemplo se produce cuando tomamos la decisión de alimentar a nuestro bebé con comida más sólida que la lactancia, como puedan ser las papillas o purés. El 'terror' que nos produce que el pequeño rechace la comida, hace que nos pongamos más alertas de lo que suele ser necesari ...